Buscar este blog

lunes, 30 de enero de 2012

EL LADO OSCURO DE LOS COMICS (I)

Los villanos en el mundo de los comics de superhéroes
Por Daniel Barragán (Alias Terramán)

JOKER Y HARLEY QUEEN
Un héroe es lo que es no solo por sus buenas acciones y su sentido del deber. Las cualidades de los mismos se verán únicamente exaltadas ante la presencia de un buen contrapunto. Esa antítesis de la bondad estará encarnada por el mal, el que se vera reflejado en la figura de ese personaje tan conocido como villano.

En sus inicios, durante la Edad de Oro de los comics, los superhéroes de turno ponían a prueba sus habilidades especiales ante malvados de poca monta como ser políticos y empresarios corruptos, gángsters, saboteadores y espías, que poco podían hacer ante tan poderosos oponentes. Debido a ello, esas premisas argumentales corrían el peligro de llevar al aburrimiento a los lectores, pues resultaban un pobre desafío para sus incomparables habilidades.

Lentamente, los enemigos de los superhéroes fueron tornándose mucho más poderosos y peligrosos. Un ejercito de bizarros personajes fueron poblando las paginas de los cómics, casi siempre en un vano intento de destruir a su odiado enemigo mediante locos y estrafalarios planes.
THANOS
Fue así que el éxito de los cómics se vio nuevamente asegurado.

Actualmente, los villanos ocupan un lugar de suma importancia en las revistas de historietas, teniendo incluso motivaciones y perfiles de personalidad mucho más interesantes que los mismísimos personajes que supuestamente son los protagonistas principales.

¿A que se debe todo esto?

HELLFIRE CLUB
No cabe dudas que a todos nos fascina por igual el lado oscuro del alma humana. Todos poseemos una veta malvada en lo mas profundo de nuestro ser. 

A todos nos gustaría agarrarnos a tiros con alguien muy odiado, o pisarle la cola a un perro por pura diversión o tocar el timbre y salir corriendo. Quizá el único freno a esa maldad que mora en nosotros es la posibilidad de que nos atrapen cometiendo el ilícito. O sea, el miedo a pescarnos in fraganti.

A veces creo que si no fuera por eso...

Pero volviendo al mundo del cómic, les cuento que la galería de villanos presentes en ellos es tan numerosa como variada. A fin de poder ordenar coherentemente a tan enorme cantidad de malosos, me remito a una clasificación dada por la revista Wizard hace unos cuantos años, a la que agregué una serie de modificaciones personales: -

A- Ladrones De Poca A Mediana Monta


EL ACERTIJO
Por supuesto, vamos a comenzar nuestro periplo por el lado oscuro por el escalón más bajo del escalafón de los chicos malos.

Estos tipos se sienten conformes con asaltar un supermercado o un banco, pues al no poder conquistar al mundo se conforman con intentar robarlo. A pesar de que casi siempre fallan, persisten en sus intentos por hacerse de unos pesos y su vida criminal se reduce únicamente a esta suerte de mediocridad sin el más mínimo sentido que el joder al prójimo.

Por lo general es gente común provista de un dispositivo o artefacto especial, casi siempre robado o prestado por algún villano de mayor importancia, y en el peor de los casos poseen algún atributo de poder un tanto ridículo.

En realidad, son tan solo patéticos personajes que están pidiendo atención y notoriedad o que simplemente quieren hacer plata fácil (podrían presentarse en la Argentina como candidatos políticos o como jurado en los programas de Tinelli).

CATWOMAN
Dentro de este grupo podemos mencionar a:-

- El Buitre (The Amazing Spider-Man #2 -1966-)

- Catwoman (Batman Nº 1 -1940-)

- El Acertijo (Detective Comics Nº 140 -1948-)

- El Amo de los Espejos (The Flash Nº 105 -1959-)

- El Mayor Desastre (Green Lantern Nº 43 -1966-)

- Hydroman (Amazing Spiderman Nº 212 -1981)

- El Capitán Boomerang (Flash Nº 117 -1960-)

Sus nombres lo dicen todo, aunque de entre toda esta caterva de ridículos cacos únicamente me dejaría robar por la sensual mujer gato (miauuu!!!).


B- Señores Del Crimen:

Son ese tipo de potentados que suelen aparecer en los diarios y en la televisión como filántropos, pero en cuyo seno se esconde el mal en todo su poder.


KINGPIN
Son personajes hábiles, astutos y manipuladores, cuyo mayor defecto es su gran ego y su terrible deseo de poseerlo todo. No luchan contra el sistema establecido, pues ellos son el sistema.

Sus ambiciones van mas allá del dinero, pues en realidad son movidos por la sed de poder, un hecho que los transforma en villanos de clase mundial. Sus motivaciones no pasan por el simple hecho de combatir al héroe de turno, pues en realidad se caracterizan más por manipular eventos y personas, pero si este se pone en el camino de sus ambiciones... ¡pobre de ellos!

Entre los muchos villanos que conforman este grupo podemos nombrar a:-

- Lex Luthor postcrisis: enemigo declarado de Supermán y dueño absoluto de los destinos de los habitantes de la ciudad de Metrópolis (Man of Steel Nº 4 -1986-)

- Kingpin: un poderoso lider mafioso, que en un principio luchaba a brazo partido con el Hombre Araña (The Amazing Spider-Man Nº 50 -1967-) y que  luego se transformaría en la némesis de Daredevil (Daredevil Nº 170 -1981-)


LEX LUTHOR POST-CRISIS

- El Pingüino (Detective Comics Nº 58 -1941-) 

- Jason Wynn (Spawn Nº 1 -1992-)

C- Los Locos

JOKER
Son personajes que han perdido contacto con la realidad. Sus pasos los llevan peligrosamente por el filo de la locura, atrayendo hacia sí todo el mal posible.

Sus motivaciones se ven potenciadas por la presencia de los héroes que los combaten, en una suerte de perversa relación de odio y amor, que nos hace cuestionar si no serán estos últimos una suerte de agente catalítico de esas conductas desequilibradas.

Los sangrientos crímenes que cometen solo tienen sentido en esos mundos privados en que se han sumergido.

El ejemplo más representativo de este grupo es sin lugar a dudas el príncipe payaso del crimen: El Joker (o Guazón), cuya siniestra locura viene deleitando al lector desde hace más de 70 años (Batman Nº1 -1940-).

Entre otros "loquitos" peligrosos podemos citar a:-

- Venon: un simbionte extraterrestre enemigo de El Hombre Araña (The Amazing Spider-Man Nº 299 -1988-)

VENON
- Carnage: un psicópata asesino de similares características que el anterior (Amazing Spider-man Nº 3591992-)

- Scarface: ¿Se imaginan a la rana René desencadenada? Un simple muñequito de madera que le hace la vida imposible a Batman (Detective Comics Nº 583 -1988-)

- Kid Miracleman: una suerte de versión psicópata del Capitán Marvel ingles (Miracleman Nº 1 -1985-)

- El Espantapájaros (World's Finest Comics Nº 3 -1941-)

- Toyman: al principio un tonto enemigo de Supermán, que usaba juguetes de alta tecnología para cometer sus crímenes, y que más tarde se transformaría en un asesino de niños (Action Comics Nº 64 -1943-)

- Harley Queen: la psicópata noviecita del Joker que tendría su origen en los dibujos animados de Batman -Joker´s Favor- para luego pasar a las páginas de los comics (Harley Queen Nº 1 -1999-)
DUENDE VERDE
- Duende Verde: un desquiciado empresario (Norman Osborn) que se transforma en el gran enemigo del Hombre Araña (Amazing Spiderman Nº 14 -1964-)

D- Defensores Políticos


RED SKULL
Estos seres habitan en una zona gris intermedia, pues sus motivaciones corren por cuenta de sus creencias religiosas, políticas y/o sociales.

Por lo general son fascistas y fanáticos que no aceptan la opinión de los demás e imponen, por la fuerza o la mismísima muerte, sus propios ideales. Viven inmersos en sus cruzadas (erradas o no) que los aisla de la realidad mundial, motivo que los transforma en enemigos declarados de la humanidad.

En el mundo de la cultura de los cómics son representaciones iconográficas de todo lo que esta contra la democracia y la libertad del pueblo norteamericano.

Podemos citar a:-


ANARKY
- Red Skull: agente nazi que lucha contra el Capitán América desde la segunda guerra mundial (Captain America Nº 1 -1941-)

- Anarky (Detective Comics Nº 608 -1989-)

- El Capitán Nazi (Master Comics Nº 21 -1941-)

- KGBestia: arma humana rusa, que lucha contra el hombre murciélago (Batman Nº 417 -1988-)

- El Mandarín: representación inequívoca del peligro amarillo y enemigo de Ironman (Tales of Suspense Nº 50 -1964-)

E- Conquistadores Mundiales

Son una suerte de amalgama de los dos anteriores: quieren imponer sus reglas y a la vez tener un poder absoluto.
DOCTOR DOOM
Por lo general sus planes (ya sean religiosos o políticos) son a largo plazo. Pero, para su desgracia, estos planes serán detenidos a último momento por aquel héroe que descubra sus siniestros proyectos.

Son personajes sumamente poderosos y que se destacan por su gran inteligencia.

RA´S AL GHUL
Como ejemplos de este ítem tenemos:

- Doctor Doom: gobernante del país imaginario de Latveria, con aspiraciones de dictador mundial y enemigo de Los Cuatro Fantásticos (Fantastic Four Nº 5 -1962-)

- El Barón Zemo (Avengers Nº 4 -1964-)

- El Líder (Tales to Astonish Nº 62 -1964-)

- Apocalipsis (X-Factor Nº 5 -1986-)

- Ra´s Al Ghul: su inmortalidad y gran inteligencia lo han transformado en un gran enemigo de Batman (Batman Nº 232 -1971-)

- El Hermano Sangre (New Teen Titans Nº 21)

- Kobra (Kobra Nº 1 -1976-).

CONTINUARÁ...

SOMOS UNAS CHICAS TAN MALAS, QUE SI NOS TOCÁS TE VAMOS A MANDAR A LA... SEGUNDA PARTE DE ESTE MEGAINFORME

sábado, 21 de enero de 2012

UNA SERIE CON POCAS PULGAS

Por Daniel Barragán (Alias Terramán)
En un Hollywood intrascendente, lleno de guiones flojos, remakes insoportables y efectos especiales grandilocuentes que se comen a los mismísimos actores, la televisión de ese “gran” país de norte que hemos aprendido a odiar y amar por partes iguales, se ha encargado de traernos aires vivificantes que se encargaron de alejarla del cada vez más creciente aburrimiento creativo que impera en la pantalla grande.
Series como Lost, The Big Bang Theory, Los Simpson, Dexter, Dr. House, The Walking Dead, Padre de Familia y muchas otras delicias se encargaron de revitalizar diferentes géneros temáticos, que iban desde el humor zarpado hasta el más indecible de los horrores, con guiones inteligentes y personajes carismáticos llenos de una elaborada complejidad que muchas veces los terminaba transformando en antihéroes e, incluso, villanos de la peor calaña.
Con mucho menos presupuesto, pero con muchas ganas de contar cosas novedosas… o por lo menos más interesantes, la famosa caja boba le fue ganando la pulseada a las grandes producciones cinematográficas repletas de grandes tanques comerciales sin el menor contenido.
Tal es el caso de Wilfred, el peor amigo del hombre, una muy bizarra serie que parece destinada a convertirse en un auténtico objeto de culto. Estrenada el 23 de Junio del 2011, la misma es una adaptación de una comedia televisiva homónima que fuera producida por la emisora SBS de Australia… y realmente no tiene ningún desperdicio.
La historia se centra en la gris y vacía existencia de Ryan (Elijah Wood), un ex abogado drogadicto que, luego de vivir un colapso nervioso que lo lleva casi al suicidio, recibe la visita de su bella vecina Jenna (Fiona Gubelman) que le pide el favor de cuidar a su perro mientras ella se dedica a atender su trabajo en una cadena televisiva. Menuda sorpresa se lleva el protagonista, cuando se da cuenta que el mentado perro no es otro que Wilfred (Jason Gann)… ¡Un tipo disfrazado de perro y que tan solo él lo ve como tal! Es así como dará inicio a un largo periplo de locuras que pondrá de cabeza la vida del sufrido Ryan.
La serie no tiene ningún desperdicio, ya que sus ajustados guiones destilan un humor que va desde lo ácido hasta lo negro, desnudando sin piedad la oscura condición humana y el particular universo en el que se desenvuelven nuestros amigos de cuatro patas.
Elijah Wood, sobradamente conocido como el inolvidable Frodo de El Señor de los Anillos, se encarga de interpretar a la perfección a un auténtico fracasado que, inútilmente, intenta encajar en una sociedad que le resulta muy difícil de comprender. Usado por todos aquellos que lo rodean, este pobre infeliz ve pasar la vida a través del espeso humo de la marihuana que fuma de manera casi constante, el único modo de poder sobrellevar su gris existencia.
Por el otro lado Jason Gann, que ya interpretara al mismo personaje en su versión australiana de la cual fuera su co-creador junto a Adam Zwar y Tony Rogers, realiza una magistral actuación encarnando a un perro drogón, perverso, maquiavélico y lleno de fantasías mesiánicas sobre su razón de ser en este mundo. Su retorcida comprensión de cómo son las cosas de la vida, se encarga de meter en numerosos problemas al pobre Ryan, quien ha visto en este “canino” tan particular al único amigo que lo puede llegar a comprender e incluso salvar de su estado depresivo.
Junto a este dúo tan particular, esta producción cuenta con las actuaciones de Dorian Brown (Kristen, la insoportable hermana de Ryan), Ethan Suplee (Spencer), Chris Klein (Drew, el novio de Jenna), Rashida Jones (Lisa), Mary Steenburgen (madre de Ryan), Dwight Yoakam (Bruce, el misterioso ¿amigo? de Wilfred), Rhea Perlman (Mittens, una mujer vestida de gato que es amiga de la madre de Ryan) y, por supuesto, Oso (un muñeco de peluche que satisfará las necesidades eróticas de este libidinoso perrito).
La versión norteamericana fue adaptada por David Zuckerman (Family Guy y American Dad) y fue producida por FX Productions, St. Western Films, Starline Entertainment y Fox Television Studios.
¿Existe realmente este hombre disfrazado de perro o es simplemente el producto de una mente atiborrada por las drogas? Para poder saberlo, les recomiendo poner el canal FX y comprobar la calidad de magnífica serie que, como dije más arriba, está destinada a convertirse en un auténtico clásico.
Como epílogo, tan solo me queda citar una frase del gran filosofo canino argentino: “¡Que lo parió!”

miércoles, 11 de enero de 2012

-MITOCOMICS: SANDMAN

SUEÑOS DE UNA NOCHE EN BUENOS  AIRES


Por Daniel Barragán (alias Terramán)
-Publicado originalmente en la Revista Floresta y su Mundo. Corregido y aumentado para la presente publicación-

Cae la noche.

Y con la noche, el sueño va invadiendo nuestras vidas de manera solapada.

Y es así como nuestra mente, agotada por las dificultades diarias, se colapsa en una suerte de implosión hacia la parte más oscura de nuestra conciencia. En esta mezcla de imágenes, reales o no, nuestras más extrañas y locas fantasías pueden verse realizadas.

Pero si mirás atentamente -en algún rincón de un mítico castillo hecho con piel humana... o bajo un árbol que canta una extraña canción... o volando cerca de ti, oculto por una nube de color verde- quizá puedas vislumbrar una presencia de rostro pálido y oscuras vestimentas, cuyos ojos nos hablan de profundos e insondables abismos.

Su nombre son muchos y también son uno solo...

Él es Oneiros... Morpheus... El Arenero... El Señor de los Sueños...
The Sandman fue uno de los títulos más emblemáticos de la línea Vértigo, una especie de subsidiaria de la Editorial DC iniciada en 1993 que se encargó de desarrollar historias en una forma audaz y renovadora, un hecho que las alejaría de la corriente superheroica propia de esa editorial. Entre los títulos más importantes que se pueden citar, tenemos a La Cosa del Pantano, La Patrulla Condenada, Shade, The Sandman, Hellblazer, Los Libros de Magia, Preacher, Mr. Punch y otras exquisiteces de gran calidad que fueron recibas con beneplácito por los lectores.

NEIL GAIMAN
Esta libertad de acción permitió que ciertos personajes ya olvidados volvieran al ruedo, al dotarlos de una nueva dimensión que los tornó más interesantes para el público lector. Esto generó una nueva camada de guionistas y dibujantes lograron mezclar la aventura, los superhéroes y la fantasía con temas de actualidad,  que inmediatamente los llevaron a ser catalogados como cómics para un público adulto, según lo especificado por las normativas del Comics Code Authority.

Uno de los mas favorecidos sería The Sandman (1988) el cual fue creado por Neil Gaiman, que se encargó de dar vida a un nuevo personaje tomando como referencia a un oscuro héroe que fuera famoso durante la Edad de Oro de los cómics.

Este guionista nació en 1960 en la ciudad de Polchester (Inglaterra), para luego trasladarse y crecer en Sussex. A principios de los años 80 ingresó al campo periodístico como crítico literario y cinematográfico en The English SF Foundation, Time Out y otras publicaciones de habla inglesa.

Durante esa época, bajo el alentador consejo de Alan Moore, comenzó a escribir para la revista 2000 AD y en 1986 conocería al ilustrador Dave Mc Kean. Juntos se abocaron a la creación de una historia para la revista Borderline, que con el tiempo se convertirá en la conocida Violent Cases (la cual fue serializada por la revista Escape, para más tarde ser recopilada en un tomo único).

Llega el año 1987 y junto con Mc Kean se pone en contacto con la Editorial DC, a través de su coordinadora Karen Berger, siéndole encargada la realización de una miniserie en tres partes llamada Black Orchid (1988) una olvidada superheroina de esa editorial. Esta muy personal obra le permitió (junto a Sam Kieth) el poder ingresar al mercado norteamericano a fin de poder crear  su mayor y más largo cómic, que sería conocido como The Sandman.

Su mente, maravillosamente enferma, maquinó una de las tramas más increíblemente perfectas en lo que respecta al cómic de tipo fantástico. Para poder entender a Sandman y su particular mundo debemos adentrarnos en las entrañas del sueño mismo. Tendremos que sumergirnos en lo más profundo de nuestras oscuras pesadillas, para ir develando poco a poco su oscuro misterio.

He aquí su historia...

Sandman es uno de los Endless (Eternos) que, junto a sus hermanos Destino, Deseo, Desesperacion, Delirio, Destrucción y Muerte, influyen en mayor o menor grado la vida de los mortales… o al menos es lo que creen ellos.

Según los mitos europeos El Arenero es el encargado de echar, sobre los ojos de los seres humanos, la arena mágica que los llevará al mundo de los sueños. Tal es el destino de tan particular personaje… conducirnos a través de los laberínticos vericuetos que se encuentran muy lejos de nuestro pobre entendimiento.

Poder explicar en pocas palabras todo lo que significa este cómic resulta bastante complejo y difícil, pues las historias que se narran en el mismo se entretejen en una apretada trama que, cual misterioso telar de Penélope, parece no tener fin. 

En un principio figuran como historias cortas de entre dos y seis números pero, como si fueran entidades vivas, estos relatos van y vienen a lo largo del gran cuento que el maestro Gaiman va desarrollando a lo largo de los 75 números que conforman esta tan singular colección.

Nosotros creemos ver una hoja... cuando en realidad hay todo un bosque tras ella. Su narración es el desarrollo de la existencia misma de la humanidad: el nacimiento... la vida... y la muerte son sus pilares fundamentales.

Pero contemos las cosas desde un principio, que es sólo la continuación de una historia anterior.

Todo comienza en los años treinta, cuando un supuesto Gran Magus (Roderick Burgess), intenta someter a la Muerte mediante el uso de artes diabólicas. Por error, atrapa al Señor de los Sueños, que se presenta como una figura pálida y fantasmal.

Original realizado por Quique Alcatena
y, por supuesto, dedicado a mi persona

En su egoísmo, Burgess encierra en un círculo místico al Eterno, lo despoja de sus herramientas de poder (un casco, un rubí y una bolsa de arena mágica) y lo confina por 60 años. Durante ese lapso se producen muchas alteraciones en nuestro mundo y en El Soñar (el reino de Sandman), hechos que trastocarán las vidas de muchos de los implicados en esa compleja trama. 

Cuando el extraño prisionero por fin logra liberarse, iniciará una larga búsqueda del poder que perdiera tiempo atrás. Este peregrinar también lo llevará a encontrarse a sí mismo y su destino final.

Esto es solo el génesis de un fantástico mundo en el que los personajes y lugares de las más variadas especies se hacen presente, cobrando incluso una mayor importancia que el mismísimo Sandman.

Tal es el caso de Muerte (La hermana mayor encarnada en una bizarra adolescente), el Reino de las Hadas, El Corintio, William Shakespeare, El Campo del Violín, el Doctor Destino, Las Benévolas, Hob Gadling (el inmortal por cuenta propia), Rowland y Paine (Los niños detectives muertos), Hettie la loca, Cain y Abel, los Amos del Orden y del Caos, el Dios Loki, la Posada del Fin del Mundo, el Sandman de los años treinta, el de los años sesenta, el nuevo Señor de los Sueños, Lucifer Morningstar (con un infierno y todo) y una larga lista de extraños compañeros de travesía.
Toda esta obra fue ilustrada por insignes dibujantes de la talla de Kelley Jones, Mike Dringerberg, Sam Kieth, Mike Zulli, Charles Vess, Kevin Nowlan, Marc Hempel, Teddy Kristiansen, Bryan Talbot, Alec Stevens, John Watkiss, Jill Thompson, P. Craig Russell, Richard Case, Shea Anton Pensa, Mark Buckingham, Dick Giordano, Steve Leialoha, Gary Amaro, Tony Harris, John Muth, Shawn Mc Manus, Stan Woch, George Pratt y Coleen Doran, entre otros.
 
Las portadas, a cargo de Dave Mc Kean, son verdaderas obras de arte en su composición estética y logran conceptualizar a la perfección el mundo onírico descripto por Neil Gaiman, otorgándole un toque de lujo a esta afamada serie.

Durante la convención Fantabaires 98, realizada en la Rural de Palermo, los fans tuvimos la oportunidad de conocer a este auténtico creador. Un señor toda seriedad y vestido de negro, que resultó ser un tipo macanudo a la hora de contestar hasta las preguntas más estúpidas que le formuló la multitud de comicadictos que se habían reunido para verlo, oírlo y, por que no, adorarlo.

Durante una de las conferencias, este humilde cronista tuvo la oportunidad (¡Gracias Andres Accorsi!) de poder hacerle una pregunta: -

-Es evidente que Sandman es una especie de cuento grande que no tiene ni principio ni fin... ¿La creación de esta historia es producto de un plan previamente concebido o sencillamente fue un monstruo que se le escapó de las manos?

-Es un poco de las dos... obviamente tenia planeada una historia general. Es más o menos como cuando uno planea un viaje desde Tierra del Fuego a Alaska. Uno planea las partes que visitará en un viaje tan largo. Lo que uno no sabe es lo que podrá pasar a lo largo del camino y, en mi caso personal, lo que yo no sabía era cuanto iba a durar mi viaje. Creía que esta historia iba a tomar unos cuarenta números, pero todo se me fue alargando. En realidad en los primeros ocho números se halla planteado lo que iba a realizar en los siguientes números. Por supuesto que estoy muy orgulloso de mi obra.

¡Y nosotros estamos muy orgullosos de que hayas podido visitar la Argentina, Señor de los Sueños!

El mundo esta hecho de la materia de nuestros sueños. Ellos son los proyectos que moldean nuestras realidades y rigen nuestras vidas, como si fueran extraños profetas del subconsciente.

Quizá en algún rincón de ellos puedas encontrar a su oscuro dueño, cuyos insondables ojos parecen mirar más allá de nosotros. Quizá tan solo sientas su presencia.

Pero eso sí, guarda silencio… para que Él no pueda despertar de su ensoñación y repare en ti. Pues es muy probable que tú también seas nada más que una pequeña parte de un sueño más grande...

... Mucho más grande.

Bibliografía y fuentes de información consultadas:

- Colección Prestige: Especial Neil Gaiman- Comic Zone y Comiqueando Press- Barcelona/Buenos Aires-  Argentina
Comic Shop News- Comic Shop News, Inc.- USA
- Comiqueando- Comiqueando Press- Argentina
- Direct Current- DC Comics- USA
- Previews: The Comic Shop Catalog- Diamond Comics Distributors- USA
- Wizard: The Comic magazine- Wizard Entertaiment- USA
- Neil Gaiman: Fabricante de sueños- Vs Autores- Global Editores- España
-The Comic Book (the one essential guide for comic book fans every where)- Paul Sassiene- Chartwell Books Inc.- USA
- www.dccomics.com
Si tenés ganas de leer más sobre comics
Pinchá AQUI

domingo, 1 de enero de 2012

¡¡FELIZ AÑO... ¿NUEVO?!! -Reflexiones del siglo XXI-

Cargado de visiones de un futuro apocalíptico largamente esperado, el 2012 por fin ha llegado. Habiendo pasado ya 12 años del tan mentado siglo XXI, y con algunas copas encima, me puse a reflexionar sobre ese futuro tan largamente esperado.

Hace muchos años, en mi añorada niñez, me hicieron creer que en el siglo XXI íbamos a conquistar el sistema solar con inmensas naves espaciales, viajar en autos voladores por entre los imponentes edificios de una megalítica ciudad y que nuestros hogares serian atendidos por hacendosos robots de cerebro positrónico similares a nosotros. En esos tiempos llegué a tener la sensación de que las películas y novelas de ciencia ficción a los cuales tenía acceso eran poco menos que una incuestionable realidad.

Para mi joven e inocente cabecita, el siglo XXI se había transformado en la razón de mí existir en este planeta.

Lamentablemente, ese futuro por fin llegó y no hay naves espaciales, ni autos voladores ni mucho menos sirvientes robots. Lo único que ha llegado a alturas inconmensurables es la violencia inherente en todos los seres humanos, cambiando el garrote por las bombas atómicas y las computadoras al servicio de ellas.

El futuro es hoy… y es una reverenda mierda.  

¿Algunos de ustedes, queridos lectores, cree realmente que alguna vez habrá paz en este mundo? Permítanme esbozar una sonrisa cargada de ironía...

Aunque no nos guste admitirlo, el ser humano es violento por naturaleza. Somos un perfecto producto de las leyes evolutivas llevadas al extremo. El fuerte cebándose del débil. Nos gusta el olor de la sangre y, una vez que la probamos, no podemos dejarla de lado.

Por cada Madre Teresa, Ghandi o Rene Favaloro que nacen, llegan a este mundo 100 Adolf Hitler, George Bush, Osama Bin Laden o Charles Mason los cuales se la pasan jodiendo al prójimo.

Por cada obra de bien realizada, que lleva un paso hacia adelante a la atribulada humanidad, hay 100 actos malvados que nos hacen retroceder muchos casilleros, como si nuestra existencia fuera un macabro juego de la vida en donde no existen ganadores.

Ni hablar de nuestros elegidos por voto popular que, sordos a los constantes reclamos del pueblo que los eligió, únicamente piensan en el dinero y el poder que acarrea el llegar a un puesto de importancia. De nada sirven las manifestaciones de paz, amor y derechos sociales para estas inhumanas criaturas sedientas de poder, más peligrosas que muchos de los fantásticos monstruos que puedan ser descriptos en las historias de terror.

A las palabras solidaridad, amor y paz se contraponen otras como odio, violencia, asesinato, segregación, intolerancia, miseria, hambre, crueldad y por supuesto guerra. En nombre de supuestos destinos patrióticos, la democracia y la igualdad, el ser humano ha emprendido crueles enfrentamientos contra sus hermanos genéticos, los cuales llegaron a su mayor refinamiento a partir del siglo XX.

La Primera Guerra Mundial. La guerra Ruso Japonesa. La Segunda Guerra Mundial. La Guerra de Corea. El conflicto de Vietnam. La guerra de los 6 días. La guerra de Afganistán. La tormenta del desierto. Estos nombres son tan solo una pequeña muestra de lo atareados que estuvimos durante estos últimos 112 años. A eso le debemos agregar los periodos entre guerras en donde, para no aburrirnos, inventamos cosas como la guerra fría, las bombas atómicas, las torturas, el narcotráfico, el terrorismo y otras que no quiero ni recordar, pero que suenan tan mal como las arriba mencionadas.

La guerra no solo ha servido para apoderarse de algo codiciado, sino que también se usó para tapar otros secretos aún más oscuros. Sin ir mas lejos recordemos la aventura emprendida por el gobierno militar de facto en 1982 que, con el fin de tapar sus desaciertos, nos embarcaron en una gesta de la que probablemente aun estemos pagando los costos. Por supuesto no es la única guerra que, embanderada en una supuesta causa justa, se ha llevado a cabo. Sinó pregúntenle al ex presidente George Bush y sus locas teorías de armas de destrucción masiva.

¡Señoras y señores, tengo algo que decirles!... ¡La Guerra no sirve para un carajo! Sus únicos logros han sido la muerte de gente inocente, tanto de un lado como del otro.

Me importa una mierda las motivaciones de la misma, ya que la muerte de un niño (ya sea victima del hambre o una bala) no justifican ninguna creencia política, económica o religiosa. Solo nos debe importar el hecho de que hay gente muerta. Personas con futuros truncados. Hombres y mujeres que podrían haber sido músicos, médicos, escultores, químicos o actores. Tal vez habrían descubierto una cura definitiva para el SIDA o lograrían construir un nuevo motor que no necesitaría quemar combustible fosil. Hasta pudiera haber sido posible que alguno de ellos se hubiera transformado en el nuevo Mesías de un futuro venturoso. Pero la única realidad es que son tan solo gente muerta.

Estamos transitando este nuevo siglo con una pesada carga de pecados a cuestas que, como si fueran incurables llagas purulentas, poco a poco van corrompiendo nuestras cansadas almas.
Muchos de los que lean todo esto pensaran que soy un pesimista y yo les respondo que simplemente soy una persona realista, que trata de ver los acontecimientos de la humanidad con cierta imparcialidad. Creo que si observáramos nuestro paso por este mundo con esa simple manera de pensar, podríamos por fin comprender la locura que lo infecta y, en una de esas, poder llegar a curarla.

Quizá así, las palabras esperanza, amor y paz cobren por fin su verdadero significado.