Buscar este blog

domingo, 21 de mayo de 2017

ALIENS: COVENANT: PACTO SINIESTRO


"Mi nombre es Ozymandias, rey de reyes:
¡Contemplad mis obras, poderosos, y desesperad!"

-Percy Shelley-

¡¡Juro que lo juré!!

Me juré y recontrajuré que no debía dejarme llevar por las expectativas ante ciertos estrenos cinematográficos pero, humano al fin, volví a caer una y otra vez en la trampa que te ofrecen esos malditos trailers que promocionan ciertas producciones que tanto me gustan.

Me pasó con Batman v Superman. Me pasó con Star Wars VII: El Despertar de la Fuerza. Me pasó hace poco con la rusa Los Guardianes. Todas estas fueron películas gestadas a la sombra de unos trailers superrecontracebados que, lamentablemente, no se vieron trasladados a las pantallas en el momento de su estreno.

Sin duda alguna Prometheus fue la más decepcionante de todas, su argumento pasmosamente “tomado prestado” de 2001, una Odisea Espacial, La cosa de John Carpenter y del mismísimo Alien transformó la gran posibilidad de revitalizar el mito (algo caído por esos tiempos) en un auténtico fracaso que fue inmediatamente odiado por casi todos los fans que se precian de serlo.

Prometheus no quería ser Alien y finalmente fue Alien… pero mal concebida.

A pesar de ese revés, Scott no cejó en su intento en seguir contándonos esta nueva idea argumental que se sitúaba varios años antes de los hechos acontecidos alrededor del Nostromo y su sufrida tripulación. 

"Creo que la tensión real y el miedo es algo alentador cuando asustas a la gente-Diría Ridley Scott en un reportaje- Hay una sed de sangre ahí afuera -estas sangrientas películas que ves que ni siquiera son atemorizantes, son como ¡Diablos!, urrgh, no quiero ver eso-. Así que pensé que iba a tratar de volver y hacer una película de terror".

Para 2012, la propia Fox estaba más que interesada en una segunda película dedicada a nuestro xenomorfo favorito, contando incluso con la reaparición de Moomi Rapace y Michael Fassbender, que habían sido los únicos sobrevivientes de la anterior entrega. Incluso el propio Ridley Scott, durante la promoción de Misión Rescate (The Martian-2015), dejó deslizar su gran interés de generar una serie de secuelas que sirvieran de puente entre Prometheus y Alien, El Octavo Pasajero.

Al año siguiente, los guionistas Jack Paglen (Transcendence: Identidad Virtual) y Michael Green (Green Lantern y Everwood) dieron por terminado un guión que sería conocido con el título tentativo de Alien: Paradise Lost, en obvia referencia a la obra de la obra de John Milton. El mismo fue reescrito por John Logan (Gladiador, Star Trek: Nemesis, El Último Samurai, 007: Spectre y la serie Penny Dreadfull) con la idea de transformarlo en una trilogía que la conectara con la película original estrenada allá por finales de la década del 70.

Había nacido el proyecto Alien Covenant.

Las escenas realizadas en exteriores fueron filmadas en el Parque Nacional de Fiorland, situado en la isla sur de Nueva Zelanda, a partir de abril del 2016. Posteriormente, fueron llevadas a cabo filmaciones adicionales en los Estudios Leavesden (Hertfordshire-Inglaterra), el mismo lugar en donde fue realizada la saga de Harry Potter (2001-2011), Sherlock Holmes (2009) y Kingsman (2015), solo por nombrar algunas conocidas producciones.

En lo que respecta al apartado actoral, el grupo de tripulantes de la Covenant estuvo conformado por los siguientes protagonistas:-

-Michael Fassbender: interpreta el doble papel de los androides David, que hiciera su aparición en Prometheus, y Walter, supuestamente más avanzado que el anterior.

Nacido en Alemania, este actor puede ser visto en films como 300 (2007), Eden Lake (2008), Gloriosos Bastardos (Inglourious Bastards-2009), Jonah Hex (2010), X-Men: Primera Generación (X-Men: First Class-2011), X-Men: Días del Futuro Pasado (X-Men: Days of Future Past-2014) y X-Men Apocalypse (2016), estas tres últimas interpretando al villano Magneto.

-James Franco: es Jacob Branson, el capitán original de la astronave colonizadora Covenant

Este actor, una de las última contrataciones para esta producción, es una figurita más que conocida en el medio gracias a films como Spider-Man (2002), Spider-Man 2 (2004), Flyboys (2006), Spider-Man 3 (2007), Milk (2008), Rise of the Planet of the Apes (2011), Este es el Fin (This is the End-2013), Oz: El Poderoso (Oz: The Great and Powerful-2013) y la políticamente incorrecta Una Loca Entrevista (The Interview-2014).

-Katherine Waterston es Daniels, una experta en terraformación que también es la esposa del anterior.

Actriz inglesa que hizo su aparición en films como Michael Clayton (2007), La Desaparición de Eleonor Rigby (2013), Steve Jobs (2015), Animales Fantásticos y Donde Encontrarlos (Fantastic Beast and Where to Find Them-2016) y en la serie Boardwalk Empire (2012).

-Billy Crudup es Christopher Oram, el segundo de abordo y posterior capitán de la Covenant. Entre sus créditos figuran El Gran Pez (Big Fish-2003), Misión Imposible III (M:i:3-2006), Watchmen (2009) y En Primera Plana (Spotlight-2015)

-Danny Mc Bride le tocó el papel de Tennessee, el encargado de pilotar la nave de colonización. Puede también vérselo en Superbad (2007), La Tierra de los Perdidos (Land of the Lost-2009), Kung Fu Panda 2 (2011) y Este es el Fin (This is the End-2013).

-Demian Bichir es el sargento Lope, el encargado de la seguridad. Actor mexicano que pudimos ver en Perdita Durango (1997), Hidalgo: La Historia Jamás Contada (2010) y Machete Kills (2013). 

-Carmen Ejogo interpreta a Karine una bióloga. Actriz de origen inglés que hizo su aparición en Los Vengadores (The Avengers-1998), Perfume (2001) y Animales Fantásticos y Donde Encontrarlos (Fantastic Beast and Where to Find Them-2016).

Al casting se sumaron dos protagonistas que habían participado en Prometheus: Noomi Rapace en el papel de la doctora Elizabeth Shaw y Guy Pearce como Peter Weyland

También, interpretando al neomorfo extraterrestre, estuvo Javier Botet… que por supuesto puso su cuerpo para que se le realizara un minuciosa captura de movimiento.

Si bien están emparentados con el xenomorfo que hizo su presencia en el film original, basándose incluso en los diseños de H. R. Giger, las criaturas creadas para esta nueva producción difieren sustancialmente del anterior. 

En Alien Covenant conviven varios tipos de inquietantes procesos evolutivos que van desde una pequeña criatura traslucida hasta la forma adulta que es más conocida por los fans. Incluso, hace su aparición una entidad conocida como Neomorfo, que ingresa en forma de espora a un huésped humano para terminar desarrollándose como una bestia salvaje de características humanoides.

El diseño conceptual de los mismos corrió por cuenta del artista Dane Hallett, quien ya había trabajado anteriormente con Scott en Prometheus, un auténtico amante del film original y en especial de la labor realizada por H. R. Giger. Al respecto de su intervención comentaría en un reportaje:-

“Creo que es una experiencia única para un artista y, desde el primer momento, tenía la compañía espiritual de mis héroes artísticos (Cobb, Cameron y Giger). Suelo ver las películas de Alien al menos cada dos meses, pero no podía asustarme al pensar en el legado cinamatográfico en el que estaba a punto de meterme”
-ALGUNOS DE LOS DISEÑOS REALIZADOS PARA EL FILM-

En lo que se refiere a los efectos especiales, Odd Studios y CreatureNFX se encargaron de realizar alrededor de 30 animatrónicos, ya que el director deseaba que los actores interactuaran con los monstruos la mayor parte de las escenas que fueran posibles, en tanto que Animal Logic tuvo en sus manos la tarea de recrear digitalmente a varias de las criaturas alienígenas.

Con una más que seductora clasificación R (o sea que se trata de una película de carácter muy violento y con cantidades ingentes de sangre), Alien: Covenant fue estrenado el 12 de mayo de este año en todos los sistemas de proyección que se conocen en la actualidad.

En lo que respecta al merchandising proyectado para este evento tan esperado, Titan Books editó al momento del estreno dos novelas que estuvieron a cargo de nada menos que Alan Dean Foster

Una de ellas es la adaptación en prosa de la película en tanto que la otra se sitúa cronológicamente antes de los acontecimientos sucedidos en el film, bajo el título de Alien: Covenant: Origins. También fueron editados dos libros de carácter técnico dedicados al arte conceptual y la realización del mismo.

En el medio virtual conocido como Internet, tuvimos la oportunidad de disfrutar una suerte de prólogo llamado The Crossing (El Cruce) en el cual nos es narrado lo sucedido con la doctora Shaw y el androide David durante su viaje en busca de los Ingenieros, la superraza creadora de la humanidad (https://www.youtube.com/watch?v=fAPKi4mkA3M).

Corre el año 2104. La nave colonizadora Covenant se dirige con rumbo al planeta Origae-6, con 2000 colonos en estado criogénico y 1400 embriones. Debido a una inesperada tormenta de neutrinos, que pone en peligro la seguridad de la espacionave, el androide Walter despierta a los 15 tripulantes encargados de manejar la nave, con el fin  de salir del atolladero y reparar los daños causados por el incidente.

Mientras realizan los trabajos de reparación y mantenimiento, una misteriosa llamada termina conduciéndolos hacia un sistema solar desconocido hasta el momento. En un planeta que parece casi paradisíaco, la tripulación de la Covenant descubre que el mismo esconde un terrible secreto que pondrá en peligro sus vidas y la existencia de la raza humana en el universo.

Con esta premisa argumental se desarrolla esta nueva entrega del universo tan particular que fuera creado por Ridley Scott hace casi 40 años y que tantos buenos dividendos le diera a la 20th Century Fox y sus asociados.

Situada 10 años después de Prometheus y 18 antes de Alien, el octavo pasajero, el film intenta conectar de alguna manera ambos acontecimientos a fin de crear una historia que fuese consistente con el mito que todos nosotros hemos aprendido a amar y conocer hasta el mínimo detalle.

Alien Covenant no es Alien, ni tan siquiera llega a la altura de Aliens el regreso, pero afortunadamente no es Prometheus

Si bien su línea argumental se basa en lo acontecido a la doctora Shaw y el androide David, Scott tuvo la suficiente inteligencia como para no caer en la misma trampa en la cual se había metido al tratar de llevar adelante una precuela que abarcara más de lo que podía abrazar.

Lamentablemente, la mayoría de los personajes están muy poco desarrollados y es bastante pobre la empatía que generan los mismos para con los espectadores. Si no tuviste la fortuna de ver los avances y esa suerte de prólogos que hicieron su aparición en Internet, quedas un tanto perdido con sus motivaciones personales y la interrelación con sus compañeros de viaje. 

La película falla totalmente en ese concepto y, si hilamos finito, el guión posee algunas inconsistencias argumentales que resultan bastante ridículas, y cito como ejemplo más que evidente el visitar un planeta totalmente desconocido vestidos únicamente con ropas de invierno. Esos problemas terminaron transformándola en tan solo una película más de ciencia ficción con tiros y monstruos que te atacan por sorpresa. Divertida y nada más.

Es evidente que el fantasma de Ripley y el resto de la tripulación del Nostromo continúa siendo una pesada carga.

Una mención aparte la merece la destacada actuación del talentoso Michael Fassbender, que tuvo en suerte el interpretar a los dos humanoides sintéticos creados por la compañía, logrando un contrapunto sumamente interesante entre el mesiánico y enloquecido David y el gentil Walter.

Como siempre digo, ya hablar o sorprenderse con los efectos especiales es tornarse repetitivo pues los mismos son sin duda alguna la baza más fuerte de la película. Los xenomorfos se ven peligrosamente letales, otorgándonos grandes dosis de sangre, pechos (¡y espaldas!) rotos y situaciones violentas dignas de ser apreciadas.


Como dije más arriba, el ambicioso plan de Ridley Scott incluye una serie de secuelas, que dependerán del éxito o no que obtenga Alien: Covenant. Tengamos fe y esperanza de que las cosas puedan por fin encausarse de manera correcta.

En 1979, este director redefinió el concepto del terror al presentarnos un monstruo que era totalmente diferente a los que habíamos conocido hasta ese momento. Alimentados por esas pesadillescas criaturas lovecrafianas y el más puro horror gótico, toda una generación de adictos a la ciencia ficción crecimos a su sombra… y eso estuvo muy bueno.


¿Logrará este gran director devolver al candelero a una de las criaturas más mortales que han existido en las pantallas cinematográficas?

Tan solo el siniestro pacto establecido entre los fans y la mítica saga podrá darnos la respuesta. El tiempo dirá cuál será el resultado.

FICHA TECNICA

ALIEN: COVENANT (2017-Twenty Century Fox Film Corporation/Brandywine Productions/Scott Free Productions/TSG Entertainment)

Dirección: Ridley Scott.

Producción: David Giler, Amy Greene, Walter Hill, Mark Huffam, Michael Schaefer y Ridley Scott.

Guión: John Logan, Dante Harper, Jack Paglen y Michael Green (basado en la idea de Dan O´Bannon y Ronald Shusett).

Música: Jed Kurzel

Fotografía: Dariusz Wolski.

Diseño de producción: Chris Seagers.

Efectos especiales: Animal Logic, Atomic Fiction, Frametore, Luma Pictures, Moving Picture Company, Odd Studio, Peerless, Proof, Rising Sun Pictures, Argon Effects, Company 3, DMR Film Ventures, Fluent Image

Protagonistas: Katherine Waterston (Daniels), James Franco (Branson), Michael Fassbender (David/Walter), Moomi Rapace (Elizabeth Shaw), Guy Pearce (Peter Weyland), Billy Crudup (Christopher Oram), Carmen Ejogo (Karine Oram), Danny McBride (Tennessee), Callie Hernandez, Jussie Smollett, Demian Bichir, Goran D. Kleut, Amy Seimetz, Tess Haubrich, Uli Latukefu, Benjamin Rigby, Alexander England, Andrew Crawford, Nathaniel Dean y Matt Scaletti.

Duración: 123 min.


-GALERIA DE IMAGENES-

-THE CROSSING-

Estas escenas corresponden al prólogo de Alien: Covenant, en el cual nos es mostrado lo que pasó después de Prometheus

-DAVE-

Aparecido en internet, este corto nos muestra la creación de Dave, el humanoide sintético, antes de los acontecimientos sucedidos en Prometheus.

Las escenas que se encuentran a continuación corresponden a un ¿trailer? (eso creí en un principio) del inicio de la expedición colonizadora del Covenant. En el mismo nos muestra la reunión de los tripulantes antes de sumergirse en el hipersueño. Las mismas tienen la virtud de presentarnos a sus personajes y las relaciones existentes entre ellos. Toda esta escena no aparece en el film, lo cual es una pena.

Fotogramas del film

Las imágenes presentes corresponden a capturas de pantalla que realicé de los diferentes trailers que fueron apareciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario