Buscar este blog

miércoles, 7 de mayo de 2014

DINOCINE (6): DINOSAURIOS REVIVIDOS PISAMAQUETAS (2° PARTE)

2) CUANDO LOS DINOSAURIOS VESTIAN TRAJES DE GOMA 
Luego de culminada la Segunda Guerra Mundial, la compañía Toho Motion Pictures Company Ltd. -que desde 1937 venía produciendo películas- logró ciertos acuerdos comerciales con productores estadounidenses (como por ejemplo los Estudios Disney) para realizar la distribución de material yanqui en el mercado japonés. 

Ya totalmente encumbrada por encima de sus rivales comerciales, estos estudios se volcaron de lleno a realizar producciones propias a partir de la década del 50, las cuales estuvieron generalmente englobadas dentro del género fantástico.

Luego del gran éxito comercial que significó La Bestia de Tiempos Remotos, el productor Tomoyuki Tanaka (1910-1997) lograría que la Toho pusiera unos cuantos yens para la realización de un proyecto cinematográfico que emulara la película del monstruo americano.

Dicho proyecto terminaría gestando al dinosaurio mutante pisamaquetas más famoso de la historia del cine fantástico, cuya existencia llegaría incluso a crear el género cinematográfico que sería conocido como Kaiju Eiga.

La palabra Kaiju (para ser más exactos Daikaiju) hace referencia a un monstruo gigante de origen sobrenatural o divino, en tanto que la segunda palabra significa película... resumiendo: películas de “mostros” pisamaquetas.  

La estética de este tipo de films se caracteriza por la destrucción total de los artificios creados por la civilización humana, como lo son los edificios, puentes, represas y las infaltables torres eléctricas, y la imposibilidad del hombre para tratar de detener dichas calamidades.
-PRIMERA APARICIÓN DE GODZILLA-

Resulta más que evidente que todas esas imágenes apocalípticas presentes en este género en realidad nos retrotraen a la destrucción atómica de las ciudades de Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial. Estas catastróficas películas se encargan de reflejar una suerte de metáfora sobre las consecuencias del mal uso de la energía atómica, sobre todo por parte de los norteamericanos –ya que este resultó ser el único país en el mundo en realizar ese tipo de bombardeo-.

A muchos críticos y estudiosos del cine fantástico nipón les ha llamado la atención sobre el porque del gran éxito obtenido por este tipo de producciones, muchas de ellas bastante ridículas e infantiles para el mundo occidental. Ello se debe a que para el pueblo japonés los mitos, leyendas, historias de fantasmas o sobre criaturas de tamaños descomunales son algo real e incluso forman parte de sus existencias cotidianas. Japón mismo es de por si un lugar fantástico en donde las viejas tradiciones conviven perfectamente y sin superponerse con la existencia supermoderna de la cual hacen gala.

El imperio del sol naciente era el lugar ideal para que este tipo de ideas germinaran adecuadamente. 

Con todo ese bagaje cultural a cuestas, Tomoyuki Tanaka ideó a una bizarra criatura de gran tamaño y cuyo aspecto físico era una amalgama entre un Tyrannosaurus, un Stegosaurus y un dragón, al cual llamaron Gojira (del japonés Gorira: gorila y Kujira: ballena) (1) y que en el resto del mundo sería mejor conocido como…

¡¡Godzilla, el rey de los monstruos!! 

Esta enorme e impensada bestia prehistórica sería despertada de su letargo de millones de años debido a las pruebas atómicas realizadas por los norteamericanos y se transformaría en una suerte de crítica político-social hacia quienes habían ganado la Segunda Guerra Mundial

La sola presencia de Godzilla, envuelto en sombras y con la habilidad de emitir una especie de fuego o rayo radioactivo por su boca, se transformó en una espantosa representación del terror nuclear que se hallaba impreso en la mente del pueblo japonés, luego de los infernales acontecimientos sucedidos en Hiroshima y Nagazaki

La baza fundamental para que esta criatura fuera más allá de una loca idea se debió sin duda alguna no solamente a Tanaka (quien esta considerado el padre de la criatura) sino también a la fecunda labor de dos grandes creadores, como lo fueron el director Inoshiro Honda y el especialista en efectos especiales Eiji Tsuburaya

Inoshiro (Ishiro) Honda, nacido en Yamagata el 7 de mayo de 1911, se había diplomado en la Universidad de Arte de Nihon y trabajó junto al gran director Akira Kurosawa en los estudios PLC (más tarde conocido como Toho). Tomado como prisionero de guerra en China, Honda finalmente retornaría al Japón en 1946, reiniciando sus labores junto a Kurosawa y dirigiendo algunas documentales y películas de guerra. 
Fue allí donde conocería a Eiji Tsuburaya (1901-1970), un especialista en efectos especiales que se caracterizaba por el minucioso detalle que le imprimía a sus maquetas (por lo general en escala 1:25 o 1:50) y que aun en la actualidad continúan sorprendiéndonos. Este artista comenzó a desarrollar su oficio en una serie de películas de corte bélico como Great Sea Battle.
-STORYBOARD REALIZADO PARA GOJIRA-

Gracias al gran éxito obtenido con Godzilla, el inseparable dúo Honda/Tsuburaya se dedicó a llevar a las pantallas una infinita variedad de películas dedicadas al género Kaiju y a la ciencia ficción, entre las que podemos nombrar Mothra El Indestructible (1951), Los Misterianos (1957), Varan (1958), Rodan, Los Hijos del Volcán (1959), Los hombres H (1959) y Batalla en el Espacio Exterior (1960).

Cansado ya del Kaiju Eiga, Honda volvió junto a Kurosawa trabajando en films como Kagemusha (1980), Ram (1985) y Los Sueños de Akira Kurosawa (1990). En 1975 realizaría su última película dedicada a su hijo dilecto (Godzilla contra Mecha-Godzilla), pero la ausencia de su socio Tsuburaya –fallecido en 1970- le quitó gran parte de la magia a dicha producción y marcaría el inicio del fin del primer periodo de films de Godzilla. Sus últimos aportes fueron para la televisión, realizando algunos capítulos para la serie El Regreso de Ultraman

Por su lado Eiji Tsuburaya crearía la Tsuburaya Enterprises Inc. que se encargaría  de producir y realizar los efectos especiales de las famosas series televisivas Ultra Q (1966), Ultraman (1966/67) y todas sus secuelas englobadas dentro del género llamado Tokusatsu.

El guión estuvo a cargo de Takeo Murata y el escritor de ciencia ficción Shigeru Kayama, con la participación de Tanaka, Honda y Tsuburaya. La banda sonora del film corrió por cuenta de Akira Ifukube, el cual se transformaría en el compositor más importante de la saga de Godzilla hasta 1995, cuando debió retirarse debido a su avanzada edad. 

Entre los numerosos aportes musicales que Ifukube le dio al género podemos nombrar Rodan (1956), Los Misterianos (1957), Batalla en el Espacio Exterior (1960), King Kong vs. Godzilla (1962), Godzilla contra Mothra (1964), Ghidorah, el Monstruo de Tres Cabezas (1964), Frankenstein Conquista el Mundo (1965), King Kong Escapa (1967), Godzilla contra Mecha-Godzilla (1975) y Godzilla vs. Destoroyah (1995), por nombrar unos pocos.
Como dato anecdótico hago destacar que el famoso rugido del gran rey de los monstruos fue ideado a partir del ruido que hacia la puerta de los estudios en los cuales eran llevadas a cabo las filmaciones y que posteriormente fue reproducido por Ifukube mediante la manipulación de las cuerdas de un contrabajo.

El escultor Sadami Toshimitsu fue el encargado de realizar tres diferentes diseños del monstruo, de los cuales uno fue el elegido por Tsuburaya para dar el look definitivo. 

Debido a la poca experiencia en el tema del Stop-Motion, desarrollado en EEUU por Willis O´Brien y Ray Harryhausen, tanto Honda como Tsuburaya optaron por el querido y entrañable traje de goma -para ser más exactos hule espuma y resina de bambú pintado de color gris carbón- bajo el cual se escondía el sufrido Haruo Nakajina (que llegó a perder 10 kilos durante la filmación) y, en algunas oportunidades, Katsumi Tezuka

La cabeza se hallaba montada sobre soportes y tenía una serie de cables para ser manejado de manera animatrónica. En algunas partes fueron usados títeres de mano (como la primera escena en la que aparece Godzilla detrás de una montaña) y muñecos animatrónicos en los momentos en que lanzaba su mortal fuego radiactivo.

En lo que se refiere a las maquetas, especialmente a las de la ciudad de Tokyo, Tsuburaya trabajó junto a Takeo Kita y Satoshi Chuko. A pesar de lo mencionado en algunas publicaciones de que las escenas del ataque nocturno de Godzilla tenían como fin crear un inquietante sentimiento de terror, la realidad era que las mismas fueron filmadas de esa manera con el fin de limar las imperfecciones presentes en los escenarios y en el monstruo mismo… y, aunque parezca una demencia de mi parte, tenemos que dar las gracias por ello. 

La magia implicada en este tipo de producciones actualmente es imposible de ser disfrutado por el común de los espectadores,  lobotomizados por la gran tecnología en efectos especiales de la que se dispone. En lo que a mi respecta, no cambio por nada del mundo al Godzilla original por la estúpida versión computarizada norteamericana que nos ofrecieron Roland Emmerich y Dean Devlin en 1998.

Estrenada el 3 de noviembre de 1954, Gojira tuvo un éxito rotundo de taquilla (más de 9 millones de espectadores tan solo en el Japón) y permitió que otros Daikaijus vieran la luz en la pantalla grande, tal fue el caso de Mothra, GameraRodan y Dogora, tan solo por nombrar unos pocos. 

En los EEUU, los productores Harold Ross y Richard Key y el dueño de Embasy Pictures Joseph L. Levine junto a Transworld Pictures, se interesaron por este film y adquirieron los derechos de Gojira con el fin de poder distribuirla en territorio norteamericano. 

No contentos con el desarrollo de la historia original, se realizó un remontaje y fue bautizada con el título de Godzilla, The King of the Monsters. En la misma fueron incluidas nuevas escenas, las cuales fueron dirigidas por Terry Morse y tuvieron como protagonista al Raymond Burr (Perry Mason/Ironside) quien encarnó el papel Steve Martin, un periodista estadounidense que se encargaba de narrar lo obvio: un bicho gigantesco que destruye la capital japonesa. 

También fueron eliminadas las obvias referencias a las consecuencias de las pruebas atómicas realizadas por los EE.UU y los eventos catastróficos de Hiroshima y Nagazaki. Esta decepcionante versión americanizada, que estaba muy alejada del espíritu de la original, fue estrenada el 27 de abril de 1956, junto a la película Prehistoric Woman (1950). 

… un consejo, vean la versión original que es muchísimo mejor.

Una bizarreada total fue la versión estrenada en Italia en 1976, en donde el pastiche americano fue coloreado y le agregaron escenas de la película El Monstruo de Tiempos Remotos y documentales sobre Hiroshima y ensayos nucleares (¡¡¡Mascalzone!!!)

Mientras tanto, en el imperio del sol naciente, la historia de Godzilla no estaba para nada terminada.

3) EL CAMINO DEL DESTRUCTOR
A pesar de haber sido eliminado al final de la primera entrega por una Bomba Destructora de Oxígeno, Godzilla no permanecería mucho tiempo muerto ni mucho menos.

A partir de 1955, con el oportunista y apresurado estreno en las pantallas de Godzilla Regresa, nuevas producciones  nos irían contando poco a poco sobre la ajetreada y destructora existencia de nuestro dinosaurio radioactivo favorito. 

En apenas unos pocos años, de monstruo muy malo pasaría a transformarse en una criatura bonachona que amaba entrañablemente a los niños y que incluso llegaría a tener un hijito (¿y mamá Godzilla?) para más tarde volver a convertirse en un auténtico mal parido. 

A su alrededor seria construida toda una mitología sobre su origen –un dinosaurio prehistórico llamado Godzillasaurus que había sido mutado por la radiación de una explosión atómica-, motivaciones -que irían desde una irracional criatura pisamaquetas hasta un benigno representante del espíritu de la Tierra- y todo un ejército de bizarros enemigos (y también ocassionales aliados) como Mothra, Angiurus, King Kong, Rodan, Megalon, las Kamacuras, el dragón de tres cabezas Ghidrah e incluso su clón robótico llamado Mechagodzilla, a los que se enfrentaría en espectaculares batallas con piñas, patadas, rayos y destrucción por doquier.
Las 28 películas de Godzilla que fueron producidas por los estudios Toho pueden ser divididas en tres etapas claramente definidas, según las épocas que le tocaron en suerte. Aquellas que se encuentran marcadas con un asterisco son las que tuve oportunidad de ver tanto en la televisión (gracias al ciclo conocido como Sábados de Superacción) como en video y DVD.

A) ETAPA SHOWA (1954-1975)

La misma da inicio con el film origen de todo, con un monstruo furioso e imbatible que arrasa ciudades sin compasión. Posteriormente su furia se iría apaciguando y terminaría transformándose en un defensor del pueblo del sol naciente y en un gran amigo de los chicos.

Es de destacar que, a partir del segundo film, las grandes batallas entre Godzilla y otros monstruos de la casa se transformarían en algo habitual. Extrañamente, a lo largo de las sucesivas producciones, terminaría haciéndose amigo de algunos de sus viejos contrincantes (como Rodan, Mothra y Angiurus) y, para colmo de males, tendría un hijito llamado Mynia.

-Godzilla, El Rey de los Monstruos/Japón Bajo el Terror del Monstruo (Gojira- Toho Company Ltd.-1954- )*

Dirección: Ishiro Honda


Producción: Tomoyuki Tanaka


Guión: Ishiro Honda, Takeo Murata y Shigeru Kayama


Fotografía: Masao Tamai


Música: Akira Ifukube

Montaje: Kazuji Taira

Efectos Especiales: Eiji Tsuburaya

Protagonista: Haruo Nakajima (Godzilla), Momoko Kouchi (Emiko Yamane), Akira Takarada (Hideto Ogata), Akihiko Hirata (Dr. Daisuke Serizawa), Sachio Sakai (Hagiwara), Huyuki Murakami (Dr. Tanabe), Ren Yamamoto, Toyoaki Suzuki, Tsuruko Umano, Tadashi Okabe y Toranosuke Ogawa.

Duración: 98 min.


Luego de acontecidos los misteriosos naufragios de algunos barcos, un grupo de investigadores se entera sobre la existencia de un antiguo mito de los pescadores que habla de una monstruosa criatura llamada Gojira.

Llegados a la isla de Odo, los investigadores descubren que las leyendas son ciertas y que dicha criatura es un dinosaurio que ha sido despertado y mutado en un terrible monstruo radiactivo debido a la exposición sufrida por la explosión de una bomba atómica.

A pesar de los intentos por detenerlo, Godzilla llega finalmente a Tokyo, sembrando el terror, la destrucción y la muerte de muchos de sus habitantes. Nada parece detenerlo, pero el Dr. Serizawa revelará el secreto de la Bomba Destructora de Oxígeno, un poderoso dispositivo que se transformará en el némesis del aterrador monstruo.

-Godzilla Contraataca/Gigantis, el Monstruo de Fuego (Gojira no Gyakushū/ Godzilla Raids Again -Toho Company Ltd./Warner Brothers-1955-)*

Dirección: Motoshi Oda


Producción: Tomoyuki Tanaka


Guión: Shigeaki Hidaka y Takeo Murata


Música: Masaru Sato


Fotografía: Seiichi Endo


Montaje: Kazuji Taira


Efectos Especiales: Eiji Tsuburaya


Protagonistas: Hiroshi Koizumi (Syouichi Tsukioka), Setsuko Wakayama (Hidemi Yamaji), Yukio Kasama (Kouhei Yamaji), Minoru Chiaki (Kouji Kobayashi), Maruri Mokusyou (Yasuko Inoue), Haruo Nakajima (Godzilla), Sounosuke Sawamura, Takashi Simura, Masao Shimizu y Takeo Oikawa.


Monstruo invitado: Angiurus (Katsumi Tezuka)


Duración: 82 min. (Japón)- 78 min. (USA)


Un nuevo Godzilla hace su aparición, pero esta vez la situación es mucho peor ya que también se hace presente otro dinosaurio llamado Angiurus. Ambas bestias gigantescas dirimirán sus diferencias en la ciudad de Osaka, a la cual destruyen sin piedad alguna.
Vencido Angiurus, Godzilla vuelve a sus andadas en solitario. En una última tentativa por detenerlo, la aviación japonesa dejará caer unas poderosas bombas sobre una montaña que se encuentra en la isla en la cual se halla refugiado, sepultando al monstruo bajo toneladas de hielo.

Este film inaugura de manera oficial los Monsters Smash, en donde hacían su aparición algunas de las otras criaturas nacidas bajo la égida de la Toho (Mothra y Rodan), a las que se le agregarían otros como King Ghidorah o Mecha-Godzilla.

En 1959, la Warner Bros. estrenó una versión diferente de este film, el cual contó con guiones de Ib Melchior. En esta versión fueron eliminadas varias de las escenas en las que intervenían actores japoneses y se le agregó un diálogo en off explicando lo que pasaba (a cargo de Hiroshi Koizumi). 

En ella, Godzilla y Angiurus fueron transformados en dos simples dinosaurios: un Tyrannosaurus y un Anquilosaurus respectivamente, los cuales luchan en el barrio chino de San Francisco (para justificar las imágenes de la ciudad de Osaka, que en realidad eran escenas de Tokyo… ¡Qué lio!) 

Este extraño aglomerado de imágenes fue retitulado como Gigantis, El Monstruo de Fuego. Este cambio se debió a una idea del productor Edward L Schreiman que lo quería presentar como si fuera un nuevo monstruo (además del hecho que no tenían los permisos necesarios para usar el nombre de Godzilla)

- King Kong contra Godzilla (Kingu Kongu Tai Gojira-Toho Company Ltd.-1962-)*

Dirección: Ishiro Honda


Producción: Tomoyuki Tanaka


Guión: Shinichi Sekizawa, George Worthing Yates y Willis O´Brien


Música: Akira Ifukube, Henry Mancini y Herman Stein (los dos últimos en la versión americana)


Fotografía: Hajime Koizume


Efectos Especiales: Eiji Tsuburaya


Monstruos invitados: King Kong y un pulpo gigante.


Duración: 98 min.


El poderoso dueño de una compañía farmacéutica, que desea tener una gran promoción, viaja a la isla Faro en busca de una leyenda relacionado con una inmensa bestia. El monstruo de marras no es otro que el legendario King Kong, el cual es capturado para ser exhibido. 

En ese mismo momento, un submarino atómico choca con el iceberg que contiene a Godzilla congelado. Revivido, el dinosaurio mutante se dirige hacia su país favorito para pisotearlo a gusto.
Desesperadas, las autoridades civiles y militares del Japón deciden que Kong y Godzilla se enfrenten y así puedan salvarse del desastre. Luego de una cruenta batalla en el Monte Fuji (entre las que se incluyen rayos, piedras y patadas al mejor estilo Kung-fu) ambos monstruos caen al mar y Kong vuelve a su hogar en la isla Faro

Nadie puede averiguar cual fue el paradero de Godzilla.

Este film está inspirado en un proyecto de Willis O´Brien, llamado King Kong vs. Frankenstein, que por cuestiones presupuestarias nunca vio la luz a pesar del manifiesto interés de algunos productores, entre ellos John Beck. Este último se puso en contacto con la Toho, la cual acepto siempre y cuando el monstruo fuera Godzilla

Fue así como las ideas de O´Brien fueron tiradas por el inodoro y salió al mercado una historia sin pies ni cabeza con un tipo disfrazado de mono, digno de hacer su aparición en un corto de Los Tres Chiflados, y que adquiere su fuerza gracias a la energía eléctrica.

El disfraz de Godzilla, que ya comenzaba a alejarse de la primera producción, fue diseñado por Akira Watanabe y fue usado, como imaginarán, por el infatigable Haruo Nakajina.

Esta co-produccion japonesa-norteamericana, que fue la primera en ser filmada a todo color y en el sistema conocido como Cinemascope, tuvo un gran éxito de taquilla, a pesar de no ser precisamente la mejor, debido ello a su carácter oportunista y sus malogrados efectos especiales.

En los EE.UU., el film fue remontado y le fueron agregadas nuevas escenas dirigidas por Tyron Montgomery y que fueron protagonizadas por Michael Keith, Harry Holcombe y James Yagi.

Según algunos han contado, otros dicen todo lo contrario, habría existido dos versiones de la misma película: una japonesa (en donde gana Godzilla) y otra estadounidense (en donde gana King Kong). Particularmente, en la versión que tuve la oportunidad de ver, el resultado fue un virtual empate.

- Godzilla Contra Mothra/Godzilla contra los Monstruos (Mosura tai Gojira-Toho Company Ltd.-1964-)*

Dirección: Ishiro Honda


Producción: Tomoyuki Tanaka y Sanezumi Fujimoto

Guión: Shinichi Sekizawa


Fotografía: Hajime Koizumi


Música: Akira Ifukube


Efectos especiales: Eiji Tsuburaya


Protagonistas: Haruo Nakajima (Godzilla), Akira Takarada (Ichiro Sakai), Yuriko Hoshi (Junko Nakanishi), Hiroshi Koizumi (Pr. Miura), Yu Fujiki y The Peanust (Emi y Yumi)


Duración: 88 min.


Un gigantesco huevo es descubierto en una playa (un consejo: lean atentamente el instructivo de supervivencia en caso del ataque de un monstruo gigante, pinchando aqui). El mismo es adquirido por un millonario inescrupuloso con el fin de ponerlo en exhibición. 

Debido a ello, hacen su aparición las Aelinas (las enanitas gemelas que habían debutado en Mothra, el Indestructible) quienes piden les sea devuelto el huevo. Como es de suponer, el magnate ignora totalmente dichas súplicas.
En medio de todo ello hace su aparición Godzilla, por lo que Mothra (que es padre/madre del huevito Kinder) debe abandonar la Isla Infanta a fin de enfrentarse con la amenaza para su progenie.

En la lucha, la polilla gigante es derrotada… ¡Pero a no desesperar queridos amigos! Del huevo salen dos larvas que se las apañan para detener el destructor poderío de Godzilla.

De mejor factura que la anterior, esta producción es una acertada continuación de Mothra (1961) y Godzilla vs. King Kong y a su vez es una feroz crítica contra los políticos y empresarios inescrupulosos.

Este film fue estrenado en los EE.UU. por American International Pictures con el título de Godzilla vs. The Thing.

- Ghidrah, El Monstruo de Tres Cabezas (San Daikaju Chikyu Saidai no Kessen/Ghidorah the Three-Headed Monster-Toho Company Ltd./Continental Distributing-1964-)*

Dirección: Ishiro Honda


Producción: Tomoyuki Tanaka


Guión: Shinichi Sekizawa


Música: Akira Ifukube


Fotografía: Hakime Koizumi


Efectos especiales: Eiji Tsuburaya


Protagonistas: Haruo Nakajima (Godzilla), Yosuke Natsuki (Detective Shindo), Yuriko Hoshi (Naoko Shindo), Hiroshi Koizumi (Pr. Miura), Akiko Wakabayashi (Princesa Selina Salno de Selgina). Takashi Shimura, Hisata Iti y Akihiko Hirata.


Monstruos invitados: King Ghidorah (Soichi Hirose), Mothra (un muñequito animatrónico) y Rodan (Masaki Shinohara)


Duración: 92 min.

Varios acontecimientos se encargarán de convulsionar el futuro del planeta Tierra. Un meteorito se estrella (cuando no) en suelo japonés, una bella princesa venusina arriba a la Tierra, siendo perseguida por unos extraterrestres malos llamados Gangsters Galácticos y, para colmo de males, Godzilla reaparece destruyendo cuanta maqueta se le pone por delante y al tiempo se pelea con el pterosaurio Rodan (Esa es la aburrida existencia en este particular universo).

Del meteorito sale una monstruosa criatura con cuerpo de dragón y 3 cabezas llamado King Ghidorah que (envidioso él) comienza a forjar su sendero de destrucción. A instancias de Mothra, Godzilla y Rodan se hacen amigos y deciden enfrentarse a la mortal entidad extraterrestre.

Este es el primer film en donde la ciencia ficción con temáticas de invasiones extraterrestres comienza a incursionar en el terreno del Daikaiju (Uchu Kaiju) y en el cual se acentúa aun más el cambio en el carácter de Godzilla, con la consecuente alianza con otros dos iconos de la casa como lo fueron Mothra y Rodan. El mismo está considerado por los fans como uno de los mejores de la serie Showa.

-Los Monstruos Invaden la Tierra (Kaiju Daisenso/Godzilla vs. Monster Zero/Invasion of Astro-Monster-Toho Company Ltd./UPA-1965-)*

Dirección: Ishiro Honda


Producción: Tomoyuki Tanaka


Guión: Shinichi Sekizawa


Música: Akira Ifukube


Fotografía: Hajime Koizumi


Efectos especiales: Eiji Tsuburaya


Protagonistas: Nick Adams (Glenn), Haruo Nakajima (Godzilla), Akira Takarada (Fuji), Kumi Mizuno (Namikawa), Jun Tazaki (Dr. Sakurai), Akira Kubo, Keiko Sawai y Yoshio Tsuchiya.


Monstruos invitados: King Ghidorah (Shoichi Hirose) y Rodan


Duración: 96 min.

Dos astronautas, uno norteamericano y otro japonés, aterrizan en el planeta X. El mismo se encuentra habitado por una civilización que se esconde bajo su superficie debido a la amenaza de una criatura gigante llamada Monster Zero, quien no es otro que King Ghidorah.

Los extraterrestres, unos japoneses con cascos raros, le piden a la Tierra que les preste algunos de sus monstruos (Godzilla y Rodan) para que destruyan la amenaza. A cambio de ello entregaran un medicamento que se encargará de curar todas las enfermedades.

Pero todo termina siendo una trampa de los alienígenas, los cuales desean controlar a todos los monstruos para así poder invadir nuestro planeta. La oportuna intervención de un científico logra que Godzilla y Rodan escapen al control alienígena y se encarguen de evitar la artera invasión.

Esta película, que fue estrenada sin corte alguno en los EE.UU. en 1970, fue una co-producción entre Toho y UPA, propiedad de Henry G. Saperstein y contó con la actuación de Nick Adams, un actor de segunda o tercera categoría que fue a trabajar a Japón por el sushi y la coca.

Un dato “curiosísimo” que es digno de ser contado es que Los Monstruos Invaden la Tierra fue estrenada en el circuito de cines porno (debe ser por el tema del planeta X) para lo cual le quitaron todas las escenas de peleas entre los monstruos y se le agregaron escenas de marcado corte pornográfico.

¡Godzilla está que arde!

-La Isla de los Bambúes Rojos/Los Monstruos del Mar/La Isla de los Bambúes Rojos (Gojira, Ebirah, Mosura Nankai no Daiketto/Ebirah, Horror of the Deep/Godzilla vs. The Sea Monsters- Toho Company Ltd. (-1966-)*

Dirección: Jon Fukuda


Producción: Tomoyuki Tanaka


Guión: Shinichi Sekizawa


Música: Masaru Sato


Efectos especiales: Teisho Arikawa, Teroyushi Nakano y Eiji Tsuburaya


Protagonistas: Haruo Nakajima (Godzilla), Akira Takarada (Yoshimura), Toru Watanabe (Ryota Kane), Toru Ibuki (Yata Kane), Choutarou Tougin (Ichino), Hideo Sunazuka, Kumi Mizuno, Pair Bambi y Jun Tazaki


Monstruos invitados: Ebirah (Yu Sekida), Mothra y Ookondoru 


Duración: 87 min.


Luego de haber sufrido los embates de una gran tormenta y el ataque de una especie de cangrejo/langosta gigante conocido como Ebirah, unos naufragos llegan a una isla en donde se encuentra la base secreta de la organización terrorista denominada Los Bambúes Rojos, los cuales están construyendo bombas atómicas.
Para complicar las cosas hace su aparición Godzilla, el cual ha sido revivido gracias a unas descargas eléctricas que caen en una caverna en la cual yacía dormido... o algo parecido. 

Totalmente despierto, se enfrentará a Ebirah (que se halla bajo el comando de los terroristas), posteriormente se las verá con un pajarraco gigante parecido a un zopilote embalsamado y, para finalizar su cruzada, destruirá la base secreta. Antes de que la isla explote, hará su aparición Mothra quien se encargará de salvar a los naufragos.

Es de destacar que este es el primer film en el que Godzilla comienza a transformarse en una inequívoca fuerza del bien, muy alejada de la imagen terrorífica (bueno, no tanto) que había tenido hasta ese momento.

Debido a su pobre taquilla en los cines nipones, el film fue estrenado únicamente en la televisión de los EE.UU. gracias Walter Reade Organization. En la Argentina fue editada en VHS con el título La Isla de los Bambúes Rojos.

- El Hijo de Godzilla (Kaiju to No Kessen: Gojira no Musuko/Son of Godzilla-Toho Company Ltd.-1967-)*

Dirección: Jun Fukuda


Producción: Tomoyuki Tanaka


Guión: Shinichi Sekizawa y Kazue Shiba.


Música: Masaru Sato


Fotografía: Kazuo Yamada


Efectos especiales: Sadamasa Arikawa y Eiji Tsuburaya


Protagonistas: Yu Sekida y Seiji Onaka (Godzilla), Akira Kubo (Goro Maki), Tadao Takashima (Dr. Tsunezo Kuzumi), Akihiko Hirata (Dr. Hujisaki), Bibari “Beverly” Maeda (Saeko Matsumiya), Yoshio Tsuchiya, Kenji Sahara y Keníchiro Maruyama.


Monstruos invitados: Minilla/Minya (Little Man Chan), Kumonga/Spiga y Kamacuras/Gimantis


Duración: 86 min.

Debido a un fallido experimento climatológico realizado en la Isla Solgell, unos mantis (Kamacuras) y una araña (Kumonga) crecen de manera desmesurada y atacan al hijo de Godzilla. Es así como ¿papá/mamá? sale en defensa del enano disfrazado… digo, el pequeño vástago.

Luego de derrotar a sus enemigos, tanto Godzilla como Minya quedan congelados debido a una alteración climática… hasta la próxima película.

Esta vez, el traje de Godzilla fue usado por Yu Sekida y Seiji Onaka, en tanto que Minya estuvo interpretado por un famoso enano llamado Little Man Chan. Tanto los Kamacuras como Kumonga eran marionetas que fueron manipuladas por Fumio Nakadai.

En los EE.UU. la película fue estrenada directamente en los circuitos televisivos por Walter Reade Organization en el año 1969.

- Invasión Extraterrestre (Kaiju Soshingeki/Destroy All Monsters-Toho Company Ltd./American International Pictures -1968-)*

Dirección: Ishiro Honda


Producción: Tomoyuki Tanaka


Guión: Ishiro Honda y Takeshi Kimura


Música: Akira Ifukube


Fotografía: Taiichi Kankura


Efectos especiales Eiji Tsuburaya y Sadamasa Arikawa


Protagonistas: Akira Kubo (Capitan Katsuo Yamabe), Jun Tazaki (Dr. Yoshido), Yukiko Kobayashi (Kyoko Manabe), Yoshio Tsuchiya (Dr. Otani), Kyoko Ai y Andrew Hughes.


Monstruos invitados: Mothra, Gorosaurus, Manda, King Ghidorah, Minya/Minilla, Rodan, Angiurus, Kumonga, Baragon y Varan.


Duración: 88 min.

Es el “futuro” de 1999. El Consejo Científico de las Naciones Unidas ha encerrado a todos los monstruos en la isla Ogasawara, la cual se halla rodeada por un campo electromagnético, con el fin de tenerlos bajo control. Pero todo se irá al traste cuando una raza extraterrestre guerrera llamada Kilaaks rapta a los monstruos y los manda a destruir a las mayores capitales del mundo.
Cuando todos los pisamaquetas se reúnen para dirigirse hacia el Japón, las fuerzas terrestres logran destruir la base lunar de los Kilaaks y retoman el control de los monstruos. En la batalla final hace su aparición el malvado King Ghidorah, pero este será apaleado junto a sus amos por la acción conjunta de Godzilla y sus muchachos.

Luego del fracaso comercial de la anterior entrega, Ishiro Honda y Tomoyuki Tanaka tuvieron la idea de juntar a todos los monstruos de la factoría Toho en un único y espectacular film, que fue estrenado con motivo del 20° aniversario de los films Kaiju. Si bien está considerada como una de las películas míticas del género, en su desarrollo comienza a notarse las señales de una inevitable decadencia e infantilización de la saga.

Este film fue distribuido en los EE.UU por American International Pictures.

- La Isla de los Monstruos (Gojira, Minira, Gabara: Oru Kaiju Daishingeki/Godzilla Revenge´s/All Monsters Attack-Toho Company Ltd./UPA/Maron Film-1969-)

Dirección: Ishiro Honda

Producción: Tomoyuki Tanaka

Guión: Shinichi Sekizawa

Música: Kunio Miyauchi

Fotografía: Sokei Tomioka

Efectos especiales: Eiji Tsuburaya y Teruyoshi Nakano

Protagonistas: Haruo Nakajima (Godzilla), Tomonori Yazaki (Ichiro Miki), Kenji Sahara ((Kenkichi “Tack” Miki), Eisei Amamoto (Shinpei Inami), Hidemi Ito (Sachiko), Junichi Ito y Sachio Sakai.

Monstruos invitados: Minya/Minilla (Marchan The Dwarf y Midori Uchiyama), Gabara (Yasuhiko Kakuko y Yu  Sekida). Kamacuras, Ebirah, Daikonduru y Kumonga.

Duración: 69 min.

Un niño solitario viaja en un avión de línea a Monster Island y se hace amigo del hijo de Godzilla (el cual habla de igual a igual con el pequeño) y, por supuesto, de su papá. Como monstruo contrincante, hará su aparición Gabara, una especie de dinosaurio que tiene la habilidad de lanzar cargas eléctricas.
Por suerte, para el niño y los sufridos espectadores, todo es un sueño que ayudará al pequeño a convertirse en héroe cuando tiene la oportunidad de atrapar a unos ladrones.

Debido al gran éxito obtenido entre los chicos por el monstruo Gamera, una tortuga gigante nacida en los estudios rivales Daiei, los productores de la Toho instaron a que el dinosaurio mutante cambiara su salvaje manera de actuar por la de un virtual héroe defensor del planeta y amigo de los niños.

No tuve oportunidad de verla, lo cual es una suerte, ya que este film apesta por donde se lo mire. Tan solo me queda destacar que, dentro de la horrible música creada por Kunio Miyauchi había un tema de corte infantil cuyo título era “Go! Go! Gojira…”

La Isla de los Monstruos fue preestrenada en algunas salas de USA con el título de Minya, Son of Godzilla, demostrando de manera inmediata su destino para el fracaso. Es por ello que la distribuidora Maron Film la relanzó con el engañoso título de Godzilla´s Revenge, con 22 minutos menos pero igual destino de fracaso.

- Godzilla vs. Hedora/Hedorah, La Burbuja Tóxica (Gojira tai Hedora/Godzilla vs. Smog Monster-Toho Company Ltd.-1971-)

Dirección: Yoshimitsu Banno

Producción: Tomoyuki Tanaka

Guión: Yoshimitsu Banno y Takeshi Kimura.

Música: Riichiro Manabe

Fotografía: Yoichi Manoda

Efectos especiales: Shokei Nakano

Protagonistas: Tomoyuki Tanaka (Godzilla), Akira Yamauchi (Dr. Toru Yano), Toshio Shiba (Yukio Keuchi), Hiroyuki Kawase (Ken Yano), Keiko Mari (Miki Fujiyama) Toshie Kimura (Toshie Yano)

Monstruos invitados: Hedorah, the Smog Monster (Kenpachiro Satsuma)… un monstruo que es puro humo (¡Cuac!)

Duración: 87 min.

La gran polución existente en tierras japonesas permite la aparición una extraña entidad que se alimenta de la contaminación y hace llover ácido. Afortunadamente, Godzilla se encuentra del lado de la humanidad y se ha transformado en un avatar de la madre Tierra, por lo que el inevitable combate por el futuro del planeta da inicio.
El propósito de esta producción es dar un alerta sobre la contaminación ambiental y coloca a Godzilla en el status de defensor de la Tierra. La misma es una extraña amalgama entre el cine de terror (con escenas de marcado carácter Gore), un infantilismo ridículo y una psicodelia propia de la época en la que fue filmada.

La filmación de la misma estuvo afectada por numerosos contratiempos, entre los que se cuentan la apendicetomía de emergencia practicada en Satsuma (que interpretaba a Hedorah) y la hospitalización de quien se vestía con el pesado traje de Godzilla.

En EE.UU. sería conocida como Godzilla vs. Smog Monster y fue distribuida por American International Pictures en 1972.

CONTINUARÁ...

NOTAS:

(1) Según se cuenta, ese nombre realmente era el apodo de un empleado de la Toho que se caracterizaba por su gran tamaño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada