Buscar este blog

lunes, 13 de febrero de 2012

2012 –EL APOCALIPSIS NUESTRO DE CADA DÍA

En este año signado por las enigmáticas profecías de los Mayas (ese pueblo mesoamericano que no pudo predecir su propia caída) todos nosotros nos sentimos expectantes ante lo que podría suceder de aquí a fin de año. Una serie de hechos nefastos, o no, pueden llegar a cambiar nuestras existencias de una manera abrupta e bastante incontrolada.
¿Se tratará de tan solo un cambio espiritual o, por lo menos, explotará el sol?
Nadie lo sabe a ciencia cierta, pero mi espíritu paranoico se ha encargado de mostrarme una de las tantas posibilidades que bien valdría tener en consideración.
Tal como se cita en el buen libro, es muy probable que los muertos puedan volver a levantarse de la tierra para acosarnos a nosotros, pobres mortales.
Es por ello que a continuación pongo ante ustedes un extracto del libro “Zurrando Zombis”, escrito por el emérito decano de la Universidad de monstruología comparativa de la ciudad de Springfield Daniel Barragán, el cual se encargará de aclarar algunas de las grandes dudas que aquejan a la humanidad.
“El zombi o muerto viviente (mortuus animantis) es aquella criatura que, cansada de yacer bajo tres metros de tierra y ser devorada por los gusanos con el fin de ser transformados en abono, decide salir a la luz del sol con el fin de cometer inconfesables tropelías en nombre del mal.
Las causas de su resurrección pueden ser muy variadas. Entre ellas podemos incluir:-
-Ritos vudú o de magia negra… o de magia negra vudú (combínelos según sus gustos)
-Maldiciones ancestrales que los confinan a un eterno vagar sobre la superficie del planeta.
-Parásitos extraterrestres
-Bacterias, virus u hongos de naturaleza desconocida o creados artificialmente por los científicos y militares inescrupulosos de las grandes potencias.
-Radiaciones naturales (provenientes de un misterioso meteoro o un cometa) o creado artificialmente por extraterrestres inescrupulosos vestidos con trajes plateados.
-Un proyecto secreto de los nazis o los comunistas anteriores a la Perestroika, escondido en algún remoto lugar de los montes Urales o Sudamérica.
-Porque el Supremo Hacedor del universo lo quizo de esa manera… pues al final de cuentas es el que manda y sus designios son inescrutables.
Suelen ser criaturas extremadamente peligrosas pues, aparte de oler espantosamente mal, se dedican a estrangular a sus víctimas, asustarlos hasta morir o, la más inconveniente, comérselos.
Se los puede encontrar en solitario o en grandes grupos llamados Hordas, con el consecuente peligro para toda comunidad humana viva que se precie de serlo.
Salvo los básicos instintos de conservación, los zombis carecen de una inteligencia que pueda ser medida. Es por eso que son poco útiles para la realización de tareas como el arreglo de televisores LED, la ingeniería electrónica, la computación o la física nuclear. Tampoco se recomienda tenerlos como mascotas y es conveniente mantenerlo alejado de los niños, a menos que estos también sean zombis.
En algunos casos particulares, sobre todo en aquellos que no tienen la mala costumbre de morder, pueden ser usados como animales de carga o para realizar algún tipo de venganza personal, aunque la mayoría de las veces esto último puede llegar a volverse en contra quien clamaba venganza.
Existen diferentes variedades de zombis, según la región geográfica que les ha tocado en suerte hacer su aparición. Entre ellos podemos destacar:-
-Zombis haitianos (mortuus animantis canabirensis): tienen el dudoso honor de ser los primeros en haber aparecido. Carecen de voluntad propia, por lo que es fácilmente manejable, aun para un lelo. Tienen la ventaja de no comer carne humana. Sus formas de agresión se limitan a asustar con su sola presencia o por medio de la estrangulación de su víctima. Su resurrección es debida a un rito vudú o a la magia negra.
-Zombis estadounidenses originales (mortuus animantis romenorum): son criaturas de andar lento y bastante estúpidas, pero incansables a la hora de tratar de devorar un trozo de nuestra humanidad. Por lo general se desconocen las causas de su resurrección y suelen hacer su aparición en los cementerios de pueblos con nombres extraños como Idwich, Shoppingville o Ciudad Infierno.
-Zombis estadounidenses new age (mortuus animantis metrosexualix): suelen ser un poco más inteligentes que los anteriormente citados y saben hablar, ya que por lo general han sido creados artificialmente gracias a algún arma científico-militar durante la guerra fría. Pueden correr a gran velocidad y, en algunas oportunidades, pueden escalar por las paredes como un insecto. Tienen predilección por los cerebros humanos, pues es la única manera de aliviar el dolor de estar muertos.
-Zombis estadounidenses afroamericanos (mortuus animantis bicarbonatum): a diferencia de los anteriores su piel es más oscura y tienen más larga la… fila de dientes, pues ¿a quien le importa mirarle la tararira a un muerto viviente, por más que sea la de un afroamericano?
-Zombis orientales (mortuus animantis tukulitosacayamensis): habitan en una amplia extensión del sudeste asiático. Las causas de su aparición suelen ser variadas (magia, tecnología o por que si), y son tanto o más peligrosos que los anteriormente nombrados. Visten ropas a la moda y tienen un dejo melancólico, al mejor estilo gótico. A pesar de sus rostros podridos, son bastante “cool” y cancheros. Como es de suponer, saben todo tipo de artes marciales.
-Zombis españoles (mortuus animantis paellaris): su particular condición de muertos vivientes es debida a antiguas maldiciones que los han condenado a vagar eternamente en busca de carne humana que pueda satisfacer sus oscuros instintos cinegéticos. Gustan de mujeres ligeras de ropa y de muchachos heroicos con buenas intenciones aunque algo tontos. Se engalanan con ropajes antiguos y enormes espadas oxidadas.
-Zombis italianos (mortuus animantis mascalzonicuus): son similares a los anteriores en lo que respecta a sus hábitos alimentarios, aunque tienen preferencias por los senos femeninos, a los que se afanan con una pasión casi enfermiza. Sus apariciones suelen estar vinculadas con una serie de señales pre-apocalípticas bastante confusas. Los gusanos en el rostro son opcionales.
-Zombis británicos (mortuus animantis piratennsis): son una variedad más peligrosa que los zombis americanos new age, pues corren como desaforados y pegan saltos sobrehumanos. Por lo general su origen se debe a plagas creadas artificialmente por ciertas compañías farmacéuticas, pero también pueden llegar a revivir debido a todas las causas vistas más arriba.
-Zombis argentinos (mortuus animantis chantotum): se trata de una variedad particular de zombi latinoamericano pues, a la hora de devorar carne humana, se queda con el pedazo más grande y termina robándole la parte correspondiente a los otros muertos vivientes.
No caben dudas que hay zombis para todos los gustos, pero todos tienen en sus podridas cabezas el mismo fin: cebarse del incauto mortal. Es así que se recomienda mantenerse a una respetable distancia de su inoportuna presencia.
Y no deben olvidar que el zombi bueno es el zombi con un tiro en la cabeza.”
… y es que la carne humana es débil ¡Pero muy apetitosa!
Si te interesa el tema zombi pincha aquí abajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario