Buscar este blog

viernes, 5 de junio de 2015

DINOCINE (9): DINOSAURIOS REVIVIDOS PISAMAQUETAS (5° PARTE)

3-¡PISA DE NUEVO ESA MAQUETA, CHICO! ¡PISALA!
-BEHEMOTH ILUSTRADO POR WILLIAM STOUT-
Godzilla tuvo la culpa de todo.

En una suerte de retroalimentación creativa, quien naciera de la inspiración de un dinosaurio pisamaquetas de origen norteamericano (y me refiero a El Monstruo de Tiempos Remotos) se vería transformado a su vez en una suerte de monstruoso icono cultural que sería copiado hasta el hartazgo por numerosas compañías cinematográficas tanto niponas como norteamericanas, europeas… e incluso de otros países orientales.

Así fue como vieron la luz una serie de criaturas sobredimensionadas que se encargarían de poner en jaque a la atribulada humanidad, destruyendo sus ciudades y su modo de vida, un hecho que los convertía en conspicuos representantes de los temores y prejuicios cotidianos que nos aquejan a lo largo de nuestras existencias mortales.

Como es de suponer, los queridos dinosaurios, que supieron ser reyes de un periodo de tiempo muy alejado del nuestro y que no deseaban extinguirse totalmente, fueron despertados de su sueño de eones (ya fuera por pruebas atómicas o fenómenos naturales) con un hambre tal que, ante sus frías miradas, les pareceríamos un delicioso tentempié para sus rugientes estómagos.

-BEHEMOTH THE GIANT MONSTER / EL GIGANTE BEHEMOTH / EL MONSTRUO SUBMARINO (Artistes Alliance Ltd. / Diamond Pictures Corp. -1959)

FICHA TECNICA:

Producción: David Diamond y Ted Lloyd

Dirección: Douglas Hickox y Eugène Lourié


Guión: Robert Abel, Allen Adler, Eugène Lourié y Daniel James


Fotografía: Desmond Davis y Ken Hodges


Diseño de producción: Eugène Lourié


Música: Edwin Astley


Efectos especiales: Irving Block, Louis DeWitt, Willis O´Brien, Pete Peterson, Jack Rabin y Phil Kellison


Protagonistas: Gene Evans (Steve Karnes), André Morell (Pr. James Bickford), John Turner (John), Leigh Madison (Jean Trevethan), Jack MacGowran (Dr. Sampson), Maurice Kaufmann, Henri Vidon y Leonard Sachs.


Duración: 72 min. (Inglaterra)- 80 min.


Con Godzilla destruyendo a mansalva las ciudades japonesas, el envidioso imperio británico decidió que no se podía quedar atrás a la hora de ver destruida su hermosa capital.

Eugène Lourié, quien había sido el director implicado en la realización de El Monstruo de Tiempos Remotos, volvió a la carga con el tema de los dinosaurios pisamaquetas… cuyo resultado final fue casi igual en lo que se refiere al desarrollo de su guión.

Un científico norteamericano (Gen Evans) alerta a sus pares británicos sobre las nefastas implicancias del uso indiscriminado de la energía atómica. Sus temores se ven convertidos en realidad cuando en algunas playas acontecen extrañas muertes (tanto de seres humanos como de peces) debido a la exposición a una peligrosa fuente de radiación.

La causa del problema no es otra cosa que una extinguida criatura prehistórica conocida como Paleosaurus, cuyas emisiones electro-radioactivas (¡?!) causan la muerte de quienes infortunadamente se colocan en su camino.

En su viaje final hacia el área en donde naciera, el pisamaquetas de marras hará aparición en Londres. Luego del consabido raid turístico-destructivo por la ciudad, la bestia prehistórica sucumbirá al ser atacado con un torpedo cargado con radio (el radiactivo, no el que se escucha) el cual se encargará de acelerar el proceso autodestructivo de la gigantesca amenaza.
Con un presupuesto más que acotado, esta producción fue filmada en algunas localidades de Inglaterra y la post-producción fue realizada en un estudio de la ciudad de Los Ángeles.

Quien se encargó de la animación del Paleosaurio fue nada más ni nada menos que el padre del stop motion, quien trajo a la vida al mono gigante conocido como King Kong y quien se convertiría en el maestro del gran Ray Harryhausen: Willis O´Brien (1).

Si bien no es la mejor película en lo que respecta a la animación cuadro por cuadro y el guión no brilla por su originalidad, el tiempo se encargó de convertirla en un clásico de monstruos gigantes muy difícil de ser vista en la actualidad.

-DINOSAURUS! (Fairview Productions / Universal Pictures-1960)

FICHA TECNICA


Producción: Jack H. Harris e Irving Shortess Yeaworth Jr.

Dirección: Irvin S. Yeaworth


Guión: Jack H. Harris, Dan E. Weiburd y Jean Yeaworth


Música: Ronald Stein


Fotografía: Stanley Cortez


Efectos especiales: Tim Baar, Wah Chang, Gene Warren, Marcel Delgado, Tom Holland, Phil Kellison, David Pal, Ralph Rodine y Don Sahlin.


Protagonistas: Ward Ramsey (Bart Thompson), Paul Lukather (Chuck), Kristina Hanson (Betty Piper), Alan Roberts (Julio), Fred Engelberg (Mike Hacker), Gregg Martell (el hombre de Neanderthal), Wayne C. Treadway, Lucita Blain, Howard Dayton, Jack Younger, James Logan y Wilhelm Samuel.


Duración: 85 min.


En una isla del caribe, unos obreros encuentran los cuerpos congelados de un Tyrannosaurus, un Brontosaurus y un cavernícola (interpretado por Gregg Martell). Los mismos serán despertados de su largo sueño de millones de años por la descarga eléctrica producida durante una furiosa tormenta tropical. 

Con ambos dinosaurios sueltos por la isla, uno comiendo pasto y el otro nativos, el hombre de las cavernas se verá convertido en amigo de un niño y vivirá una serie de aventuras sin el más mínimo sentido… entre las que se cuenta el montar a pelo el Brontosaurio.

En el clímax final, el peligroso Tyrannosaurus es acorralado por los lugareños y es así como deberá enfrentarse al inmenso poder de una máquina retroexcavadora que se encargará de hacerlo caer al mar en donde supuestamente morirá ahogado.

Este bizarro film de dinosaurios congelados en una isla caribeña, un hecho ya de por sí bastante increíble, fue filmado en la isla de St. Croix (Islas Vírgenes) por Irvin Yeaworth, un  director que ya había tenido en sus manos la no menos extraña (aunque muy redituable) película conocida como La Mancha Voraz.

Aunque intentemos olvidar el hecho de que los dinosaurios y los hombres de las cavernas jamás coexistieron y saber que Marcelo Delgado (2) estuvo inmiscuido en la realización del stop-motion, el producto final… o sea los dinosaurios, dejan bastante que desear.

Aun así resulta más que evidente la gran influencia que tuvieron algunas de las escenas de Dinosaurus! en la realización de futuras mega-producciones que les dieron mucho dinero a sus creadores, tal es el caso de Aliens y Jurassic Park

-¡VAMOS DE PASEO... GRRR GRRR GRRR... EN UN DINO FEO!-
-¿JURASSIC PARK?... ¡NOOOO! DINOSAURUS!-

-GORGO (King Brothers Productions / British Lion / Columbia Distributors / MGM -1961)

FICHA TECNICA

Producción: Wilfred Eades, Frank King, Hernam King, Maurice King y James Leicester

Dirección: Eugène Lourié


Guión: Robert L. Richards y Daniel James


Música: Angelo Francesco Lavagnino


Fotografía: Freddie Young


Efectos especiales: Tom Howard


Protagonistas: Bill Travers (Joe Ryan), William Sylvester (Sam Slade), Vincent Winter (Sean), Christopher Rhodes (McCartin), Joseph O´Conor (Profesor Hendricks), Bruce Seton (Profesor Flaherty), Martin Benson (Dorkin), Maurice Kaufmann, Basil Digman, Barry Keegan, Tommy Duggan, Howard Lang y Dervis Ward.


Duración: 78 min.


“¡Mama quero teta!”-Grita bebe Gorgo y la mama Ogra no es ajena a esa lastimera llamada. 

Lo único malo de esta escena tan enternecedora es que él bebe en cuestión es un dinosaurio que se encuentra prisionero en la ciudad de Londres y su enorme mama de 60 metros de altura, que aparentemente no se encontraba en uno de sus mejores días luego de ser despertada de su letargo por un inoportuno volcán, pisotea sin piedad alguna buena parte de la capital inglesa… Puente de Londres y Big Ben incluidos, en busca de su querido vástago. 

Este nuevo intento de Kaiju Eiga a la inglesa fue dirigida (y van) por Eugène Lourié, en un intento por tratar de dar una vuelta de tuerca al ya agotado género de monstruos pisamaquetas. En un principio, este film iba a ser realizado en el Japón como una suerte de homenaje a Godzilla pero, luego de pasar por varias manos, terminó recalando en las Islas Británicas.

Nacido bajo la égida del rey de los monstruos, este bicho de goma es de todo menos creíble. Aun así nos encontramos con una película irresistiblemente entretenida y, para ser un producto netamente infantil, resulto ser bastante truculenta debido a las cruentas escenas de destrucción de la capital inglesa llevadas a cabo por la enfurecida criatura. Mucho de ello se debió al excelente trabajo de fotografía a cargo de Freddie Young y avlas detalladas maquetas representando la ciudad de Londres, las cuales fueron construidas en un amplio predio de los estudios MGM.

Otra cosa que cabe destacar en este film es que estos dinosaurios no son malos en sí mismos ni tienen poderes especiales como lanzar rayos por sus bocas o emitir radiaciones mortales. Ellos son tan solo criaturas de un tiempo olvidado que han sido despertadas debido a un evento de la naturaleza (en este caso un volcán cerca de la isla Nara) que quieren vivir sus existencias alejados de la humanidad, cuyo único deseo es exhibirlos como fenómenos de circo que les permitan obtener grandes ganancias.

Aparte de las islas Británicas, la película también fue estrenada en Tokio y el éxito obtenido entre el público sirvió para reactivar la franquicia de Godzilla por parte de los Estudios Toho. Tal fue su impronta en tierras japonesas que los estudios Nikkatsu hicieron una suerte de remake que fue conocida como Gappa: The Triphibian Monster (Haruyasu Noguchi-1967), en la cual dos enormes criaturas prehistóricas anfibias (que queremos creer que eran dinosaurios) van en busca de su hijo mientras destruyen todo a su paso.

Debido a los altos costos de producción, los hermanos King no continuaron con los proyectos que tenían pensados con respecto a su creación, por lo que Gorgo terminaría transformándose en un raro producto que fue visto en contadas oportunidades en las pantallas de cine y (creo) de televisión.

Cabe destacar que Gorgo obtuvo su propio comic allá por 1961, los cuales fueron publicados por la Editorial Charlton a lo largo de 23 números. Los guiones estuvieron a cargo de Joe Gill, en tanto que los dibujos corrieron por cuenta de Steve Ditko, Dick Giordano, Bill Montes y Rocco Mastroserio.

La maternal aventura del pequeño Gorgo y su inmensa mamá han sabido ganarse a lo largo de los años un lugar en los corazones de los fans, entre los que me incluyo. Sin duda alguna las apocalípticas escenas de destrucción de la ciudad de Londres y las multitudes pisoteadas por el monstruo son realmente inolvidables. 

¡Un auténtico monstruo antiimperialista que no respeta siquiera la hora del té, Oh My God!

-REPTILICUS (American International Pictures / Cinemagic / Saga Studio-1961/62)

FICHA TECNICA

Producción: Samuel Z. Arkoff, Sidney W. Pink y Johann Zalabery

Dirección: Sidney W. Pink (versión inglesa) y Poul Bang (versión danesa)


Guión: Sidney W. Pink e Ib Melchior


Música: Lex Baxter (versión americana) y Sven Gyldmark (versión danesa)


Fotografía: Aage Wiltrup


Efectos especiales: Kaye Koed


Protagonistas: Bent Mejding (Svend Viltorft), Asbjørn Andersen (Profesor Otto Martens), Povl Wøldike (Dr. Peter Dalby), Ann Smyner (Lise Martens), Dirch Passer (Petersen), Marlies Behrens y Bodil Miller (Connie Miller), Carl Ottosen (General Mark Grayson), Ole Wisborg (Capitán Einer Brandt), Birthe Wilke, Mogens Brandt y Kjeld Petersen.


Duración: 92 min. (Dinamarca) – 82 min. (USA)


¡Un palito de la selva (3) de varios metros de largo destruye la ciudad de Copenhague con una especie de baba acida que sale de su boca! 

Con la ferocidad digna de un zoquete con dientes, esta entidad pisamaquetas destruye todo lo que se le pone por delante y se ríe del ejército que trata de detenerlo. 

Esta suerte de títere, que quiere hacernos creer que es un dinosaurio, ha sabido transformarse en un auténtico icono cultural de toda una generación de adictos al cine fantástico y es una de las pocas películas de este género que han logrado trascender las fronteras dinamarquesas, un país del cual ni siquiera sabía que tenía una industria cinematográfica. 

La historia da inicio cuando unos mineros daneses encuentran una cola congelada y la envían al acuario de Dinamarca. Debido a un descuido, la pieza comienza a descongelarse y se regenera en la forma de un peligroso reptil prehistórico que terminará atacando a Copenhague.

Como buena película de monstruos que se precia de serlo, el monstruo es finalmente destruido… pero una pequeña parte de él se sumerge en lo profundo del océano. ¿El fin?

Esta co-producción entre American International Pictures y Saga Studio, fue dirigida por Sidney W. Pink (4) en su versión norteamericana y Poul Bang en su versión original danesa. Pink no solo actuó como director sino que también estuvo implicado en la producción y el desarrollo del guión de este clásico del cine fantástico.

En ambas producciones fueron utilizados los mismos actores, a excepción de la actriz Bodil Miller que fue reemplazada por Marlies Behrens. A diferencia de su versión europea, en la versión de Pink el monstruo lanzaba una baba ácida por su boca… un efecto de animación que resultaba bastante pobre, aún para este film carente de calidad técnica (5).
-¡¡Køre damn dansk!! (“¡Corran malditos daneses!” -nota del traductor)-
Aún recuerdo con mucho cariño esas tardes de Sábados de Superacción en donde bichos como Reptilicus eran los abonados habituales de mis preferencias cinematográficas, para horror de mis consternados padres que no podían entender como era que me gustaban semejantes porquerías catódicas llenas de malos efectos, pésimos guiones y actores de madera.

¡Así quedé!

-YONGARI, EL MONSTRUO DE LAS PROFUNDIDADES / YONGARI MONSTER FROM THE DEEP / TAEKOESU YONGGARY (Keukdong Entertainment / Toei Company / American International Pictures- 1967)

FICHA TECNICA

Dirección: Ki-duk Kim


Guión: Ki-duk Kim y Yun-sung Seo


Música: Jeon-jib Byeon


Dirección de arte: In-taek No


Efectos especiales: Kenichi Nakagawa, Masao Yagi y Akira Suzuki


Protagonistas: Yeong-il Oh (Ilo), Jeong-im Nam (Suna), Kwang Ho Lee (Icho), Cho Kyoung-min (Yongary), Sun-jae Lee, Moon Kang


Duración: 65 min. (Alemania) – 80 min. (Corea del Sur) – 74 min. (Japón)


¿Hay algo mejor/peor que un monstruo de goma con un lanzallamas en la boca, un cuernito lanzarrayos y que baila música a Go Go?

¡Nahhh! 

Esta sobredimensionada amalgama entre Godzilla y Michael Jackson que nos llegó desde Corea (la del sur, claro está), que ha sido despertada por un terremoto artificial producido por la explosión de una bomba de los malvados vecinos del norte, se encargará de realizar su versión del paso lunar sobre un montón de maquetas que representan a la ciudad de Seul, para terror de sus sufridos habitantes… ya de por sí bastante asustados por esos malvados vecinos que se encuentran al norte de sus fronteras.

¡Pero no teman amigos! ¡Lo mejor de las fuerzas armadas de ese país, representados por un par de tanques a cuerda y unos aviones de juguete, un helicóptero colgado de hilitos, algunos petardos teledirigidos, unos generales reunidos en una sala alrededor de una jarra de cerveza (¡hic!)… y un nenito altamente insoportable, se encargaran de ¿parar? a la bestia de marras! 
Mucho antes de sorprendernos con la película Kaiju conocida como The Host (2006), ese pequeño país del sur decidió sacar al ruedo su propia versión sobre un dinosaurio pisamaquetas. A excepción del cuernito en el hocico, por el cual emite un rayo cortador, Yongari es exactamente igual a Godzilla por lo que sus reglas de destrucción sin el menor sentido se rigen por los mismos cánones que su homónimo japonés.

La misma fue producida por los estudios Keukdong Entertainment (con alguna colaboración de la productora japonesa Toei) y contó con la dirección de Kim Ki-duk. La misma fue estrenada el 13 de agosto de 1967 en el Kujke Cinema de Seul.
-CREO QUE TENGO UN PEQUEÑO PROBLEMA INTESTINAL-

Los efectos especiales (si es que se puede hablar de ellos) fueron realizados por Kenichi Nakagawa, Masao Yagi (que construyó el traje del monstruo) y el ingeniero mecánico Akira Suzuki, los cuales ya habían trabajado en la franquicia japonesa de la tortuga gigante Gamera (6).

En 1968, la American International Pictures se encargó de estrenarla de manera directa en la pantalla chica con el título de Yongari, el Monstruo de las Profundidades.

Lo más bizarro de todo este engendro es el final mismo del monstruo, el cual muere de una hemorragia rectal (¡Sic! ¡Re-sic!) debido a la acción de una sustancia química creada por el científico que es amigo del nene insoportable.

¡Una autentica orgia de ridiculeces que amamos de manera incondicional!


A esta altura de las cosas, y viendo la pobreza presente en las producciones anteriormente comentadas, los monstruos pisamaquetas parecían estar destinados a extinguirse tal como les había pasado a los dinosaurios de verdad. Nada más errado.

Lejos de desaparecer de las pantallas cinematográficas el mito del dinosaurio pisamaquetas, representado de manera cabal por el rey de los monstruos, posaría sus inmensas patas sobre suelo norteamericano.

Esta es una larga historia que contaremos en otro post.
¡¡HASTA CHAU!!

-ANEXO 1: ¡¡GORGO EL COMIC!!
Durante mi infancia, recuerdo perfectamente haber recibido de regalo una revista de historietas en donde aparecían las aventuras de este monstruito pisamaquetas. Lamentablemente, ese material (y muchos otros) desaparecieron en las fauces de la entropía materna y nunca más supe de ellos (¡Sniff!).

Muchos años más tarde, mas precisamente ayer, descubrí que ese comic correspondía a Gorgo # 18 (5/1964) de la Editorial Charlton, el cual estaba dibujado por Dick Giordano (Portada) y Bill Montes (interior), y en el mismo nuestro particular héroe luchaba contra unos robots gigantes de origen extraterrestre. Esta revista, que estaba en castellano, fue publicada por la Editorial Sol de Mexico.

Como soy un nostálgico incurable, busqué en internet algunas portadas y páginas correspondientes a esta colección. Espero que las disfruten
ANEXO 2: ¡¡... Y COMICS DE REPTILICUS!!

En agosto de 1961, la Editorial Charlton publicó tan solo dos números de la revista Reptilicus. En la primera de ellas nos es contada una versión libre de la película homónima, en tanto que la segunda se centra en la llegada del monstruo a una isla tropical en donde atacará a unos asustados nativos. 

Los guiones fueron realizados por Joe Gill, en tanto que los dibujos estuvieron a cargo de Rocco Mastroserio y Dick Giordano (portadas) y Bill Molno (páginas interiores).

NOTAS:

(1)-Según se cuenta, O´Brian fue subcontratado para hacer el trabajo por una suma fija de U$S 5.000 pero, debido a sus problemas de salud, la mayor parte del mismo fue realizado por su ayudante Pete Peterson.


(2)-Marcel Delgado (1901-1976) fue un escultor y modelista mexicano que trabajó junto a Willis O´Brien en producciones como El Mundo Perdido y King Kong.

(3)-Se trata de un popular caramelo elaborado por Cadbury Stani Adams Argentina, cuya forma es cilíndrica y se encuentra envuelto por un papel en el cual aparecen dibujados diferentes animales.


(4)-Sidney W. Pink (1916-2002) productor y director norteamericano entre cuyos trabajos podemos nombrar a Bwana Devil (1952), The Twonky (1953), The Angry Red Planet (1959), Journey to the Seventh Planet (1962), Madigan´s Millions (1969) y Man from O.R.G.Y. (1970).


(5)-En la versión danesa, que jamás vi, había una escena en la cual Reptilicus volaba con unas pequeñas alas que se encontraban en sus costados. Esta escena fue cortada por la productora norteamericana debido a la pobreza manifiesta de los efectos especiales.

(6)-Gamera es una tortuga gigante voladora creada por los estudios Daiei con el fin de competir contra Godzilla. Entre los años 1965 y 2006 se produjeron 12 films relacionados con este Kaiju.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada