Buscar este blog

jueves, 1 de julio de 2010

INUTILÍSIMA SATELITAL (3)

GUIA PRÁCTICA DE SUPERVIVENCIA PARA VIAJEROS DEL TIEMPO
En mayor o menor grado, el ser humano viaja en colectivos, trenes, subtes, taxis, autos, motos, bicicletas, triciclos, barcos y aviones. Gracias a ellos nos podemos desplazar con mayor o menor comodidad a lo largo, a lo ancho y a lo alto de todo nuestro planeta.

Pero... ¿Qué pasa con la famosa y nunca bien comprendida cuarta dimensión, más conocida entre sus amigos con el nombre de tiempo?

¿Qué hay sobre ese camino al cual, por el momento, resulta intransitable a pesar de obrar en nuestro poder cosas como la tarjeta monedero o el subtepass?

¿Alguna vez lograremos construir una maquina que pueda llevarnos, cual si fuera un bizarro colectivo de la línea 60, hacia nuestro pasado o nuestro presente?

Probablemente en algún momento más o menos cercano de nuestra existencia, tal invento pueda verse convertido en una irrefutable realidad y tu, querido internauta, deberás estar preparado para aprovechar todo el potencial que esa nueva tecnología pueda dar de sí. Atento a esta posibilidad, el emérito emergentólogo monstruológico y Master en Paranoia Alpedológica Comparativa de la Universidad de Springfield, el Doctor Daniel Barragán, ha elaborado esta guía básica de supervivencia que será de gran utilidad al novel viajero que ose traspasar las desconocidas barreras del tiempo.

¡Si te parece copado el asunto ese sobre la teoría de la relatividad del Albertito o el tema de los agujeros negros planteados por el renguito de la silla de ruedas, ya estarás dando tus primeros pasos para convertirte un auténtico y “canchero” viajero del tiempo!

1-Si sos una persona muy inteligente y tenés la capacidad para construir una máquina del tiempo, tratá de que la misma pueda desplazarse por el espacio-tiempo. Tené en cuenta que si únicamente lo hiciera a través del tiempo, la misma haría su aparición a varios millones de kilómetros de nuestro bienamado planeta (que, obviamente, ha continuado con su largo derrotero por el cosmos) y, según dicen los entendidos, en el espacio cuesta mucho respirar... y tampoco pueden escucharse tus gritos.

2-Si llegás a viajar hacia el futuro, el primer lugar al cual tenés que dirigirte es a una agencia de lotería para ver los extractos del Quini-6 de las semanas anteriores. Ser un viajero del tiempo rico es mucho más copado y ¡canchero!. Además se debe tener en cuenta que el mantenimiento de una máquina del tiempo cuesta mucha plata... ¡El isótopo de uranio que usás como combustible sale un ojo de la cara!

3-Se recomienda evitar todo tipo de contacto con vos mismo, tanto en el pasado como en el futuro, ya que por lo general la imagen que creemos tener sobre nuestro aspecto físico, tono de voz y maneras de ser son inversamente proporcionales a la realidad de lo que somos para el resto de la gente (incluido nuestro yo del pasado o del futuro)

4- Si no podés aguantarte el saber que va a ser de tu vida en el futuro y te encontrás con que tus hijos y/o nietos te metieron en un geriátrico para que no hinches las pelotas... ¡Y que encima se quedaron con toda tu colección de revistas de historietas para hacerlas guita en eBay o DeRemate.com!, mejor hacete una vasectomía u ovariotomía cuando regresés al presente (según sea el sexo del viajero) con el fin de crear una nueva línea de tiempo en la cual nunca hayas parido a esos malditos desagradecidos.

5-Si viajás al periodo mesozoico y no podes resistir la tentación de traerte el huevo de un dinosaurio, deberá ponerse en vigencia inmediata La Guía Práctica de Supervivencia en Caso del Ataque de un Monstruo Gigante (ya publicada con anterioridad)

6- Nunca dejés tirado en el pasado celulares, relojes, tricorders, profilácticos, sanguches de miga, sushi en mal estado o televisores de plasma, pues en nuestro presente Fabio Zerpa y muchos de sus secuaces nos dirán, poniendo cara de grandes entendidos, que los extraterrestres nos han visitado en el pasado. Tampoco te gastés trayendo aparatos del futuro como el Transmetilador sulfotódico o el Radarcosio... acá no se consiguen los repuestos y la garantía no sirve para un joraca.

7-En la medida de lo posible, procurá no morirte antes de haber nacido, ni matar a alguno de tus padres o abuelos por error o aplastar con tu bota a una mariposa de los tiempos prehistóricos. Las paradojas implicadas en todo ello resultan ser un auténtico dolor de testículos y son muy complicadas para analizarlas con profundidad en esta humilde guía.

8-Si sos medio degeneradito o te gustan las cosas extremas, usá la máquina del tiempo para viajar al pasado y conocer íntimamente a tu mamá, abuela, papá o abuelo cuando estaban en la edad de merecer (las preferencias dependerán de tu sexo o preferencia sexual). La paradójica experiencia implícita en ese acto “tan degradante” puede llegar a ser bastante estimulante... a nivel intelectual, claro está.

9-Tener en cuenta que una máquina del tiempo puede ser usada tanto para el bien como para el mal, por lo que debe manejársela con mucho cuidado y gran sabiduría. Si no te hallás muy seguro de lo que querés hacer con ella, se recomienda inclinarse por la segunda opción, que siempre resulta ser mucho más redituable y divertida. ¡Pertenecer al lado oscuro garpa!

10-Si llegás a viajar al principio de todo y te encontrás con un ojo gigante enmarcado en un triángulo, no tengas miedo pues probablemente sea el Supremo Hacedor del universo y no Sauron, el señor oscuro. Si podés charlar con el que fue, es y será, saludalo de mi parte y decile que no se tome el laburo muy en serio, ya que no vale la pena matarse mucho en lo que está por hacer. Si por el contrario, viajás hacia el futuro muy lejano, cuando llegue el fin del universo, por favor apagá la luz que está muy cara.

Con cariño a H. G. Wells y al Profesor Emmet Brown

2 comentarios:

  1. Estimado doctor Barragan:
    Permítame presentarme soy un viajero temporal, proveniente del año 2011, en mi época la humanidad vive en armonía, sin guerra y hambre, vivo en un país llamado Nueva España en el rincón sur del continente colonista.
    Resido en la ciudad dependiente de buenos vientos, en una hermosa amplia casa típica del lugar con todas las comodidades necesarias.
    Soy un científico especializado en la rama de la tempologia, una ciencia que se puede explotar gracias a la paz en que vivimos, oficialmente soy el primer viajero del tiempo (humano) ya que yo mismo construí el eternoscopio-tempus-movile (también conocido como ETM) un vehiculo similar a una milirotisma modelo 85, que funciona con la energía mental positiva del entorno, ansioso por probar la maquina me e subido para viajar al pasado mas remoto de la raza humana.
    En la edad de piedra comencé un viaje a través de las eras y me tome unas cuantas libertades, como hacer un par de dibujos en cuevas (donde se me cayo una caja de fósforos), luego me detuve unos meses antes del año 0000, donde tuve un secreto romance con una hermosa adolescente judía llamada Maria, avergonzada por quedar embarazada (me olvide los forros en mi época) le dije que invente cualquier verdura, mientras me marchaba hacia el futuro en el siglo XVI donde pase unas semanas en una aldea italiana haciendo de asistente de un bohemio llamado Leonardo, donde (unos porrones mediante) lo ayude con unas ideas y accidentalmente depile demasiado a una modelucha cara de nada que se disponía a pintar.
    Despidiéndome de aquella época ajuste el ETM hacia los principios del siglo XX, donde viví un tiempo en Austria y compartí casa con un pibe simpático llamado Adolfo, donde pasamos tardes enteras jugando con los soldaditos de plástico q le regale, pero como mi austriaco no es muy bueno me aburrí fácilmente y volví a mi presente donde note que todo había cambiado, mi casa era una ruina, la paz era solo un pretexto para la guerra el hambre y la violencia eran moneda corriente y mi trabajo una depresión total (ahora trabajo en un todo x dos pesos coreano donde mis conocimientos de ciencia son inútiles)
    Mi única respuesta a tal desventura es el echo quien accidentalmente yo cause esta línea temporal donde usted y millones de personas viven, donde me es imposible viajar al pasado a prevenir el encadenamientos de hechos que llevaron a mis descuidos ya que la ETM carece de energías positivas del entorno para volver siquiera un segundo al pasado (ni hablar si pongo croica tv) .
    Quiero valorar el hecho de que su guía es absolutamente necesaria, advirtiendo q posibles viajeros temporales, aunque claro esta ningún presente podría ser peor q este.

    Atte Doctor Cornelius Radicheta

    ResponderEliminar
  2. dr. Radicheta, presene: intimo a usted un inmediato resarcimiento economico ante su inoportuna irrupcion en el pasado con la consiguiente ruptura de la linea temporal de la cual usted es el unico culpable, asi como los costos implicados ante la destruccion de la trama de la realidad tal cual la conocemos. colasionese. Dr. Daniel Barragan -Catedra de Emergentologia Monstruologica de la Universidad de Springfield-

    ResponderEliminar