Buscar este blog

domingo, 4 de noviembre de 2018

SU SECRETO- Daniel H. Barragán

He descubierto su secreto. Por fin sé su escondido secreto.
Casi por una casualidad, o quizá por las voces de mi corazón
que retumban ensordecedoras cuando estoy a su lado
y percibo el incontenible poder de su existencia.

Ella es como una tigresa salvaje, indomable, formidable.
Una feroz criatura de arrolladora belleza, una fuerza primigenia,
un poder elemental nacido en la noche de los tiempos
que puede llegar a herir profundamente
a todo aquel que no esté preparado para llegar a contenerla.

Ella es un ser libre, una deliciosa criatura imposible de conquistar,
una tentadora presa que muchos han intentado domar,
ignorantes cazadores ganados por el deseo de convertirla en un trofeo
que pueda destruir, de alguna manera, el extraño temor engendrado ante ella,
sin ser en absoluto conscientes que ese es, y a sido, su más craso error.

Ella es pura vitalidad. Poderosa determinación, avasalladoramente intensa.
Ella es como la marea. Una tormenta que destruye todo, pero que renueva,
dejando tu ser desnudo a increíbles sensaciones, al éxtasis de una nueva existencia
en la cual ella, fiel amante, entregará de sí alma, corazón y carne.

Ella es el fuego elemental, destructor y dador de vida
pues de su interior emana un brillo tal que te enceguece,
e ilumina nuevos caminos, devasta prejuicios, alimenta emociones,
te envuelve en el calor de su alma y te transforma.

Y yo sé su secreto. Por fin se su más escondido secreto.
Casi por casualidad, tales son los misterios de las pasiones que habitan en todos,
pues ella es la indiscutible dueña de mi corazón ya cansado de tristes historias.
De amores perdidos. De sueños derrocados por la molicie cotidiana.

Ella no es como cualquiera que he conocido, y eso la vuelve única a mis ojos.
Ella es poderosa, indomable, salvajemente hermosa.
Yo he podido vislumbrar esa feroz voluntad en la cual fue inspirada
con un poder tal que atrae, incontenible, cada fibra de mi agitada alma.

Ella no es alguien pasible de ser conquistada cual si fuera un premio
o una débil presa a la cual enjaular para satisfacer ignominiosos placeres.
Ella es una mujer en toda la potestad de su extraordinaria presencia.
Ella es un espíritu libre. Un corazón feroz. Un alma ahíta de pasiones.

No me siento un cazador y mucho menos un conquistador.
No quiero ser su dueño, ni atraparla y, mucho menos, dañarla.
Soy tan solo un hombre que, con manos desnudas y corazón abierto,
se encuentra dispuesto a dejarse llevar por el placer de su descubrimiento,
aguardando, a veces sin esperanzas, el poder ganar su muy esquiva confianza.

Aun a riesgo de recibir profundas heridas, o de ser devorado,
con paso firme, a ella me acerco con la mano tendida
dispuesto a entregar todo mi ser ante su feroz comparecencia
y, en algún momento soñado, poder llegar a abrazarla, sin querer atraparla.
A contenerla con mi boca, mi cuerpo todo, sin pensar jamás en enjaularla.

Ofrecerle una caricia, una flor o un poema apenas esbozado
para que por fin pueda descansar en mi regazo y así poder cuidarla.
Pues yo sé su secreto, su más escondido secreto
Ese secreto gracias al cual he aprendido a amarla.

martes, 23 de octubre de 2018

"BERNIE" WRIGHTSON: EL CORAZON DE LAS TINIEBLAS




En un cementerio sombrío,
un sepulturero de feroz mirada
ve correr la sangre roja
que cual agua moja
los cadáveres podridos,
cuyos cráneos son roídos
por las ratas asquerosas.

                                            Antigua canción infantil



A pocos días de producirse el evento cultural más divertido que conozco, y con ello me estoy refiriendo al día de Halloween, me puse a pensar en la estremecedora fascinación que casi todo el mundo siente ante el terror. 

Sin duda alguna, los relatos englobados en ese género forman una parte indisoluble de nuestras existencias y nuestro inconsciente colectivo. 

A pesar que nuestros corazones puedan latir de manera apresurada, nuestros cabellos se erizan y que nuestros cuerpos se estremezcan ante esos relatos de horrible factura, aun así continuamos escuchando embelesados cada una de las palabras que se van desgranando alrededor de lo que nos es narrado.

Siniestros vampiros. Horribles zombis. Salvajes hombres lobo. Brutales asesinos seriales. Oscuros demonios. Maléficas brujas. Espantosas criaturas innominadas. Todas ellas conforman un espeluznante ejército que se desplaza por los oscuros vericuetos de nuestra afiebrada imaginacion y campan a sus anchas en cada oscuro rincón de nuestros hogares, cuando la noche se transforma en dueña y señora de nuestras existencias.

En el campo de la ilustración, hubo muchos creadores que supieron plasmar en hojas de papel esos temores que suelen aquejar a la humanidad toda. Pero hubo uno de ellos cuyo arte nos ha estremecido, al deleitarnos con cada ominosa sombra que fue creada por sus lápices, tintas o acuarelas. 

Su creatividad  se ha encargado de mostrarnos las profundas oscuridades que anidan en nuestras retorcidas almas y en nuestras pesadillas más atroces. Sus ilustraciones nos muestran, con terrible crudeza, el mismísimo corazón de las tinieblas.

Su nombre mortal es "Bernie" Wrightson.

Bernard Albert Wrightson, nacido el 27 de octubre de 1948 en Baltimore (Maryland EE. UU.), estudio dibujo por correspondencia de The Famous Artist School, demostrando desde temprana edad su pasión por el mismo. Sus contactos con el mundo del comic se iniciaron a partir de la lectura de las revistas editados por EC Comics, siendo sus autores preferidos Frank Frazetta y Graham Ingels.

Su primer trabajo profesional fue una historia de terror aparecida en la revista de DC Comics: House of Mystery Nº 179 (Marzo-Abril de 1969). Posteriormente trabajaría en otros títulos de similar factura no solo para DC, sino que también lo haría para Marvel Comics y Warren Publishing.

Pero su mayor logro, que se encargaría de encumbrarlo entre los grandes del universo comiquero, llegaría en la década del 70 cuando, junto a Len Wein, creo a una extraña y atormentada criatura que seria conocida como Swamp Thing/La Cosa del Pantano (House of Secrets Nº 92 –julio 1971) una historia unitaria que más tarde pasaría a transformarse en serie al año siguiente.

Hablar de la vasta obra de Wrightson, tanto en el terreno del terror, la ciencia ficción o lo superheroico, sería poco menos que imposible de describir en tan poco espacio, pero basta decirles que ningún personaje o género quedó de lado.

Entre la multitud de títulos realizados, podemos citar:-

-Batman: The Cult (1988)

-Batman: Nevermore (2003)

-Heroes Against Hunger (1986)

-House of Mystery (1969-1978)

-House of Secrets (1971-1976)

-Secret of Haunted House (1975-1982)

-Swamp Thing (1972)

-Tales of the Unexpected (2007)

-The Weird (1988)

-Weird Mystery Tales (1972-1975)

-Batman/Aliens (1997)

-Chambers of Darkness (1970)

-Dreadstar (1983)

-Epic Illustrated (1984-1986)

-Marvel Graphic Novel Spiderman: Hooky (1986)

-Punisher: Purgatory (1998)

-Punisher P. O. V. (1991)

-Creepy (1974-1978)

-Eerie (1974-1976)

-Vampirella (1974-1977)

-Berni Wrightson: Master of the Macabre

-Captain Stern: Running Out of Time

-Creepshow trade paperback

-Frankenstein Monster

-Tarzan Le Monstre

-The National Lampoon Encyclopedia of Humor (1973)

-Heavy Metal

-Berni Wrightson Frankenstein (1983)

-Cycle of the Werewolf de Stephen King (1985)

Con su desaparición de este plano de existencia, acaecida en marzo de 2017, todos aquellos que amamos al terror en todas sus variantes conocidas aun podemos disfrutar cada uno de sus trabajos que han sido publicados a lo largo de su prolífica existencia profesional. Como suele decirse: el gran "Bernie" se nos fue, pero queda todo su increíble legado.

El portal hacia los profundos abismos de las tinieblas que moran en el interior de toda su obra se encuentra abierto. Tan solo depende de ti el sumergirte en ese reino de demencial espanto, en donde las sombras pueden llegar a cobrar vida y devorar tu carne… o tu propia alma.

El negro corazón de las tinieblas aguarda por ti, incauto viajero.


-GALERÍA DE IMÁGENES-