Buscar este blog

lunes, 22 de agosto de 2011

CUANDO LOS "MUÑEQUITOS" DOMINABAN LA TIERRA

ERA UNA TARDE DE AGOSTO Y HACIA UN FRIO QUE PELABA LAS PATAS. SIN NADA MEJOR QUE HACER, ME CONSTRUÍ UNA MÁQUINA DEL TIEMPO Y VIAJE 70 MILLONES DE AÑOS EN EL PASADO PARA VER COMO VIVIAN LOS DINOSAURIOS, ANTES DE QUE CAYERA EL COMETA Y LOS COCINARA A TODOS.

POR SUERTE, ME LLEVE LA CAMARA Y PUDE SACAR ALGUNAS FOTOS DE ESAS BESTIAS DE UN PASADO REMOTO.

... Y NO ME PREGUNTEN PORQUE NO ME TRAJE NINGÚN RECUERDO, PUES SOY UN RESPETUOSO FIEL DE LOS CONSEJOS DE SUPERVIVENCIA EN EL CASO DE ATAQUE DE UN MONSTRUO GIGANTE - QUE USTEDES MISMOS PUEDEN LEER PINCHANDO AQUI -





sábado, 20 de agosto de 2011

¡¡EXTRA!! ¡¡EXTRA!! ¡YA SALIÓ EL ARGENZOMBIES # 2!

¡Olvidate de las pálidas que te aquejan día a día en este atribulado mundo todo lleno de gente chorreante de deliciosa vida!

¡Unite ya al creciente ejército de los muertos vivientes y ponele fin a tu suegra, suegro y esposa!

Ya salió el ARGENZOMBIES Número 2  y te vas a morir (literalmente) de la risa.

No te olvidés de pedirlo a tu sepulturero amigo.

Daniel Barragán (alias Terraman)



Si querés ver el primer ejemplar, pincha aqui

viernes, 12 de agosto de 2011

SOLANO LÓPEZ YA NO NOS PERTENECE

Por Daniel Barragán (Alias Terraman)


EN EL DÍA DE HOY HEMOS RECIBIDO CON PROFUNDA TRISTEZA LA NOTICIA DEL FALLECIMIENTO DE UNO DE LOS DIBUJANTES MÁS “GROSSOS” DE LA HISTORIETA NACIONAL: FRANCISCO SOLANO LÓPEZ.

HABLAR DE ESTE CREADOR ES HABLAR DE LAS MISMÍSIMAS RAICES DE LA HISTORIA DE LOS COMICS EN LA ARGENTINA.

JUNTO AL MAGISTRAL HECTOR GERMÁN OESTERHELD (MUERTO DURANTE LOS AÑOS OSCUROS DE LA DICTADURA MILITAR) LLEVARÍA A LAS PÁGINAS DE MUCHAS PUBLICACIONES VERNÁCULAS CREACIONES COMO BULL ROCKET, MARCIANEROS, JOE ZONDA, RUL DE LA LUNA Y ERNIE PIKE.
PERO, SIN LA MENOR DUDA, SU MAYOR OBRA SERÍA AQUELLA EN DONDE NUESTRA BUENOS AIRES ERA ASEDIADA POR UNA TERRIBLE INVASIÓN INTERPLANETARIA, LA CUAL SERÍA CONOCIDO CON EL BIZARRO NOMBRE DE EL ETERNAUTA.

EN ESTA HISTORIA, SIMPLES SERES HUMANOS LLENOS DE MIEDOS Y RODEADOS POR LA MUERTE INMINENTE, UNIRÁN SUS FUERZAS PARA DETENER LA ACOMETIDA DE LOS CASCARUDOS, GURBOS, MANOS Y LOS UBICUOS ELLOS QUE, DESDE LAS SOMBRAS, DIGITAN LOS DESTINOS DE TODA LA HUMANIDAD. TODO ESE UNIVERSO FUE PLASMADO DE MANERA SOBERBIA POR ESTE DIBUJANTE, CON UN CONTRASTE DE BLANCOS Y NEGROS SUMAMENTE ADECUADOS PARA LO OSCURO QUE RESULTABA LA NARRACIÓN.
EN AÑOS POSTERIORES TRABAJARÍA EN SOLITARIO, PERO FINALMENTE VOLVERÍA A UNIR SUS FUERZAS CON OERSTERHELD PARA DESARROLLAR UNA CONTINUACIÓN DE EL ETERNAUTA. DE CARÁCTER MAS PANFLETARIO (DEBIDO A QUE OESTERHELD YA MILITABA CON LOS MONTONEROS) ESTA OBRA NO ESTUVO A LA ALTURA DE SU PREDECESORA, PERO AUN ASÍ SE APRECIA EN ALTO GRADO LA IMPRONTA DE ESTE MAESTRO.


ENTRE OTRAS GRANDES OBRAS QUE SALIERON DE SU PLUMA PODEMOS NOMBRAR A SLOT BARR (JUNTO A RICARDO BARREIRO), ANA, HISTORIAS TRISTES, MINISTERIO, CALLE CORRIENTES (CON GUILLERMO SACCOMANO) Y EL MAGNÍFICO POLICIAL EVARISTO.

JUNTO A PABLO MAIZTEGUI RETORNA AL MUNDO DE EL ETERNAUTA CON UNA SERIE DE HISTORIAS DE VARIADA CALIDAD ARTÍSTICA Y CREATIVA.

UN MALDITO ACV (QUE FUE MAS MORTAL QUE UNA NEVADA O UN GURBO DESBOCADO) HIZO PRESA DE SU CUERPO MORTAL, TRANSPORTÁNDOLO DE MANERA DEFINITIVA A ESE ESCONDIDO UNIVERSO EN DONDE LOS GRANDES QUE SE HAN IDO AUN CONTINUAN RECREANDO NUEVOS Y MISTERIOSOS UNIVERSOS.

UNIVERSOS QUE PODRÍAN SER EL MISMO POR EL CUAL ESTAMOS PEREGRINANDO EN ESTOS MOMENTOS.

lunes, 1 de agosto de 2011

CAPITÁN AMÉRICA –EL PRIMER VENGADOR-

AMERICAN GÜAY OF LAIF
Por Daniel Barragán (Alias Terramán)


Editado en marzo de 1941 por la editorial Timely Comics, el Capitán América probablemente habría sido uno más de los tantos superhëroes nacidos bajo la égida del exitoso Superman de Siegel y Shuster, si no hubiera sido por los solidos guiones y los atrevidos dibujos realizados por los geniales Joe Simons y Jack “The King” Kirby, los cuales se encargaron de imprimirle al personaje una dimensión que lo destacaría por encima del resto de las creaciones de similar factura.

Prueba de ello es el primer número de la serie, en cuya portada podía verse al Capi pegándole una trompada ¡al mismísimo Adolph Hitler!
El fin de la guerra y el inicio de una nueva era que parecía aun más oscura trajo consigo el comienzo de la decadencia de la edad de oro de los comics de superhéroes que se disfrazaban con estrafalarios trajes y se dedicaban combatir a los espias, saboteadores y soldados nazis. Todo ello llevó a que el Capitán America poco a poco fuera sumiendose en el olvido.
Pero, a pesar de las señales inequívocas de ello, el gran luchador por la libertad no estaba para nada muerto.
A principios de la década del 60, un tal Stan Lee y un ya veterano Jack Kirby trajeron al ruedo un nuevo tipo de superhéroes muy particular que lograrían hacerle sombra a la por entonces poderosa editorial DC, creando todo un universo lleno de acción y una desbordante fantasía, aunada a los problemas típicos de los tiempos que les había tocado en suerte.

Había dado inicio la era Marvel.
Personajes disfrazados y llenos de conflictos personales; como Los Cuatro Fantásticos, Spider-Man, Ironman y Thor; debieron medir sus fuerzas contra bizarros supervillanos de la talla de El Duende Verde, El Mandarín, Galactus y el mismísimo dios Loki en una Nueva York totalmente real. Como es de suponer, el éxito no se hizo esperar.
Entusiasmados por todo esto, Stan y Jack trajeron nuevamente a la vida al casi olvidado Capitán América, que hizo su reaparición en The Avengers N° 4, transformándose en poco tiempo en una de las bazas más importantes de la casa de las ideas.
Luego de muchos ires y venires, tanto en los comics como en otros medios masivos (¿se acuerdan de los dibujitos duros de la Marvel?) tendríamos que esperar pacientemente hasta el año 2011 para poder ver por fin a este héroe en las pantallas cinematográficas.

… y realmente valio la pena esperar todo ese tiempo.

La película da inicio en nuestro presente con el descubrimiento de una nave misteriosa enterrada en el hielo, en cuyo interior es encontrado un cuerpo congelado. 

Inmediatamente, nos vemos trasladados a los inicios de la segunda guerra mundial, en donde el malvado jefe de la organización Hydra (división científica de la Alemania nazi), conocido con el apodo de Craneo Rojo (Hugo Weaving), se apodera del Tecseracto de Odín –que no es otro que el Cubo Cósmico de los comics- el cual será usado para la construcción de armas de alta tecnología que ayuden al Tercer Reich a ganar la guerra. Concientes de ello, los estadounidenses desarrollan un proyecto con el fin de crear supersoldados que sean capaces de detener totalmente al mal que se avecina.

El destinatario de este experimento es un alfeñique de 44 kilos con bracitos de vainilla llamado Steve Rogers (Chris Evans) que, gracias al suero del doctor Abraham Erskine (Stanley Tucci) y a la tecnología aportada por Howard Stark (Dominic Cooper), se verá transformado en un poderoso defensor de la libertad, la justicia y el estilo de vida americano.

La película destila la creatividad de Kirby por todos los poros, con unos efectos especiales bastante bien realizados y una ambientación que nos hace recordar a los antiguos seriales que daban en las funciones cinematográficas de las décadas del 40 y del 50, pareciéndose más a un comic o una novela pulp que a una película en si.
Las influencias de Indiana Jones y los videojuegos como el Wolfenstein o Call of Duty se ponen de manifiesto en muchas de las escenas de acción. También son infaltables las numerosas referencias al universo Marvel y su conexión con las otras películas de la casa -como simples ejemplos podemos citar al Cubo Cósmico, el Vibranium, Los Howling Commandos o la presencia del padre de Tony “Ironman” Stark, cuyo parecido con el legendario millonario Howard Hughes es innegable- que dotan al film de cierta credibilidad dentro de la fantasía que nos quieren presentar.

La alta tecnología (tanques gigantes, armas de rayos y aviones a reacción) se mezclan con la más pura acción de las viejas películas bélicas, con personajes interesantes y entretenidos, producto quizá de los ajustados guiones que estuvieron a cargo de Christopher Markus y Stephen McFeely, los cuales supieron dosificar con acierto los momentos de gran vértigo narrativo con los impasses que se generaban entre los mismos.

La dirección estuvo a cargo de Joe Johnston, entre cuyos créditos podemos nombrar a Parque Jurásico III, Jumanji, Querida encogi a los chicos y la casi olvidada (pero querible) Rocketeer. Aparte de los anteriormente nombrados, el film contó con la actuación de Hayley Atwell (Peggy Carter), Sebastian Stan (“Bucky” Barnes), Tommy Lee Jones (Cnel. Chester Phillips), Richard Armitage (Heinz Kruger), Toby Jones (Dr. Armin Zola), Neal McDonough (“Dum Dum” Dugan), Derek Luke (Gabe Jones) y Kenneth Choi (Jim Morita).
Por supuesto, no podemos olvidarnos de la banda sonora, que estuvo a cargo del gran maestro Alan Silvestri (Volver al futuro, El Abismo, Van Helsing y muchas otras producciones)

Capitán America –el primer vengador- es un digno producto cinematográfico para ser visto con un balde de pochoclo y una cocucha extragrandes, junto a ese pibe que mora dentro de todos nosotros y que todavía tiene la capacidad de maravillarse.

¡Y por favor, señores críticos “intelectuales”, dejen por un momento de lado esa boludez de que es un héroe que representa la ideología capitalista muy alejado de nuestro hacer nacional y otras paparruchadas por el estilo! ¡Es una película divertida y basta!

Un consejo final: Quédense hasta el final de todo, pues hay una sorpresa que los va a dejar recontraenganchados.

“This is the end”


GALERÍA DE IMAGENES
Pinchá sobre las mismas para ver su tamaño original