Buscar este blog

lunes, 3 de octubre de 2016

SUPERHEROES… ¿COSA DE PENDEX?

“Los comics poseen una habilidad única para conferir credibilidad o, al menos, la suspensión de la incredulidad, a las conductas más extravagantes”
Mike Baron

Antes de dar inicio a este nuevo artículo tengo que hacerles una confesión.

¡¡EL UNIVERSO SUPERHEROICO ACTUAL ME TIENE RECONTRAPODRIDO!!

Víctimas de comercialismos estúpidos que reformulan una y otra vez un universo que parece cada vez más gastado, los comics de superhéroes se han transformado en un cúmulo de pretenciosas historias que se contradicen unas a las otras generando confusión y aburrimiento entre aquellos que he hemos sido fieles lectores durante varias décadas.

Reboots. Ultimates. Renacimientos. Continuidades. Reformulaciones. La muerte y resucitación de los grandes héroes. Las oscuras traiciones de los iconos de la libertad y la justicia. Los insoportables aggiornamientos de sus orígenes.

Todos estos conceptos “novedosos” se han transformado, en estos últimos años, en un pesado lastre creativo no solo para los lectores sino que también para los guionistas y dibujantes que trabajan en la industria.

Antes había buenas ideas, algunas excesivamente sencillas pero eran buenas ideas. En nuestra actualidad es leer comics es "cool" y las grandes editoriales vieron en ello una gran oportunidad para realizar un negocio que debían explotar hasta el hartazgo… y fue así como las cosas se fueron desvirtuando a pasos acelerados.

Pero todo eso poco les importa a las grandes industrias comiqueras como Warner/DC o Disney/Marvel y así estamos… cayendo por un abismo muy, pero muy profundo del cual no sé si se logrará salir.

Aun así soy un optimista empedernido y pienso que, a la larga o a la corta, toda esta pesadilla pueda llegar a terminar en algún futuro más o menos cercano.

A pesar de lo que muchos “creadores” quieren hacernos creer, los comics de superhéroes no son solo muchachitos musculosos con peinados perfectos que solo sirven para golpear, volar y lanzar rayos por ojos, manos y hasta por el upite.

… tampoco son minitas superbuenas enfundadas en ajustadísimos trajes y con pose de chicas malas, las cuales jamás podríamos presentar como novias a nuestras madres.

… y mucho menos tortuosos archivillanos cuyos cerebros viven maquinando oscuros planes de dominación mundial.

No siempre hay un mono detrás de una máquina de escribir tratando de llevar adelante un guión medianamente potable. En algunas ocasiones, los comics de superhéroes han logrado sobrepasar el estereotipo marcado por la comercialización y han sabido transformarse en un producto adulto de alta calidad que los ha transformado en objeto de culto.

En todos mis años de comicadicto he tenido la oportunidad de separar la paja (obviar comentarios soeces al respecto) del trigo. Por un lado tenemos esas revistas con las cuales pasar el momento y por el otro están esas pequeñas joyas, las cuales he releído varias veces y a las que siempre les encuentro un nuevo saborcito.

La intención de este post es darles a conocer algunas de esas obras. Algunas son sobradamente conocidas y otras no tanto. Tan solo espero que sirva como una sencilla guía para aquellos que tienden a ridiculizar el género (que a veces se lo merece) y para los eternos desorientados que no sabe que pito leer.

¡¡Ayyy, dijo pito!!

-WATCHMEN (DC Comics)

Comics originales: Watchmen # 1-12 (9/1986-10/1987)

Editor ejecutivo: Dick Giordano, Len Wein y Barbara Kesel.

Guión: Alan Moore.

Dibujos, entintado, portada y letras: Dave Gibbons.

Color: John Higgins.

El comic de autor hace gala en esta magnífica e irrepetible maxiserie. En un principio parece sencilla en su concepción pero, a medida que vamos avanzando en el relato, nos vamos adentrando en un intrincado y oscuro trayecto en donde nos es contada la historia de un mundo alternativo en el cual los EE.UU. ha ganado la guerra de Vietnam, Richard Nixon todavía es presidente y los superhéroes son una realidad.

Acosados por las debilidades de su propia humanidad, estos héroes deberán lidiar con sus congéneres que les odian y temen. Todo ello parece estar conduciendo al caos y a un inevitable enfrentamiento nuclear entre las potencias.

Tan solo uno de estos justicieros tiene la posibilidad de cambiar ese precario equilibrio: El deífico Doctor Manhattan… pero el inmenso poder que posee lo coloca muy por encima de las virtudes y defectos de la humanidad.

¿Quién vigila a los vigilantes? (“Who watches the Watchmen?”) ese es el gran interrogante.

Esta maxiserie de 12 números fue escrita por Alan Moore, el cual se hallaba en su mejor etapa creativa, y los dibujos corrieron por cuenta de Dave Gibbons (que hace varios años nos visitó en Fantabaires y me firmó el número 1 de esta obra), quien supo plasmar acertadamente las ideas del autor, con un concepto estilístico que resulta ser sumamente interesante.

Con un concepto gráfico-argumental poderosísimo, Watchmen ha logrado transformarse en una obra literaria sumamente apreciada entre los lectores, siendo merecedora de numerosas re-lecturas. 

La historia fue gestada a instancias de la adquisición por parte de DC de los derechos sobre los superhéroes pertenecientes a la editorial Charlton ComicsTomando como base algunos de los personajes de la misma (Peace Maker, The Question, Blue Bettle, Captain Atom), Moore creó esta distopía en la cual nos son mostradas las debilidades y flaquezas inherentes al modo de vida americano que se había vivido entre las décadas del 40 y del 60.

Este comic tuvo la virtud de recibir, entre muchos otras distinciones, el Hugo Award (premio que se otorga a los autores de ciencia ficción)y el Eisner Award. Incluso, en el año 2009, tuvo una más que aceptable versión cinematográfica que fue dirigida por Zack Snyder y una no muy feliz precuela comiquera conocida como Before Watchmen... que, como todos supondrán, fue totalmente defenestrada por el un inconformista Alan Moore.

Una lectura imprescindible para cualquier comiquero que se precie de serlo.



-KURT BUSIEL´S ASTRO CITY (Image Comics/Homage Comics/Wildstorm Comics)

Comics originales: Kurt Busiek´s Astro City # 1-6 (8/1995-1/1996) / Kurt Busiek´s Astro City # 1-22 (9/1996-8/2000)

Editor: John Layman.

Guión: Kurt Busiek.

Dibujos y entintado: Bent Anderson.

Entintado: Will Blyberg.

Color: Steve Buccellato, Alex Sinclair, Electric Crayon y Wildstorm FX.

Letras: Richard Stakings, John G. Roshell, Wes Abbott y Comicraft.

Portadas: Alex Ross.

Esta colección es una creación de Kurt Busiek que contó con los dibujos de Brent Anderson y las portadas del magistral Alex Ross. La historia que nos relata es una más que interesante vuelta de tuerca al género superheroico y es por ello que tuvo el privilegio de trascender por encima de la media general.

Astro City es una vasta metrópoli en la que viven una multitud de superhéroes en estrecha relación con la gente que en ella habitan. A pesar de sus poderes, esos personajes deberán lidiar entre su condición de protectores de la humanidad y el tratar de llevar adelante una existencia que sea lo más normal posible.

Lo que resulta más interesante de esta historia es que mucho de lo narrado está manejado desde el punto un punto de vista de más humano que heroico, desarrollándose una interesante interacción entre la ciudadanía común y la comunidad meta-humana.

Todos esas historias resultan interesantes pero, para mi gusto, el ejemplar número uno es el mejor. En el mismo nos cuentan la historia de Superm… digo, Samaritano y la pesada carga que le toca llevar como protector del planeta Tierra.

Astro City ha sido merecedor de numerosos premios, entre los que podemos nombrar los Eisner y los Harvey.

Este comic tuvo su paso por diferentes editoriales –Image Comics (1995-1996), Homage Comics (1996-2004), Wildstorm (2004-2010)- hasta recalar en la línea Vértigo en donde se publica hasta la fecha.

-DAREDEVIL: BORN AGAIN (Marvel Comics)
Comics originales: Daredevil # 227-233 (2-8/1986).

Editor: Jim Shooter y Ralph Macchio.

Guión: Frank Miller.

Dibujos, entintado y portadas: David Mazzucchelli.

Color: Christie Scheele.

Letras: Joe Rosen.

Privado de la vista por un accidente con unos contenedores radioactivos, el joven Matt Murdock desarrolla sus otros sentidos a grados extremos. Todo ese extraño evento (¿A quien se le ocurre transportar material radioactivo por la ciudad?) lo llevará a transformarse en el increíble Daredevil: el hombre sin miedo.

Para resumir, estamos ante el típico comic de superhéroes conflictuados al mejor estilo Marvel, el cual fue creado en 1964 por Jack Kirby y Bill Everett. Un personaje más del vasto bestiario heroico de dicha editorial que, sacando los aportes creativos del dibujante Gene Colan, poco tenía que dar si lo comparábamos con otros personajes de la casa como Spider-Man o los X-Men.

Afortunadamente para todos nosotros la cosa cambió y todo eso se debió al arribo de Frank Miller a la colección. Este guionista y dibujante, que en el futuro sería enormemente conocido por emblemáticos trabajos como lo fueron Dark Knight Return, Sin City y 300, se encargó de destrozar el casi aburrido universo en el que se desenvolvía este héroe, para transformarlo en una más que interesante propuesta que no pasó desapercibida para los comicadictos.


El magnífico guión realizado a tal efecto fue captado visualmente por un David Mazzuchelli magnífico y, en  mi modesto entender, irrepetible en obras posteriores.

Merced a una traición de su ex novia y adicta a las drogas Karen Page, la identidad secreta de Daredevil es descubierta por el rey del hampa de la ciudad de Nueva York: Kingpin. Es así como da inicio un largo calvario para nuestro héroe, que se verá despojado de lo que ama, de su profesión, de toda su vida y su dignidad.

Esta terrible situación dará pie a un precipitado descenso de nuestro héroe hacia los infiernos de la miseria humana, para luego resurgir de las cenizas de su derrota y enfrentarse al destino final que le espera. 

Un ángel caído que deberá luchar contra su peor enemigo… que es él mismo.

Es de hacer notar que esta historia servirá de fragua a Frank Miller para realizar su obra maestra que sería conocida como BatmanEl Regreso del Señor de la Noche (Batman Return of Dark Knight -1986).

-BATMAN: LA BROMA ASESINA (DC Comics)

Comic original: Batman: Killing Joke (5/1988)

Editor: Dick Giordano, Dennis O´Neil y Dan Raspier.

Guión: Alan Moore.

Dibujos y entintado: Brian Bolland.

Color: John Higgins.

Letras: Richard Starkings.

Portada: Brian Bolland y Richard Bruning.

Nuevamente tenemos que nombrar a Alan Moore como gestor de un relato gráfico que dio vuelta a todo el universo del hombre murciélago y de su eterno archienemigo. 

El creador de Watchmen, el renovado Swamp ThingV for Vendetta, America Best Comics y un par de historias de cracterísticas bastante particulares dedicadas a Superman, como lo fueron “¿Qué pasó con el hombre del mañana?” y “Para el hombre que lo tenía todo”, se despachó con una historia en donde los protagonistas no parecen ni buenos ni malos sino tan solo locos inmersos en una eterna batalla de la cual ambos son responsables.

La historia, que nos introduce por el camino de la mortal demencia de un hombre, nos narra el “origen” del Joker… o mejor dicho el supuesto origen del príncipe payaso del crimen y de como un mal día en una persona puede llegar a transformarlo en una fuerza absoluta de la oscuridad .

Un cuento aterrador, que ya nos impacta desde su macabra cubierta, el cual fue ilustrado por el sorprendente Brian Bolland. El manejo del apartado gráfico que este creador desarrolla parece una secuencia casi cinematográfica ofreciéndonos un producto de alta calidad cuya acción no decae en lo absoluto a pesar de los numerosos flashback que hacen su aparición a lo largo de esta narración.


-ANIMAL MAN de MORRISON (DC Comics)

Comics originales: Animal Man # 1-26 (9/1988- ) / Secret Origins # 39 (4/1989).

Editor: Dick Giordano, Karen Berger y Art Young.

Guión: Grant Morrison.

Dibujos: Chaz Truog, Tom Grummett y Paris Cullins.

Entintado: Doug Hazlewood, Mark McKenna, Mark Farmer y Steve Montano.

Color: Tatjana Wood.

Letras: John Costanza.

Portadas: Brian Bolland, Mike Kaluta, Lovern Kindzierski y Tatjana Wood.

¿Quieren leer un comic en el que el superhéroe no luche en la forma convencional contra los supervillanos?

¿Prefieren uno en donde el supuesto héroe se cuestione la moralidad de sus actos heroicos?

¿Qué les parecería leer una historia en el que ese personaje, se da cuenta que es nada más que eso… un personaje de historietas?

Si quieren leer todo esto (y algunas cositas más) les recomiendo gratamente esta suerte de maxiserie, la cual fue escrita por Grant Morrison, un autor de la misma camada de "invasores ingleses” como lo fueron Alan Moore y Neil Gaiman, entre cuyos aciertos podemos nombrar a La Patrulla Condenada, Los Invisibles y JLA.

Luego de terminada Crisis en las Tierras Infinitas y consecuente reinicio del Universo DC, Morrison tuvo la oportunidad de revitalizar a este más que olvidado personaje de DC, que había visto la luz en la revista Strange Adventures # 180 (1965), ofreciéndonos un relato en donde nada es totalmente real… ni siquiera tú, querido lector.

Buddy Baker, alias Animal Man, lleva adelante una tranquila existencia, alternando la actividad superheroica con su sencilla vida familiar, hasta que descubre de buenas a primeras que todo en lo que cree no es real y que quizá sea un sueño… o las maquiavélicas maquinaciones de un guionista de comics enloquecido.

Esta historia se desarrolla a lo largo de 26 números, a los que se suma un relato que se halla estrechamente relacionado y que fue publicado en la revista Secret Origins # 39 (1989) y los dibujos estuvieron a cargo de Chaz Truog. Si bien no son la gloria del arte secuencial, los mismos logran plasmar de manera adecuada las ideas desarrolladas por Morrison.

Es de destacar las portadas, las cuales estuvieron a cargo del excelente ilustrador inglés Brian Bolland, cuyos trabajos pueden ser apreciados en Batman: La Broma Asesina, 2000 AD, Camelot 3000 y Wonder Woman, tan solo por nombrar algunos.

LA EDAD DE ORO (DC Comics)

Comics originales: The Golden Age # 1-4 (1993).

Editor: Dick Giordano y Archie Goodwin.

Guión: James Robinson.

Dibujos, entintado y portada: Paul Smith.

Color: Richard Ory.

Letras: John Costanza.

En esta magnífica miniserie en cuatro números nos es presentado un Elseworld dedicado a la Justice Society of America (JSA), un grupo de superhéroes que fue muy conocido durante la famosa edad de oro de los comics, allá por los años 40.

Para aquellos que en estos momentos se estarán preguntando que “joraca” es un Elseworld, les repito lo que la propia editorial ha usado como definición del mismo: “Un Elseword (Otros Mundos) son aquellas historias en que los héroes son arrancados de sus escenarios habituales y son enviados a tiempos y lugares extraños… algunos de los cuales pueden o podrían haber existido, y otros que no pueden o no deberían existir. El resultado son historias que hacen que los personajes que nos son tan familiares como el ayer se presentan tan nuevos como el mañana”.

Menuda definición para hablarnos de las queridas e inolvidables historias imaginarias a las que DC era tan afecto durante las décadas del 50 y 60.

La historia de esta miniserie nos sitúa en los tiempos inmediatamente posteriores al conflicto conocido como Segunda Guerra Mundial. En esos tiempos, el pueblo y el gobierno norteamericanos desconfían de los héroes enmascarados, por lo que muchos de ellos se veran forzados al retiro prematuro a fin de evitar una caza de brujas.

Pero los fantasmas del pasado conflicto bélico aun acechan desde las sombras de una manera que nadie podría llegar a imaginar. Es así como todos esos viejos héroes deberán calzarse nuevamente sus coloridos trajes con el fin de lograr detener una amenaza que podría acabar con el orden instituido.

Bajo la pluma creadora de James Robinson, héroes tan icónicos como Starman, Hourman, Doctor Fate, Green Lantern (Alan Scott), Flash (Jay Garrik) y otros son vistos desde una óptica más humana ya que, a pesar de sus inmensos poderes que los colocan en una categoría de dioses, son solamente eso… seres humanos.

Los dibujos de Paul Smith, caracterizados por su preciosismo artístico, nos retratan maravillosamente esas oscuras épocas de la postguerra y el clima de histeria anticomunista que por esos tiempos reinaba.

LAS AVENTURAS DE BATMAN: AMOR LOCO (DC Comics)

Comic original: Batman Adventures: Mad Love (2/1994).

Editor: Jenette Kahn, Scott Peterson y Darren Vincenzo.

Guión: Paul Dini y Bruce Timm.

Dibujos, entintado, color y portada: Bruce Timm.

Color: Rick Taylor.

Letras: Tim Harkins.

Al galope de la inolvidable Batman: La Serie Animada, que fuera estrenada en 1992, la editorial DC tuvo la acertada idea de editar un comic que plasmara todo el espíritu de esta icónica serie.

Lo mejor de todo este asunto es que los guionistas implicados en el proyecto no se contentaron con repetir gráficamente las historias que eran emitidas por la televisión sino que, por el contrario, se abocaron a la tarea de producir argumentos que fueran totalmente nuevos pero que aun así respetaran la mitología que había sido creada.

En este especial nos es contada la delirante historia de amor y locura de Harley Queen, la eterna enamorada del Joker. Aparte de mostrarnos el origen de esta enfermiza relación, el relato se centra en un siniestro plan llevado a cabo por la consorte demente para lograr atrapar a Batman y así ofrecérselo como regalo a quien considera el centro de toda su existencia.

Cabe destacar que, a diferencia de otros villanos, este personaje fue creado a partir de la serie animada (Episodio # 1-7: Joker´s Favor-9/1992). Aun así la sensual y peligrosa Harley logró trascender su status de figurita decorativa para obtener un lugar de gran importancia dentro de la galería de enemigos del hombre murciélago.

El magnífico argumento y el dibujo, que respetan fielmente el espíritu del show televisivo, estuvieron a cargo de quienes se encargaron de forjar el hito televisivo: Paul Dini y Bruce Timm.
MARVELS (Marvel Comics)

Comics originales: Marvels # 1-4 (2-4/1994) / Marvels # 0 (8/1994).

Editor: Tom DeFalco y Marcus McLaurin.

Guión: Kurt Busiek, Steve Damall y Alex Ross.

Dibujos, entintado y color: Alex Ross.

Letras: John Gaushell y Comicraft.

Portada: Alex Ross y John Romita.

Kurt Busiek, del cual ya habláramos en la entrada dedicada a Astro City, volvió a tocar de manera magistral la relación existente entre el ser humano común y quienes se han transformado en circunstanciales superhéroes. 

Si bien vuelve a repetirse un tópico de similares características a la colección anteriormente nombrada, uno se siente irremediablemente atrapado por este maravilloso universo, que en esta oportunidad es visto a través de la cámara fotográfica de un periodista.

Esta miniserie en cuatro partes, es un auténtico viaje iniciático a través de la historia del Universo Marvel, que va desde la primera aparición de la Antorcha Humana original hasta el advenimiento de los mutantes, mostrándonos su impronta en la vida cotidiana de los ciudadanos de la ciudad de Nueva York, en donde el sentido de lo maravilloso es puesto a prueba cada día de su existencia.

Un tema aparte son las magníficas e hiperrealistas ilustraciones realizadas por el genial Alex Ross, el cual se atreve a darnos su visión sobre hechos tan notables como la llegada de Galactus, el nacimiento de Los Vengadores o la muerte de Gwen Stacy.


BATMAN: BLANCO Y NEGRO (DC Comics)

Comics originales: Batman Black & White # 1-4 (6-9/1996).

Editor: Mike Carlin, Dennis O´Neil, Mark Chiarello y Scott Peterson.

Guion: Ted McKeever, Bruce Timm, Joe Kubert, Howard Chaykin, Archie Goodwin, Walt Simonson, Jan Stmad, Kent Williams, Chuck Dixon, Neil Gaiman, Klaus Janson, Andrew Helfer, Matt Wagner, Bill Sienkiewicz, Dennis O´Neil, Brian Bolland y Katsushiro Otomo.

Dibujo: Ted McKeever, Bruce Timm, Joe Kubert, Howard Chaykin, Jose Muñoz, Walt Simonson, Richard Corben, Kent Williams, Jorge Zaffino, Simon Bisley, Klaus Janson, gaetano Liberatore, Matt Wagner, Bill Sienkiewicz, Teddy Kristiansen, Brian Bolland, Kevin Nowlan, Gary Gianni, Brian Stelfreeze y Katsushiro Otomo.

Entintado: Ted McKeever, Joe Kubert, Howard Chaykin, Jose Muñoz, walt Simonson, Richard Corben, Kent Williams, Jorge Zaffino, Simon Bisley, Klaus Janson, gaetano Liberatore, Matt Wagner, Bill Sienkiewicz, Teddy Kristiansen, Brian Bolland, Kevin Nowlan, Gary Gianni, Brian Stelfreeze y Katsushiro Otomo.

Letras: John Workman, Todd Klein, Joe Kubert, Ken Bruzenak, Phil Felix, John Costanza, Bill Oakley, Tim Harkins, Ellie de Ville y Todd Klein.

Portadas: Jim Lee, Scott Williams, Frank Miller, Mike Kaluta, Tony Salmons, Barry Windsor-Smith, P. Craig Russell, Mark Silvestri, Alex Thot, Alex Ross y Neal Adams.

Estos especiales estan compuestos por una serie de historias, realizadas en blanco y negro, en las cuales se les dio una total libertad creativa a los autores implicados para que pudieran desarrollar las aventuras basadas en su visión sobre el mito heroico que rodea la existencia del hombre murciélago.

Alternando historias de excelente factura con otras que no escapan a la media, el producto final resulta altamente estimulante debido sobre todo a la audacia presente en los guiones, los cuales se ven potenciados por el uso de luces y sombras presentes en las ilustraciones que, la mayoría de las veces, no pueden ser apreciadas debido a la presencia del color.

Entre los guionistas y dibujantes podemos destacar a Brian Bolland (Un Tipo Inocente), Denny O´Neill y Brian Stelfreeze (La Despedida), Katsushiro Otomo (La Tercera Máscara), Bruce Timm (El Uno para el Otro, una historia del villano Dos Caras de excelente calidad argumental), Walter Simonson (Legend), Simon Bisley y Neil Gaiman (Un Mundo en Blanco y Negro).

CODIGO DE HONOR (Marvel Comics)

Comics originales: Code of Honor (1-4/1997)

Editor: Bob Harras, Kelly Corvese y Jason White.

Guión: Chuck Dixon.

Dibujos: Tristan Shane, Brad Parker, Terese Nielson, Vincent Evans, Bob Wakelin, Derick Gross, Paul Lee y John Marasigan.

Entintado: Tristan Shane, Brad Parker, Terese Nielson, Vincent Evans, Bob Wakelin, Derick Gross, Paul Lee y John Marasigan.

Color: Brad Parker, John Marasigan y Bob Wakelin.

Letras: Chris Eliopoulos y J. Marasigan.

Portadas: Brad Parker y Tristan Shane.

Se trata de una miniserie en cuatro números, que contó con los guiones de Chuck Dixon e ilustraciones realizadas por un variopinto grupo de artistas.

Ubicada cronológicamente luego de los hechos narrados en Marvels, Dixon nos narra la difícil vida del oficial de policía Jeff Piper y su dura tarea por tratar de mantener el orden en una Nueva York que se halla signada por los poderosos prodigios que en ella habitan.

“Los héroes estaban por encima de todo eso. Por encima de la mugre, de la miseria y el dolor. Los polis nos ganábamos el pan. Los héroes se llevaban la gloria” dice Piper con furia mal contenida, mientras vanamente trata de adaptarse a una existencia que se encuentra totalmente ajena a las épicas batallas llevadas a cabo entre los héroes y los villanos.

Él es tan solo un pobre e indefenso testigo de la gran aventura Marvel.

El argumento resulta sumamente interesante, llevándonos de la mano por el lado oscuro de este particular universo superheroico y la dura existencia de un policía de un Nueva York, en el cual los superhéroes son una realidad cotidiana.

Si bien las diferencias entre los artistas que trabajaron en su realización hace que este producto sea de calidad variable, la historia narrada por Dixon y las ilustraciones desarrolladas por Brad Parker, hacen que Codigo de Honor pueda ser considerada como una pequeña obra digna de ser tenida en cuenta a la hora de tener algo que sea digno de ser leido.

SPIDER-MAN: BLUE (Marvel Comics)

Comics originales: Spider-Man: Blue # 1-6 (7/2002-4/2003).

Editor: Joe Quesada y Bronwyn Taggart.

Guión: Jeph Loeb.

Dibujos, entintado y portada: Tim Sale.

Color: Steve Buccellato.

Letras: Richard Starkings y Wes Abbott.

Cuando ya creía que no había nada nuevo que me pudiera sorprender en lo que se refería a  comics de superhéroes, vino Jeph Loeb y me dio vuelta la cabeza, mientras me decía: “¿viste que no todo es una cagada?”.

Este notable comic tuvo incluso la virtud de hacerme emocionar como jamás lo había logrado ningún comic, incluidos un nudo en la garganta del tamaño de una papa y un brillo maricón en los ojos, que no es poco a esta altura de mi existencia.

Una historia casi perfecta que logra un notable equilibrio entre la aventura superheroica y la historia humana al contarnos el primer gran amor de nuestro personaje. 

La relación existente entre el nerd Peter Parker, devenido en un inesperado superhéroe, y la hermosa Gwen Stacy (visto a través de los recuerdo del primero) es la excusa utilizada por el guionista para volvernos a contar de manera magistral toda la mitología que rodea al querido lanzaredes.

A todo ello se suma el soberbio trabajo de Tim Sale, quien ya nos sorprendiera con obras como Batman: The Long Halloween, Superman For All Seasons y Daredevil: Yellow, quien se encargó de plasmar las ideas de Loebs con su estilo único y casi irrepetible.
Casi todo el material nombrado más arriba puede ser encontrado en castellano, por lo que ese detalle lo transforma en una buena oportunidad de acercarse al variopinto universo de los comics por la puerta grande.

Querido amigo, ya va siendo hora de que comiences a descubrir las delicias de un comic de superhéroes bien contado. ¡Volvé a sentirte un pendejo!.

¡Dale! ¡No te avergoncés!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada