Buscar este blog

viernes, 2 de abril de 2010

AL PRINCIPIO FUE EL SUPERHOMBRE (3)

5- AMIGOS SON LOS AMIGOS

“La imagen de todo lo que ha de ser, ya está hecha. Solo falta la materia que la llene”
Escritos sagrados de Hermes 


Como sucede con toda historia que se precie, la leyenda de Superman se vio enriquecida con la llegada de nuevos personajes que, según las circunstancias de la narración, se transformaron en amigos o rivales del hombre de acero.


El primer personaje secundario de importancia es el más antiguo de la serie, ya que su aparición coincide con el nacimiento de la Action Comics, allá por 1938. Lois Lane, sin ninguna duda la tercera pata del triángulo de dos lados establecido con la dupla Clark Kent/Superman, era una entrometida y hábil reportera que poseía la innata habilidad para meterse en problemas y tan solo la oportuna llegada de Superman la salvaba de una muerte segura. 


Las bases sobre las cuales fue construido este personaje han sido un tanto confusas, incluso para muchos estudiosos del tema. Pero, según lo dicho por los propios autores, el modelo en el que se basó fue la mismísima esposa de Jerry Siegel. A esa imagen se le agregaron las características de un popular personaje cinematográfico conocido como Torchy Blane, una periodista que había sido interpretada por las actrices Glenda Farell y Lola Lane, de la que incluso tomó el apellido.

En un principio Lois Lane no era precisamente una maravilla de persona. Constantemente, se la pasaba burlándose y puenteando al buenote de Clark a la hora de obtener algún jugoso reportaje. Con el tiempo esos defectos fueron haciéndose menos evidentes, con la consecuente mejora de las relaciones con su compañero de trabajo. Otra de las características de este personaje era su eterna obsesión por ganar el amor de Superman y el tratar de descubrir (inútilmente) la relación existente entre este y Clark Kent. En 1958, la querida Lois obtendría su propia colección que sería conocida con el nombre de Superman´s girl friend Lois Lane.


Jimmy Olsen, una suerte de cadete, fotógrafo y aprendiz de periodista del diario El Planeta, se transformaría en el segundo personaje de relevancia en la vida de Superman. Su primera aparición fue en el serial de radio de los años 40, encarnado en la voz de Jackie Kelk, pero recién se haría conocido visualmente a partir de 1942 (Superman # 15). En 1954 este personaje obtendría también su propia colección la cual, varios años más tarde, se encargaría de definir el futuro del universo DC, gracias a la gran labor realizada por Jack Kirby.
Entre otros personajes secundarios de importancia podemos citar:-

-Jonathan y Martha Kent: eran los padres adoptivos de Superman, los cuales vivían en el pequeño pueblo de Smallville. Su cariño y su buena enseñanza se encargarían de encausar el potencial superheroico del joven Kal-el. Aparecieron por primera vez en Superman # 1-1939-


-Jor-el y Lara: aparecidos en las tiras de prensa (1939), estos eran los auténticos padres de Superman, los cuales sacrificarían sus vidas para que ese niño tan especial lograra escapar al funesto destino del planeta Krypton.


-Perry White: al principio era únicamente conocido con el seudónimo de El jefe del Daily Star de Metrópolis, para más tarde pasar a llamarse Mr. White (Superman # 7 –1940-). Se trataba de un tipo de carácter severo, pero que siempre se hallaba dispuesto a descubrir la verdad... cayera quien cayera.


-Lana Lang: esta minita, de rojos cabellos y explosivo carácter, es la versión juvenil de Lois Lane. Su primera aparición se remonta a 1950 (Superboy # 10) y su único cometido en la vida era descubrir la conexión existente entre Clark Kent y Superman. Posteriormente sería conocida su versión adulta, la cual se enzarzaría en eternas disputas con Lois Lane por el amor de Superman.

Si bien había gran cantidad de amigos en la vida del Superman, no todo era buena onda para el mismo ya que muchos odiaban su vida, sus buenas motivaciones, su poder... y deseando, de paso, obtener el control del mundo.

6- ENEMIGO MIO

“El enemigo del héroe es, por encima de la novia y los amigos de este, el verdadero co-protagonista de la historieta, el que dota de acción e intriga y quien en definitiva realza la valentía del protagonista”
Luis Gasca –El arte del comic-


En los primeras publicaciones, los enemigos del hombre de acero eran ladrones, gangsters, nazis, japoneses y políticos corruptos, muy poca cosa para alguien con los poderes de un dios, por lo que fue necesario aumentar el hándicap al cual debía enfrentarse.

La figura del científico loco muy pronto hizo su aparición. Con extraños y rimbombantes inventos, que incluían robots gigantes y rayos de la muerte, harían de las suyas en las páginas de las revistas dedicadas al género superheroico.

Si bien el primer gran malvado en la vida de Superman fue el Ultrahumanita (Action Comics # 13 -1939) quien se llevaría todos los laureles sería un científico sin moral y deseoso de poder total llamado Lex Luthor.

Su primera aparición fue en la Action Comics # 23 de abril de 1940 y se trataba de un típico genio científico, al principio de abundantes cabellos rojos y más tarde totalmente calvo, el cual se hallaba obsesivamente determinado en eliminar el estorbo que implicaba la presencia del superhombre en sus megalomaniacos planes. Este enfrentamiento se convertiría, a lo largo de los años, en un seguro y rentable negocio para la editorial DC.

Otros villanos de menor cuantía hicieron su aparición durante esos años dorados, dotando a las historias de un aire más burlón y desenfadado que en las primeras publicaciones.

-El Bromista (Action Comics # 51 –1942-) es una versión estúpida del Joker, el cual realizaba sus fechorías usando una serie de estúpidas bromas.

-El Juguetero (Action Comics # 64 –1943-) similar al anterior, pero usando juguetes, con una categoría de estupidez similar al anterior.


-Mister Mxyzptlk (Superman # 30 –1944-) es quizá el más interesante de los tres, ya que se trataba de una especie de duende de la quinta dimensión que, cada 90 días, podía acceder a nuestra realidad y hacer de las suyas en un universo en donde las leyes físicas eran como un juguete para él. Tan solo el ingenioso Superman podía detener a este enloquecido personaje, usando para ello variados trucos para que el mismo dijera su nombre al revez, la única manera para regresarlo a su dimensión tan particular.


Otro enemigo de importancia en la vida de Superman no fue precisamente un monstruo, un extraterrestre o un científico loco, sinó una brillante piedra radiactiva llamada Kryptonita. Estos restos, provenientes del destruido planeta natal del superhéroe, habían viajado por el espacio rumbo al planeta Tierra, transformándose en el mayor y más mortal punto débil del mismo. La primera mención sobre este mineral fue en los seriales emitidos en la radio, para terminar apareciendo en la Superman # 61 (1949). Con el tiempo, y las sucesivas nuevas ideas, comenzaron a aparecer varias clases de Kryptonitas las cuales afectaban los poderes de Superman. Entre ellas podemos nombrar la verde (que lo mata), la roja (que le causa trastornos físicos o mentales) y la dorada (la cual le quita sus poderes definitivamente).


En los años venideros la cantidad de supervillanos iría creciendo en número, poderes y extrañeza, desplazando casi en su totalidad a los seres humanos normales. Todos ellos trataron de apoderarse del mundo... y ni tan siquiera pudieron destruir al imbatible defensor de Metrópolis.


Increíblemente, desde las páginas de otro comic aparecería un rudo rival que haría tambalear los sólidos cimientos sobre los que se había construido el imperio de la futura editorial DC.


7- ATERRADORA SIMETRÍA

“Los inocentes son los culpables, dice su señoría... el rey de espadas”
Canción de Alicia en el país- Serú Giran

Creado por Bill Parker y dibujado por Charles Clarence Beck, para la revista Whiz Comics # 2 (Ed. Fawcett –1940-) haría su presentación un poderoso personaje que sería conocido con el nombre de Capitán Marvel.

En las páginas de ese comic se narraban las aventuras de un pequeño niño, llamado Billy Batson, que al pronunciar la palabra mágica SHAZAM se veía transformado en un superhéroe que poseía la fuerza y las habilidades de los más grandes personajes mitológicos (Salomón, Hércules. Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio). Esos inmensos poderes le permitían enfrentarse a las fuerzas del mal, encarnadas en las figuras de variopintos personajes como El doctor Sivana, Mister Mind y el Capitán Nazi, entre otros.

El dinamismo impuesto en las historias y los personajes de la serie lo transformaron de inmediato en un auténtico éxito, llegando incluso a opacar al mismísimo Superman, con una tirada de casi un millón y medio de copias para el año 1946. La incorporación de nuevos personajes (como Mary Marvel y Capitán Marvel Jr.), la edición de otros comics (America´s Greatest y Captain Marvel Adventures) y la proyección de un serial cinematográfico, en 1941, hicieron que ese éxito se potenciara aun más...

... pero esa dicha no duraría mucho tiempo.


Los editores de Superman observaron, impotentes, como la competencia iba ganando un montón de lectores y decidieron contraatacar de la única forma que se les pudo ocurrir: acusar de plagio a los creadores del Capitán Marvel. Luego de un prolongado juicio, la suerte del personaje quedó definitivamente sellada. La editorial Fawcett, agobiada por las deudas generadas a raíz de la demanda, debió que cerrar sus puertas y pagó la suma de 400.000 dólares a la DC para que la cosa se acabara de una buena vez por todas.


Varios años más tarde, esta última terminaría adquiriendo los derechos del Capitán Marvel y publicaría nuevamente sus aventuras, aunque sin la chispa que había poseído en los años 40.
Superman volvió a volar alto... tan alto que muy pronto se olvidaría de quienes habían sido sus padres.

Próxima entrega: Superman generaba enormes dividendos para sus editores, pero no a quienes lo habían creado. El fin de la guerra, la rígida censura norteamericana y la paranoia anticomunista llevan al comic de superhéroes a su etapa mas decadente de la que solo un milagro podría sacarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario