Buscar este blog

domingo, 4 de septiembre de 2011

4-S DÍA DE LA HISTORIETA ARGENTINA

NEVADAS DE MUERTE

Por Daniel Barragán (Alias Terramán)

Un 4 de Septiembre de 1957 salía en los kioskos de la Argentina la revista Hora Cero Semanal de la Editorial Frontera y la historia de las historietas en nuestro país ya no volvería a ser la misma. Atentos a este notable evento, pongo ante ustedes el primer artículo que escribí sobre comics en la revista barrial "Floresta y su Mundo", allá por el año 1989.
Espero que lo disfruten.



Una extraña nevada de muerte cae como un frío sudario sobre la desprevenida ciudad de Buenos Aires y es así como los habitantes de un sencillo chalet en Vicente López se ven transformados en los involuntarios héroes de la mayor (y mejor) aventura de ciencia ficción que haya sido narrada en el marco de la historieta argentina.

Por las páginas de El Eternauta vemos transitar al hombre cotidiano -encarnado en las figuras arquetípicas de Juan Salvo, Favalli, Franco y otros- que, transformado en una suerte de trágico héroe colectivo, debe enfrentarse a fuerzas que se encuentran más allá de su conocimiento.



Héctor Germán Oesterheld

Francisco Solano López
 Sus inquietantes trazos, en un crudo blanco y negro, nos permitirán estremecernos ante los terribles combates de River Plate y Plaza Italia, conocer a Los Manos, enfrentarnos al ataque de los gigantescos Gurbos y sentir la desesperanza ante la presencia de los malignos y ubicuos Ellos que, desde las sombras, digitan la destrucción de la humanidad.

Una saga increíble que nos lleva de la mano por una Buenos Aires harto conocida y a la vez irreal, un sitio siniestro en donde las peores pesadillas han cobrado cuerpo y forma. Así asistimos, cual incrédulos e impotentes espectadores, a la destrucción atómica de la Plaza del Congreso, transformada en la cabecera de una terrible invasión llegada desde más allá de nuestro sistema solar y a unas Barrancas de Belgrano llenas de Hombres Robots, Cascarudos y otros peligros tan extraños como mortales.



 Este auténtico pilar de la historieta nacional se gestó como serie continuada allá por 1957 en la mítica revista Hora Cero Semanal, extendiéndose sus aventuras por un lapso de dos años. Nadie imaginó que en sus páginas estaba naciendo un mito.... y también una terrible realidad.

El argumento estuvo a cargo de un maestro de la narrativa de aventuras: Héctor Germán Oesterheld (1919-1977, un geólogo convertido en periodista, que por extrañas circunstancia de la vida terminaría trabajando como guionista.

 Bajo su pluma nacieron personajes tan legendarios y recordados como el Sargento Kirk, Bull Rockett, Ticonderoga. Randall, Sherlock Time, Ernie Pike, Nekrodamus y, por supuesto, El Eternauta-descarga-


El dibujante Francisco Solano López (1928-2011), otro crack de la historieta vernácula, fue quien plasmó en cuadritos a las sufridas víctimas de esta invasión y a la ciudad en donde se desarrollan sus aventuras. Este artista ingresó al mundo de la historieta en 1953, trabajando para la Editorial Columba y posteriormente trabaría amistad con Oesterheld. Con este realizó Bull Rockett, Rolo el marciano adoptivo, Amapola Negra y Joe Zonda.

 Cabe agregar que estos dos creativos no estaban solos, ya que en la terminación de los dibujos y los fondos colaboraron Julio Schiaffino y José Muñoz
 También se debe destacar un unitario aparecido en Hora Cero Extra, que se sitúa cronológicamente entre los combates de la General Paz y el de River Plate. En esta historia, Elena y Martita (esposa e hija de Juan Salvo) deben enfrentarse a las peligrosas alucinaciones de un demente.
Como curiosidad, fuera ya del campo netamente comiquero, podemos mencionar una continuación en forma de prosa que fue publicado entre los números 4 y 15 de la revista El Eternauta (Editorial Ramirez –1961-). En la misma, Oesterheld nos narra los sucesos acontecidos luego de que Juan Salvo se introdujera en la nave extraterrestre (al tratar de huir con su familia de los Hombres Robots que lo perseguían). Un rarísimo relato que da inicio en la localidad de Tigre y que luego traslada su acción en una asediada ciudad de Nueva York. Lamentablemente, nunca podremos saber hacia donde iba el asunto, pues este escrito quedaría inconcluso al producirse el cierre de la revista. En 1996 la Editorial Colihue reeditó toda la obra literaria de Oesterheld, entre las que se cuentan historias del Sargento Kirk, Bull Rockett, Ernie Pike y El Eternauta y otro cuentos de ciencia ficción. -descarga-



Posteriormente, en 1969, El Eternauta renacería en una muy bizarra visión que fue dibujada por un inspiradísimo Alberto Breccia y reescrita por un Oesterheld más comprometido políticamente -en el nuevo argumento Sudamérica es entregada por las grandes potencias al implacable invasor extraterrestre, con el fin de salvar sus propias vidas-.
En el momento de su publicación yo tenía apenas 12 años de edad y tuve la oportunidad de leer los dos primeros capítulos de esta versión en el semanario Gente y la Actualidad.

Al respecto, también debo decir que ese fue mi primer contacto con esta obra (pues, hasta ese momento, nunca había sabido de la existencia de una versión original) y me sentí irremediablemente atrapado ante la perspectiva de una invasión a la ciudad de Buenos Aires.

Esta historieta, que se hallaba muy alejada de las Novaro que leía en esos tiempos, me hizo descubrir el temor provocado por aquellas amenazas que el simple ser humano no puede jamás llegar a comprender. La dinámica visual presente en esas páginas voló en pedazos mis neuronas atiborradas de estereotipados superhéroes y situaciones harto predecibles. Estaba dando mis primeros pasos hacia el mundo de los comics más adultos.

Lamentablemente, el carácter experimental del dibujo de Breccia y la giro temático presente en un guión plagado de ideologías, hicieron que la promesa de una adecuada remake se viera tristemente truncada cuando la editorial impuso un abrupto fin al proyecto (censura o autocensura mediante... ¡Que se yo!). -descarga-

En ese mismo año la Empresa Gil y Bertolini (que hacia comerciales publicitarios) realizó un corto de El Eternauta que duraba 24 minutos. Para el mismo fue usado el sistema rotoscópico, en donde se filman los actores reales y luego se realizan los dibujos por encima, de manera similar al que había sido usado por los hermanos Fleischer para realizar los dibujos animados de Superman (1941).

En el proyecto estuvieron envueltos Jorge Moliterni, Miguel Nanni, Carlos Berrino y el mismísimo Germán Oesterheld. Este corto solo ha sido visto en contadas oportunidades, como por ejemplo el Instituto Di Tella.


Pero el año 69 no significó el fin definitivo para esta historia, pues El Eternauta tuvo dos vástagos:-

- El Eternauta 2 (1976) Escrita y dibujada por Hector Germán Oesterheld y Francisco Solano López respectivamente. Esta historia se sitúa en el año 2100 y en ella Juan Salvo y German O. deberán ayudar a los sobrevivientes de la devastación causada por la invasión. Si bien no es la octava maravilla del mundo y ni le llega a los talones a la obra original, se deja leer con cierto grado de disfrute. Quizá lo que más conspira contra ella es que Oesterheld usó esta historieta como una suerte de panfleto político (tener en cuenta que por esos tiempos tanto él como sus hijos militaban con el grupo Montoneros) -descarga-


- El Eternauta 3 (1983) con guiones de Alberto Ongaro y dibujos de Oswal, Mario Morhain, Carlos Meglia y Francisco Solano López. Esta berretada comercialmente oportunista ni siquiera es digna de un comentario. Tan solo puedo contarles que es algo así como “El regreso del hijo bobo de El Eternauta”. Solano López tan solo se encargó de realizar el primer capítulo y luego se retiró avergonzado del proyecto, prohibiendo incluso la mención de su nombre en los créditos. -descarga-



Fue así como Juan Salvo y sus amigos de desventuras desaparecieron con un suspiro del mundo de los comics hasta hace pocos años en que, juicios mediante por los derechos entre los herederos de Oesterheld y Editorial Record, este personaje volvió al ruedo con una serie de historias que estuvieron a cargo de diferentes creadores (entre ellos el mismísimo Solano López), a saber:-

El Eternauta: Mundo arrepentido
- Mundo Arrepentido (Solano López y Pablo Maiztegui) -descarga-

- Odio Cósmico (Ricardo Barreiro y Walter Taborda-descarga-

El Eternauta: Odio Cósmico
- El Eternauta: El perro llamador y otras historias (Solano Lopez y Sergio Kern)


- El Eternauta: El regreso (Solano Lopez y Pablo Maiztegui)

- El Eternauta El Regreso -La búsqueda de Elena (iden autores)  -descarga-

- El Eternauta El Regreso -El fin del mundo (iden autores)

- El Eternauta: El atajo (Juan Sasturain y Solano Lopez) -descarga-

Pero los homenajes y el reconocimiento llegaron tardíamente para uno de sus creadores. Corría el año 1977 (en plena dictadura militar) cuando Oesterheld, el gran maestro de la aventura, también desapareció (como Juan Salvo) en el misterio... víctima de un enemigo mucho más terrible, despiadado y real que Los Ellos. Unos oscuros enemigos que se cobraron nada menos que a 30.000 víctimas. Y es que, muchas veces, la realidad puede superar a la más increíble de las ficciones...

... y extrañas nevadas de muerte pueden caer sobre una desprevenida Buenos Aires.






1 comentario:

  1. El punto de quiebre para el boom de la historieta en Argentina. maestros.

    ResponderEliminar