Buscar este blog

sábado, 11 de mayo de 2013

RAY HARRYHAUSEN: LA PERSISTENCIA DE LA VISIÓN (1º parte)

Recuerdo una tarde de sábado en mi casa, cuando apenas tenía unos 11 años. 

Sin nada mejor que hacer, me puse a  ver una de las tantas películas que daban en el ciclo Sábados de Superacción del canal 11 (ahora conocido como Telefe). 

La misma trataba de un osado marino de tiempos antiguos que debía enfrentarse a un malvado brujo que había hecho reducir de tamaño a una bella princesa. Para poder curarla de la maldición, el valiente joven se debía dirigir hacia una isla remota en donde habitan inimaginables criaturas monstruosas. Enorme fue mi asombro cuando hicieron su aparición los mentados monstruos.


¡ERAN INCREIBLEMENTE REALES!

La película en cuestión se llamaba El Séptimo Viaje de Simbad y el artífice de los efectos especiales no era otro que el gran maestro del Stop Motion llamado Ray Harryhausen.

Alumno dilecto del gran Willis O´Brien, Harryhausen se encargaría de llevar al arte del Stop Motion a niveles creativos que aun hoy, a pesar uso indiscriminado de la animación computada y el 3D, sigue sorprendiendo y emocionando a todos aquellos que tuvieron la oportunidad de acercarse a sus poderosas creaciones cinematográficas.

Cíclopes. Dragones. Platos voladores. Demonios. Criaturas extraterrestres. Esqueletos vivientes. Monstruos mitológicos. Pulpos y cangrejos gigantes. Dinosaurios… el gran maestro dejó por fin su cuerpo mortal hace apenas unos pocos días, pero nos dejó todo un increíble legado. Un legado que perdurará mucho más allá de lo que todos nosotros podríamos llegar a imaginarnos.

Cuando me enteré, a través de un amigo, que  el gran Ray Harryhausen había fallecido sentí que con él moría una parte de mi infancia.

A modo de homenaje, El Omega: El fin de todas las cosas –uno de los tantos hijos bastardos nacidos del espíritu de Harryhausen- exhibirá durante este mes una suerte de gran galería de imágenes de los diferentes films que realizó a lo largo de toda su vida creativa.
Espero que lo disfruten tanto como yo.

1-DINOSAURIOS Y OTROS BICHOS PREHISTÓRICOS

El primer contacto de Harryhausen con la técnica del Stop Motion fue a través de la obra de Willis O´Brien y sus dos trabajos más importantes: El Mundo Perdido (1925) y la mítica King Kong (1933).

Estas dos producciones se transformaron en las piedras fundacionales del cine de dinosaurios y tierras perdidas y el comienzo de la labor de un joven Ray, que en el garaje de su casa se dedicó a realizar primitivas escenas de dinosaurios animados con esta artesanal técnica.
El Monstruo de Tiempos Remotos, la primera participación integral del maestro, se transformaría en la primera película de dinosaurios que amenazaban a la humanidad. Sin el dinosaurio apócrifo conocido como Rhedosaurio, probablemente Godzilla, sus monstruosos camaradas y el género conocido como Kaiju Eiga jamás hubieran existido.

EL MONSTRUO DE TIEMPOS REMOTOS (The Beast from 20.000 Fathoms -1953-)


UN MILLON DE AÑOS ANTES DE CRISTO (One Million Years B. C. -1966-)



EL VALLE DE GWANGI (The Valley of Gwangi -1969)



No hay comentarios:

Publicar un comentario