Buscar este blog

domingo, 25 de diciembre de 2011

EDUARDO BARRETO: Otro grande que se nos fue


En un año que no termina nunca y que parece una suerte de prólogo del fin del mundo que nos han anunciado los Mayas para el 2012, me vengo a enterar que el 15 próximo pasado se nos fue para siempre otro de los grandes maestros del inagotable mundo de los comics: Eduardo Barreto.
Si tengo que decir algo de la labor creativa de este gran dibujante uruguayo tendría que hablar sobre una buena parte de los grandes personajes a los cuales hemos tenido acceso durante toda nuestra vida.
Entre todo ese maremágnum de comics podemos nombrar The New Teen Titans, Atari Force, The Shadow Strikes, DC Comics Presents, Superman: Speeding Bullets (1993), Under a Yellow Sun (1994) y Lex Luthor, the Unauthorized Biography (1989), Elvira, Mistress of the Dark de Claypool Comics, The Long Haul (2005) de Oni Press, Marvel Knights de Marvel, y Aliens vs. Predators, Indiana Jones, The Escapist de Dark Horse y Judge Parker.
Yo tuve el privilegio de conocerlo hace unos cuantos años en una de las ediciones del lamentablemente extinto Fantabaires y me pareció un tipo macanudo. Como una suerte de respetuoso homenaje tardío de este blog, me permito colocar el dibujo de Superman que me hiciera mientras charlaba con él.

sábado, 24 de diciembre de 2011

MAL QUE NOS PESE... LLEGO LA NAVIDAD

(y encima un año nuevo)


Como si se tratara de una indefectible y siniestra marea espacio-temporal, otro fin de año nos está cayendo encima con sus virtudes y defectos. Atrás dejamos amigos fallutos, compañeros de trabajo a los que les importa un bledo tus pesares, novias/novios que te rompen las bolas, esposos/esposas que también te rompen las bolas... pero con papeles, hijos sin alma que lo único que piensan es en hacer el amor o emborracharse hasta la ceguera... con el sudor de TU laburo, jefes fríos que te hacen trabajar hasta deslomarse y cuando llegan estas fechas te compran con un sanguche de miga y una sidra de tres pesos, colectiveros, taxistas, camioneros, ciclistas y peatones que se creen los dueños de la calle y muchas monstruosidades más que aquejan tu pobre humanidad.

Pero, a pesar de todo ese gris presente, sentís que en tu corazón anida una llama imperecedera que te llena de dicha y gozo por la vida... y es así como ves a tu prójimo como un hermano.

Lo lamento mucho por vos, ya que tus posibilidades de supervivencia cada vez se hacen más pequeñas.

Es por eso que te digo infeliz sobreviviente, con mucha sorna de mi parte...

¡FELIZ... FELIZ NAVIDAD Y UN PROSPERO AÑO NUEVO! 

¡¡JO JO JO JO!!