Buscar este blog

sábado, 17 de julio de 2010

CONTRA-TIEMPOS (4)

Por Daniel Barragán (Alias Terraman)


-¡Cómo pude haberme olvidado!- Exclamó pesaroso el empresario Iraola, al tiempo que pisaba el freno y hacía detener el auto.

Miró atentamente el reloj, tomó su agenda y anotó en la misma:-

17.30 hs. Cita con el destino.


Satisfecho, guardó todo en la guantera y suspiro aliviado. Una de las cosas de las cuales invariablemente se jactaba era su buena organización.


-¡Ahora si!- Comentó feliz, mientras volvía a pisar el acelerador.


... y el auto continuó cayendo hacia el abismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario