Buscar este blog

jueves, 1 de marzo de 2018

INVASION CHEN (3)

APOKALIPSIS NIPON
No cree Akira con la intención de producir algo extraño. Simplemente se produjo así”
Katsushiro Otomo

Debo ser totalmente honrado con ustedes… y tengo que confesarles que no me gusta ni el manga ni el anime.


Tampoco puedo considerarme un experto en el tema de toda esta exitosa, aunque para mi sea incomprensible, movida arribada desde el lejano oriente, pero algo he leído y es así que me atrevo a opinar que, entre la mucha basura que ha sido publicada, se pueden rescatar varias cosas que escapan a la monotonía temática que suele imperar en este tipo de productos.

Pero antes de meternos de lleno en los motivos de este artículo, repasemos algo de historia.

El origen del Manga se remonta a varios siglo atrás, aproximadamente el siglo XII (1), pero el mismo (tal cual como lo conocemos hoy) puede ser ubicado luego de la finalización de la Segunda Guerra Mundial

Durante esos años de la postguerra era realizado un espectáculo de tipo popular con dibujos de papel que era conocido con el nombre de Kanishibai, siendo el más famoso de ellos el que estaba dedicado a una suerte de superhéroe con rostro de calavera llamado Ogon Bat (Murciélago de Oro). Poco a poco, esta primitiva forma de arte fue evolucionando y ganando el favor del público. 

En el año 1946, hizo su aparición el autor/dibujante que se encargaría de redefinir el género y que terminaría transformándose en el indiscutido Dios del Manga: Osamu TezukaGracias a él, tanto el manga como el anime trascendieron las fronteras del Japón hacia el resto del mundo, generando toda una movida que aún persiste en nuestra actualidad.

Muchos dibujantes y guionistas avanzaron por el sendero abierto por el emblemático creador de Astroboy y Kimba, el león blanco, generando a su paso un amplísimo mercado que generó varios millones de dólares/yenes/pesos y cuanta moneda se les pueda llegar a ocurrir.

Entre el variopinto grupo de creadores podemos nombrar a algunos que sobresalieron de la media, como lo fueron Eiichi Fukui, Tsumayoshi Takenchi, Sampei Shirato, Shotaro Ishimori. Kazuo Koike y Goseki Kojuma (2), Go Nagai (Mazzinger Z), Reiji Matsumoto (Acorazado Espacial Yamato), Akira Toriyama (Dragon Ball), Masamune Shirow (Dominion) y Tsukasa Hojo (City Hunter).

El manga se encargó de reclutar a toda una multitud de adictos a lo largo de todo el mundo, los cuales llegaron incluso al fundamentalismo de no aceptar ningún otro tipo de historieta y la cosa no se detuvo allí.

La invasión chen había dado inicio y ya nada ni nadie ya podría detenerla.

Este tipo de arte secuencial tan particular posee una cierta cantidad de características muy marcadas que lo diferencia de su contrapartida occidental.

“Si quielen conococel uno de ellos, debelan obselbal las siglientes pautas”

-Los mangas poseen una inmensa cantidad de páginas, con cifras no menores a 500.

-Los mismos se leen de atrás para adelante y de derecha a izquierda (un auténtico bolonqui)

-En esa innumerable cantidad de páginas hay gran cantidad de viñetas sin diálogos, en donde los personajes se miran feo entre ellos… siempre con los dientes apretados.

-Las luchas que se establecen a lo largo del relato son extremadamente largas.

-Los personajes presentes en ellos poseen ojos grandes, redondos y con un cierto brillo que le dan un aspecto lloroso, cándido o de furia desencadenada, según la historia en la que se ven envueltos.

-Los cabellos de los mismos son largos y parecen como cortados a cuchillo… los cual nos hace preguntarnos quien es el peluquero que los atiende.

-Las escenas de acción poseen innumerables líneas cinéticas, ya sea en una batalla de características apocalípticas o jugando al futbol.

-Las caras de los personajes suelen ser bastante parecidas entre sí, lo cual genera cierta confusión en el lector desprevenido. Eso me hace preguntarme si a ellos les sucederá lo mismo con nuestras historietas.

-A lo largo del desarrollo de la historia suelen hacer su aparición robots gigantes transformables (conocidos como Mechas), niños con vastos poderes mentales o mágicos, minitas que están superbuenas pero que no tienen más de 15 años y extraterrestres muy malos… o muy bobos.

-El compañero del héroe puede variar entre una mascota con poderes especiales o un tipo gracioso, tontorrón y bastante insoportable.


¡¡NO ME ODIEN QUERIDOS OTAKUS QUE BUENA PARTE DEL MATERIAL COMIQUERO ORIENTAL ES ASI!!


Antes que toda una horda de fans caigan sobre mí con sus espadas Hattori Hanzo o la emprendan a golpes de karate, déjenme decirles que, afortunadamente, hay muchas cosas que me han reconciliado gratamente con este género. 

Una de ellas es una monumental obra de ciencia ficción de más de 1800 páginas que podría ser considerado como uno de los más grandes hitos del comic internacional.

Y me estoy refiriendo a Akira.

El creador de esta magnífica obra fue Katsushiro Otomo. Nacido en la ciudad de Hasama (Prefectura de Miyagi) en 1954, este muchacho de ojos rasgados y enorme talento se inició en el mundo del Manga a la edad de 19 años cuando publicó una historia llamada Jusei (Estampido) para la revista Manga Action de la Editorial Futubasha.

A esta publicación le seguiría la controversial Sayonara Nippon (Adiós al Japón), en donde es descripto el choque cultural entre oriente y occidente al narrarnos la vida de un profesor japonés de judo en los Estados Unidos.

En 1978 Otomo colaboró en la edición japonesa de la icónica revista Starlog (3). Durante esta etapa se puso en contacto con reconocidos autores de la talla de Neil Adams, Moebius y Barry Windsor Smith, los cuales tuvieron la virtud de influenciar el estilo de esta futura promesa oriental.

Tan solo un año más tarde la oportunidad de trascender llegó a su vida cuando publicó su primer manga de ciencia ficción que fue conocido como Fireball. La trama de esta historia gira en torno a la lucha entre un ser humano poseedor de poderes especiales contra una computadora llamada ATOM, todo ello situado en un futuro que se halla dominado por estas últimas. Por cansancio de su autor, este manga terminaría quedando inconcluso.

Con las miradas de las editoriales puestas sobre él, Katsushiro Otomo publicó, para la revista Young Magazine de Editorial Kodansha, Suika Messiah (El Mesías Sandía) y Buyoka Sarabo (Adiós a las Armas), dos obras en las cuales se encara la temática de la ciencia ficción desde un punto de vista muy particular e irónico.

En 1982 su talento pergeñó la que sería una de sus mejores obras. La misma se encargaría de sentar las bases para la obra que lo haría conocido a lo largo de todo el mundo. Esta historia se llamó Domu (Sueños) (4) y fue publicada en la revista Young Magazine entre enero de 1980 y julio de 1981.
-DOMU (1980), EL CAMPO DE PRUEBAS PARA LA CREACIÓN DE AKIRA-
En esta obra, Otomo vuelve a explorar el mundo de lo paranormal y nos sumerge en la historia del terrible enfrentamiento entre una niña y un malvado anciano que posee extraños poderes psíquicos. En lo que se refiere a su aspecto visual y argumental, Domu se convertiría en una suerte de campo de prueba para su posterior proyecto, ya que en la misma se hallan bien definidos todos los elementos que la caracterizarían. 

Es de destacar que Domu ganó el certamen SF Grand Prix de 1983, el premio a la excelencia de la Japan Cartoonist Association (1981), el Nihon SF Taisho Awar (1983) y el Seiun Award (1984) como comic del año.

A instancias de la misma editorial, que le pide la creación de un manga en la que el personaje principal fuera un adolescente, Otomo da inicio a una extensa saga que sería publicada en la revista Young Magazine entre 1982 y 1990. Influenciada por los trabajos de Moebius, Mitsuteru Yokoyama (5) y Seishi Yokomizo (6), Akira estaría conformada por capítulos de 20 páginas en blanco y negro que, de manera casi inmediata, se transformaría en un éxito arrollador.

Akira por fin vio la luz y el mundo de la historieta saludaría con sumo respeto su llegada.

La acción da inicio en el año 1992 con el estallido, debido a causas totalmente desconocidas, de la tercera guerra mundial para, de manera inmediata, trasladarse ocho años en el futuro. Es así como nos encontramos en un mundo de post guerra en donde una megaciudad progresista e irreal, llamada Neo Tokio, se alza sobre las ruinas de la antigua ciudad que fuera destruida. En ella vive un grupo de adolescentes marginados, los cuales son liderados por el joven Kaneda y su segundo al mando Tetsuo.

Durante una de sus escapadas nocturnas del instituto en el cual están alojados, Tetsuo se accidenta al evitar atropellar a un extraño niño con aspecto de anciano. Esta misteriosa criatura es el fugitivo de una organización científico militar que está liderada por un enigmático personaje llamado El Coronel, cuyo fin es el poder desarrollar el potencial telepático de estos particulares niños. 

Debido a ese accidente, Tetsuo comienza a manifestar un terrible e incontrolable poder mental que podría sumergir al mundo en un nuevo conflicto nuclear. La única esperanza reside en la ayuda de sus amigos, encabezados por Kaneda y Kay, y un callado niño conocido como Akira… quien es la clave de todos los sucesos acontecidos ocho años atrás.

Esta historia de ciencia ficción, ambientada en el subgénero conocido como Cyberpunk, se extendería a lo largo de más de 1000 páginas, las cuales fueron finalmente reeditadas en cinco tomos con un notable éxito de ventas. 

Como los japoneses no son ningunos tontos en lo que se refiere a realizar buenos negocios, de manera inmediata, y aun antes de que la saga finalizara, trasladaron la historia al celuloide en un animé de alta calidad artística.

Corría el año 1983, cuando Otomo suspendió de manera momentánea su labor artística y se abocó de lleno en la realización del guión, los Story-boards y la dirección del film mencionado (¡Desconfiado el ponja!). 

Fue tan meticuloso en su trabajo que la post-producción se extendió hasta 1988, con un costo final de mil millones de yenes… una fortuna, considerando que se trataba tan solo de un dibujo animado. Para llevar adelante una producción tan costosa fue necesaria la colaboración de varias empresas, como lo fueron Kodansha Ltd., Laserdisc Corporation, Sumitomo Corporation, Mainichi Broadcasting System, Bandai, Toho, Hakuhodo y Tokyo Movie Shinsha Co.

Pero el resultado final sí que valió la pena.

La versión animada de Akira es una auténtica obra maestra, con una animación que supera holgadamente la media que presentan los dibujos animados de ese país (siempre y cuando no tomemos en cuenta la obra del gran maestro Hayao Miyasaki) y que incluso harían enrojecer de vergüenza a productos tan grandes como los ofrecidos por los Estudios Disney u otros similares.

Akira llego a los Estados Unidos por mero accidente, cuando James Galton (presidente de Editorial Marvel Comics) tuvo en sus manos los cinco tomos recopilatorios mencionados más arriba. Sumamente interesado por esta lujosa producción llegada de oriente, se los terminó mostrando a Archie Goodwin (Editor en jefe de la línea Epic Comics) quien casualmente ya conocía la existencia de Otomo y su magna obra. De manera inmediata se pusieron en contacto con la filial de Kodansha en los EE.UU., con el fin de obtener los derechos de publicación de todo ese material en el idioma inglés.

Bajo la supervisión del propio Otomo, se optó por realizar una publicación mensual en formato Prestige (edición de lujo con 64 páginas y tapa dura). Las traducciones corrieron a cargo de Koiche Yuri (Editor de Akira japonés) y Jo Duffy, por la parte americana. Los dibujos y los globos de texto tuvieron que ser retocados por su creador, debido ello a que el sistema de lectura de los japoneses es totalmente diferente al nuestro. Michael Higgins estuvo a cargo de la rotulación y, con el fin de realzar la calidad de los dibujos, Steve Oliff se abocó a la tarea de colorearlos mediante el uso de computadoras.

La cabeza de los lectores yankis hizo explosión cuando, en 1988, Akira por fin salió a la venta. Fue así como Katsushiro Otomo entró a occidente por la puerta grande. Pero la cosa no quedaría así.

Ya convertido en todo un referente del manga y el anime, este creador retomó la realización de Akira en el papel, llevándolo a la increíble cantidad de 1800 páginas (30 tomos de la edición americana) en donde incluso llegó a darle un final totalmente diferente a lo que fuera narrado en la película.

Como es de suponer, Akira no solo se limitó a invadir el mercado de los EE.UU., que de buenas a primeras se vio copado por toda una oleada oriental, sino que también tuvo su oportunidad en el viejo mundo. En una serie de lujosos tomos, esta saga fue editada en Francia, Italia y España gracias a los buenos quehaceres de la editorial Dragon/Comics Tebeos S.A.

Quizá por los hados del destino, o pura suerte que le dicen, estos ejemplares terminaron recalando en la Argentina en 1991, con una distribución bastante caótica y discontinua que se extendió por casi 8 años… gracias a la buena voluntad de las comiquerías locales para traerla.

Volviendo a la película, cuyo argumento es bastante diferente a su versión en papel, podemos mencionar que su edición en inglés vio la luz en la San Diego Comicon en el año 1989. 

Su versión en castellano salió a la venta en el viejo formato de video (¿todavía se acuerdan de los videocasetes?) en las tierras españolas, en una versión con cortes y traducida que es un auténtico horror (¡¡Coño!! ¡¡Joder!!). Para sorpresas del público argentino, AVH se encargó de sacar una edición de excelente calidad y con una muy buena traducción (7)Por supuesto, actualmente tengo en mi poder su edición en DVD.
No cabe duda que tanto el manga como el anime han sabido ganarse su lugarcito en el mundo de la historieta internacional, no por nada los yankis “tomaron prestados” esos conceptos creativos para sacar al medio sus propios productos que de alguna manera imitaran el estilo presente en esos productos. (7)

Pero Katsushiro Otomo hay uno solo y Akira es su palabra divina… el resto es pura cháchara.

Sayōnara shin'ainaru yūjin

ANEXO: TRABAJOS REALIZADOS POR KATSUSHIRO OTOMO

La obra de este creador no se limitó tan solo a Akira, ya que posteriormente a este se dedicó no solo a dibujar sino que también se atrevió a encarar otros proyectos cinematográficos, ya fuera en el terreno de la animación como la dirección de actores de carne y hueso.

M: manga – AB: Art Book – A: Anime

-A Gun Report (1973) (M) guión y dibujos

-Short Peace (1979) (M) guión y dibujos


-Highway Star (1979) (M) guión y dibujos


-Fireball (1979) (M) guión y dibujos


-Dömu (1980) (M) guión y dibujos


-Kibun wa mö Sensö (1980) (M) guión y dibujos


-Sayonara Nippon (1981) (M) guión y dibujos


-Akira (1982) (M) guión y dibujos


-Visitors (1984) (M) guión y dibujos


-Neo Tokyo-Construction Cancellation Order (1987) (A) dirección y guión


-Robot Carnival- Opening y Ending (1987) (A) dirección y guión


-Akira (1988) (A) dirección y guión


-Kaba (1989) (AB)


-Kanojo no Omoide (1990) (M) guión y dibujos

-ADIOS A LAS ARMAS-

-The Legend of Mother Sarah (1990) (M) guión


-ZeD (1991) (M) guión


-World Apartment Horror (1991) (film con actores que fue dirigido por K. Otomo)


-JoJo´s Bizarre Adventure OVA-Ep. 11: DIO no Sekai-Akü no Shöki Vanira Aisu (1991) (A) director


-Roujin Z (1991) (A) guionista


-Akira Club (1995) (AB)


-Memories (1995) (A) director del episodio “Cannon Folder” y guionista de “Stink Bomb”

-STEAMBOY-
-SOS! Tokyo Metro Explorers (1996) (M) guión y dibujos

-Batman: Black & White # 4-The Third Mask (1996) (M) guión y dibujos


-Hipira: The Little Vampire (2001) (M) guión

-S.O.S. TOKYO
METRO EXPLORER-

-Metropolis (2001) (A) guión


-Akira Animation Archives (2003) (AB)


-Steamboy (2004) (A) dirección y guión


-Park (2006) (M) guión y dibujos


-Mushishi (2006) film con actores dirigido y escrito por K. Otomo


-DJ Teck´s Morning Attack (2012) (M) guión y dibujos


-Kaba 2 (2012) (AB)


-Short Peace (2013) (A) director y guionista del episodio “Combustible


FICHA TECNICA DE AKIRA, LA PELICULA (1988-Akira Committee Company Ltd. / Kôdansha / Mainichi Broadcasting System / Bandai / Hakuhodo / Toho Company / LaserDisc / Sumitomo Corporation / TMS Entertaintment)

Dirección: Katsushiro Ôtomo

Producción: Haruyo Kanesaku, Shunzo Kato, James Yosuke Kobayashi, Yukata Maseba, Yoshimasa Mizuo, Sawako Noma, Ryôhei Suzuki e Hiroe Tsukamoto.

Guión: Katsushiro Otomo e Izô Hashimoto (Basado en el manga del mismo nombre)

Música: Shôji Yamashiro

Fotografía: Katsuji Misawa

Edición: Takeshi Seyama

Dirección de arte: Toshiharu Mizutani

Efectos especiales: Takashi Maekawa y Noriki Takaya

Efectos visuales: Yuriko Amemiya, Ryoichiro Debuchi, Chie Furubayashi, Yukiko Katsuya, Howard Lukk, Svea Macek, Naoko Motoyoshi y Mark Nakamine

Protagonistas: Mitsuo Iwata (Kaneda), Nozomu Sasaki (Tetsuo), Mami Koyama (Kei), Tesshô Genda (Ryu), Hiroshi Ôtake (Nezu), Koichi Kitamura (Lady Miyako), Michihiro Ikemizu (Inspector), Yuriko Fuchizaki (Kaori), Masaaki Ôkura, Tarô Arakawa y Takeshi Kusao.

Duración: 124 min.

NOTAS:

1-Según se sabe, un monje llamado Toba hacía caricaturas de animales humanizados (Chojugiga) y sobre temas religiosos.


2- Kazuo Koike y Goseki Kojuma fueron los creadores de Kozure Otami, cuyas ilustraciones influenciaron a Frank Miller (Ronin, Daredevil y Dark Knight Return)


3-La revista Starlog es una publicación mensual de ciencia ficción, creada en 1976 por Kerry O´Quinn y Norman Jacobs. En abril de 2009 culminó su existencia en papel, con un total de 374 números, pasando al formato digital.


4-Esta historia fue publicada en castellano por Editorial Norma en 3 tomos en blanco y negro, con el título de Pesadillas.


5-Mitsuteru Yokoyama (1935-2004) dibujante y guionista que fuera creador de Tetsujin 28-go, precursor directo del género conocido como Mecha (robots gigantes).


6-Seshi Yokomizo (1902-1981) escritor de novelas de misterio y policiales, entre cuyas obras se encuentran El Clan Inugami, Gokumon-to: La Isla de las Puertas del Infierno y Asesinato en Honjin y otros relatos.


7-En el año 2002, los estudios Warner Bros. adquirió los derechos para llevar adelante la realización de un film. A pesar de estar involucrados varios guiones y directores (entre ellos Christopher Nolan), hasta el momento no hay nada concreto al respecto 




-GALERÍA DE IMÁGENES-

Las imágenes que se encuentran a continuación corresponden en su mayoría al artbook de Katsushiro Otomo conocido como Akira Club y otras son storyboards y diseños creados para la realización del anime. ¡Disfrutentlas!


No hay comentarios:

Publicar un comentario