Buscar este blog

domingo, 13 de febrero de 2011

INVASION DE LOS USURPADORES DE CUERPOS

(Invasion of the Body Snatcher –1956-)

FICHA TECNICA

Dirección: Don Siegel

Guión: Daniel Mainwaring y Richard Collins, basado en la novela homónima de Jack Finney

Música: Carmen Dragón

Efectos Especiales: Milt Rice y Don Post

Protagonistas: Kevin Mc Carthy (Dr. Miles Bennell), Dana Wynters (Becky Driscoll), King Donovan (Jack Belicec), Carolyn Jones (Teddy Belicec), Larry Gates, Jean Willes, Ralph Dumke. Virginia Christine, Whit Bissell, Sam Peckinpah, Tom Fadden, Kenneth Patterson y Guy Way.

Duración: 80 min.

Distribuidor: Walter Wanger Prod. / Allied Artist

Don Siegel (1912-1991), un montajista y director de policiales clase B apenas conocido, filmó una de las películas más importantes que se realizaron sobre invasiones a nuestro planeta, muy afín con las teorías conspirativas que imperaban por esos tiempos tan particulares, la cual sería conocida como La Invasión de los Usurpadores de Cuerpos (que fue estrenada en la Argentina con el nombre de Muertos Vivientes). 

Incluso, este film tuvo la virtud de abrirle las puertas para realizar otras producciones de mayor envergadura, entre las que se pueden contar a Flaming Star (1960, junto a Elvis Presley), Madigan (1968), Harry el Sucio (1971) y Alcatraz: Fuga Imposible (1979).

En la pacífica comunidad de Santa Mira están sucediendo una serie de hechos extraños que llaman la atención del Doctor Bennel, el médico del pueblo, papel interpretado por Kevin Mc Carthy. Algunas personas, víctimas del pánico, le cuentan que sus parientes cercanos ya no lo son, sino que se tratan de extraños con características inhumanas. 

Al investigar más a fondo, descubre que esas experiencias no son alucinaciones y que se halla frente a la artera invasión de unas “chauchas” intergalácticas que pueden duplicar la forma humana, pero sin la miríada de sentimientos que esta posee.

Luego de muchas vicisitudes, en las que incluso su propia novia (Dana Wynters) es absorbida, el enloquecido doctor logra convencer a las autoridades sobre los hechos acontecidos y estas tomarán cartas en el asunto, a fin de evitar la destrucción de la humanidad.

El guión, a cargo de Daniel Mainwaring y Richard Collins, estaba basado en la novela homónima del escritor de ciencia ficción Jack Finney (1911-1995), que  originalmente se publicó de manera serializada en el Collier´s Magazine en 1954

Si bien el argumento no es muy diferente al de otras historias de similar factura realizadas unos años atrás, como Invasores de Marte (Invaders from Mars -1953-) o Llegaron de otro Mundo (It Came from Outer Space -1953-), la misma no deja de ser aterradora, al transformarnos en inermes testigos de la solapada transformación de los buenos ciudadanos en entidades sin alma.

A pesar de que el director no lo había tenido en cuenta al realizarla, numerosos críticos de cine se han encargado a lo largo de los años de analizar minuciosamente las metáforas implícitas en el film, sobre todo en lo que respecta al avance de las sociedades totalitarias, el conformismo de la gente y la deshumanización de la sociedad. 

Tan importante ha sido su influencia cultural y social, que esta película ha sido preservada junto a otras grandes producciones cinematográficas en la Biblioteca del Congreso de los EEUU.
Como dato anecdótico, tan solo nos queda decir que, originalmente, el film culminaba con el actor Kevin Mc Carthy corriendo enloquecido por la autopista y gritando a la cámara (o sea el espectador): “¡El próximo eres tú!”. Lamentablemente, esto no satisfizo a los estudios Allied Artist pues consideraban que era un final muy negativo, por lo que presionaron a Siegel y a Mainwaring para que cambiaran ese final por otro más acorde con el pujante espíritu norteamericano que imperaba en ese momento. Para ello desarrollaron un prólogo y un epilogo, en el cual el protagonista alerta a las autoridades sobre lo sucedido en el pueblo de Santa Mira y las medidas que toman estas para lograr detener la artera invasión.

En 1978, Philips Kaufman trasladó acertadamente el mismo concepto a la ciudad de San Francisco, una fría e indiferente metrópoli en donde la invasión es mucho más sutil que su predecesora. 

En esta nueva versión, un inspector de salubridad (Donald Shuterland) descubre que las cosas no están yendo bien y que mucha gente ya no es la que era. 

Junto a Leonard Nimoy (el señor Spock de Viaje a las Estrellas), Veronica Cartwright y Jeff Goldblum tratará de desentrañar el misterio. El estremecedor final, muy alejado de la visión optimista del primer film, aun nos da un placentero estremecimiento para aquellos que amamos este tipo de cine.

Algunos años más tarde, más precisamente en 1993, el director Abel Ferrara realizó una nueva versión sobre el mismo argumento, cuya acción transcurre en una base militar. El guión estuvo a cargo de Stuart Gordon y Larry Cohen, dos nombres bastante conocidos en el medio por haber realizado algunos clásicos de la década de los ochenta, y contó con la actuación de Gabrielle Anwar.

En el 2009 se volvió a reciclar la vieja idea y por ende fue estrenada Invasión, con Nicole Kidman (en el papel de la Dra. Carol Bennell) y Daniel Craig (como Ben Driscoll). En ella, un virus extraterrestre ingresa en la sangre de sus víctimas, cambiando su personalidad cuando estos duermen. 

Para serles sincero, esta es una innecesaria y algo tonta remake, en la que estuvieron presentes nada menos que 3 directores diferentes (Oliver Hirschbiegel –director de La Caida-, los hermanos Wachowski- creadores de la trilogía The Matrix- y James McTeigue) en donde lo único destacable es la fría belleza de la Kidman (¿Es cosa mía o realmente tiene cara de turrita?) y la insípida actuación de ese pétreo remedo de 007.

Si una noche de sábado, tu minita te plantó por las amigas y tus amigos están todos de vacaciones, ponete a mirarlas una tras otra de manera cronológica. Se que es una dura prueba para tu cordura, pero vale la pena… pues esa será la única forma de saber que todavía eres un ser humano.
Daniel Barragán (Alias Terraman)

¡CORRÉ VIEJA, QUE LLEGAMOS TARDE AL CINE!

1 comentario:

  1. Esta nunca la vi, ni la original ni ninguna de sus versiones que han sido homenajeadas en miles de series de tv desde X-files a Ben 10 (solo por nombrar dos).
    Las segunda lectura anti-comunista es muy evidente para no ser asi, de todas formas pasa como en los comics con el eternauta de HGO que pasa a la inmortalidad por el contexto cultural y político del momento que me deja boyando siempre la misma pregunta de que ¿si el éxito se debe a eso solamente?.
    Curioso ver como los extraterrestres evolucionan con el cine a la par de los enemigos de los USA, en el 56 eran chauchas alienígenas que sutilmente te remplazaban las ideologías políticas (los comunistas no tienen alma!) y en el 95 gigantescas naves espaciales viajan millones de años luz solo para hacer concha rascacielos con rayos mortales, adelantándose a los atentados de las torres en dia de la independencia.

    Voy a probar hacerme la maratón pero lo mas probable es que mi cerebro se trasforme en chaucha.
    Infaltable pelis como el hombre menguante (peli que vi y me encanto) y el monstruo de la laguna negra (que nunca la vi)
    Aguante Cuetotales!

    ResponderEliminar